RSS

Archivo de la categoría: cine de culto

El salario del miedo….. Invisibles cadenas


el salario del miedo - Henri Georges Clouzot

el salario del miedo – Henri Georges Clouzot

Lugar olvidado, donde el tiempo se pierde como si no existiera en esta trampa condenatoria de cerrojos inexistentes. Anclados, a esa puerta abierta para la entrada cuando no hay otro lugar donde llegar y candada hacia una salida cada día mas lejana. Distante y difusa, pero cuya sola imagen nos adormece en un cuidado bucle sin fin, que es aderezado por el eterno fatalismo del destino.

Que nos desposeerá de todo, abandonándonos después a la desidia si exceptuamos quizás…. Esa memoria maldita, que acompaña siempre a los refugiados caducos ya de oportunidades. El motivo, mejor correr un tupido y espeso velo que lo oculte eternamente en este perdido estercolero.

Maldita pobreza palpable, que se siente como algo mas que un decorado de cartón piedra. Sensación conseguida, en base a una fotografía de expresividad absoluta que duele sin querer hacerlo. Y si, no hay trabajo, no hay papeles, en realidad solo desilusión y calor torrencial. Apatía, no exenta de la indolencia del perdedor tras la que un día tras otro se penaran los pecados cometidos o por realizar.

Desprendiendo, resignación sudorosa para un grupo de nativos y refugiados europeos a los que se les adivina un pasado tan turbio como el agua que beben. Pero todavía hay clases hasta en el averno y ambos grupos, diferenciados por invisibles lineas de raza. Pero a la vez, hermanados en el abandono a su suerte en este país bananero que cuesta situar en cualquier mapa.

Prologo extenso y dilatado, pero necesario para crear empatia y la sensación de desarraigo antes de empezar un viaje desolador. Que tras un accidente, se ofrece como plan de escape. De salida donde nunca la hubo y como tal, sera abrazada y soñada como ultima oportunidad inesperada que el destino nos brinda con sus habituales dientes de fiera.

Una tonelada de nitroglicerina como irresistible y tentador cebo. Transportada, en dos camiones sin amortiguacion y exentos de cualquier preparación para albergar explosivos Que rodaran por caminos que evitarían las mismas cabras persiguiendo la esperanza de ese engañoso premio que no es otro….. Que la libertad de elegir una salida. Y ante eso, quien piensa en el peligro, en lo imposible. Simplemente en hacerlo, en conseguirlo a cualquier precio aunque ese sea una vida que en realidad hace tiempo dejo de serlo.

El salario del miedo -  Yves Montand - Charles Vanel,

El salario del miedo – Yves Montand – Charles Vanel,

Y la tensión empieza a fluir como arte de magia y olvidamos que algunos secundarios sean de chiste. Da igual que no estén a la altura de la película, el espectáculo ha empezado y en cada curva, en cada obstáculo mas demoledor que el anterior sufrimos con ellos. Permanecemos junto a los conductores deseando que acabe ese infierno de calor barro y muerte. Que por una vez, todo suceda como debería y que el final sea distinto al único posible..

Y mientras llega, simplemente avanzar hacia la meta ansiada. Hacia esa luz que nos niega una naturaleza depredadora extasiada ante un sistema que la potencia, haciendo de nosotros simples animales acorralados y peligrosos .Embadurnados de barro y negándonos a desfallecer en esta artesanía cinematográfica de tensión perfecta. Basada en primeros planos y cámara firme que emanan la angustia de un par de indeseables, jugando su ultima carta contra la fatalidad marcada.

Película, cien veces imitada posteriormente en mas recientes films y de la que han bebido multitud de directores. Pero a la que ninguno ha sabido dotar de la demoledora critica social en tono existencial que se desparrama a lo largo de toda la cinta. Ni tampoco acercarse a la profundidad del relato de caracteres en personajes parcos en palabras y aun así, capaces de transmitir ese realismo despiadado que la hace ser única

Donde lo honorable se da la mano con lo mas vil, en un viaje absolutamente desolador que te mantiene pegado al asiento como si tu fueras uno mas desafiando a ese destino inmisericorde. Y esto sucede, no solo por la tensión perfecta desgranada en cada viraje del volante. También por la profundidad de lo que nos están contando, donde el hombre pasa a ser un monigote zarandeado por un sistema donde la oferta es escasa y la demanda, nos convierte en dementes dispuestos a realizar lo que sea a cambio de una esperanza por ilógica que sea.

De un trozo de tiempo por el que venderemos lo invendible, intentando escapar de esa miseria a la que somos condenados. Migajas, que se nos ofrecen ante la indiferencia de quien nos paga por ello. Comprándonos nuestra conciencia, nuestra esencia, sabedor de que nuestra vida no vale mas que ese billete hacia un futuro que posiblemente no tarde en ser mas que el reflejo del mismo presente del que huimos. Película absolutamente demoledora y plena de fatalidad, donde se combina critica social y acción trepidante de manera sencillamente magistral……

 

Anuncios
 
50 comentarios

Publicado por en 22 marzo, 2015 en Cine, cine clasico, cine de culto, cine negro, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La gran belleza…… Inmortal y eterna


Paolo Sorrentino - la gran bellezaPara soportar lo efímero del presente, casi siempre se bucea en el pasado. Quizás, como mecanismo de dilatación ante un ocaso cada vez mas cercano. En el que un sublime instante de belleza capturado en la memoria perdida. Lo es todo y es la nada también.

Tiempo que se diluye, se escapa entre imaginarios dedos, atenazados a una terraza engalanada de fiesta perpetua. Donde quien ya dejo atrás sus días de gloria, disfruta como inmortal maestro de ceremonias en un banal carnaval de vanidades.

Monótono y vació, ante la risa perpetua como antídoto a la negación de lo que se pudo haber sido y no se fue. Lo que quedo en el camino, recordado en paseos solitarios ante una ciudad que te conoce y hace tiempo que ya no te ríe los chistes.

Ceguera antigua, hoy añorada por neones nocturnos que iluminan a cincuentones y ninfas con pretensiones de intelectualidad. Moviéndose en un extraño circo, al ritmo de una Raffaella Carra remozada para estos tiempos de prisas. Otra vez solo quizás, ambiente de suntuosidad y derroche salpicado de patetismo.

Mostrando, precisamente lo contrario de lo que se filma, en una hipnótica y atrayente bacanal de los sentidos. Ya que el aparente desenfreno, no es mas que melancolía por ese desgarro de un tiempo que se acaba. Generosamente perseguido, por quien no lo posee y ansia retornar los pasos caminados

Fotografiando mas que filmando, en una permanente disección de sentimientos desnudos que se intuyen mas que se gritan. Quedando grabados en una cámara, que va moviéndose sin pausa en las escenas de serena belleza y retratando mucho mas que lo que se ve, en las que son puro desenfreno.

Jugando al gato y al ratón con nosotros, para alejarse totalmente de eso que llaman nudo y desenlace. Haciendo gala de un dominio magistral, que se funde en un montaje tan extravagante como caótico. Capaz de sacudirte en un mosaico de sensaciones, en base a escenas a momentos que se quedan grabados, de una historia que en realidad carece de continuidad.

la gran belleza - Paolo Sorrentino

la gran belleza – Paolo Sorrentino

Y eso es una gran virtud, ya que no solo se consigue que no naufrague y sobreponiéndose a su carencia, nos atrapa un argumento totalmente deslazado en esta sucesión de habitantes de la nada. Que adornan su vació existencial, entre suntuosos vestidos y escritores que en realidad nadie lee..

Mientras en su locura contagiosa, intentan engañar al tiempo a través de ese dios pagano llamado Botox. Para después diluirlo, entre artistas de nulo talento mas que para la autopublicidad. Lo pretendidamente glamuroso, lo intelectualmente aceptado como innovador. No es mas que la fachada, en la que se escudan los que en realidad nacieron para esta nada de la que nunca querrían salir

Emergiendo entre todos ellos, un magistral personaje de indolencia serena. Que ya sesenton, aborda esa sutil autoflagelacion que se produce cuando el peso de la ausencia nos asfixia.  En realidad, que haces aquí querido Jem Gambardella, rodeado de semejante despropósito…., Tu, estabas destinado a la sensibilidad, pero…Que paso entonces?..

Y eso, es lo que nadie nos cuenta, en una historia que no existe. Y aun así, lo intuimos en esta torrencial locura de fiesta continua, en contraste con la belleza de lo clásico. Lo que no muere, lo inalterable como refugio de vida acariciando una extraña película de fascinante belleza.

Combinando planos que aplaudiría Visconti, con otros propios de cualquier director imberbe de cámara epiléptica. Donde las referencias a fellini son palpables, donde hay enanos y anacronismos, Gente de la farandula y empresarios buscados. Donde la religión es pura publicidad, en contraste con una santa que sin duda lo es. Aunque todo lo que la rodee, este embutido de la falsedad acorde con los tiempos actuales.

Salpicando entre pinceladas, las imágenes mas bellas vistas de una ciudad que se erige como segunda o quizás primera protagonista. Gritando su historia que ya nadie quiere escuchar, en un mundo que no es mas que un microcosmo de fama no merecida. Donde, interiormente todo se desgarra sin dejar nunca de reír, de asirse a esa pose indolente de superioridad heredada de las clases nobles.

Y mientras todo se hunde sin aparentarlo. La serena belleza de lo eterno, de lo clásico permanece inamovible como símbolo de perfección, ante la necedad de un presente tan defectuosamente gestado.

 
66 comentarios

Publicado por en 26 septiembre, 2014 en Cine, cine actual, cine de culto

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deseando amar…… Espinoso Rosal


Deseando amar  - Tony Leung Chiu Wai -  Maggie CheungDensa nube taciturna que empaña estelas perdidas. Eternamente heridas, dibujando sombras que se pierden, cuando la suerte es tan esquiva como traicionera.

Buscando sin buscar, en una mirada larga que se diluye entre las brumas de un floreado vestido. Ella, simplemente ella y el eterno femenino, que se deshoja. Como manzana envenenada volcada en un vaso vació.

Quizás, un suspiro en la tormenta sin respuesta posible y por ello. Desgarrador, en un silencio hiriente acentuado por un tejido de encuentros y desencuentros. Donde el eterno baile del amor se juega sin jugarlo. En realidad, como invitados de piedra a un convite de otros que suponemos lejanos. Ya que, ni tan siquiera poseen nombre o identidad

Juego de extraños, a través de transparencias orientales filmadas de manera extravagante. Donde es mas lo que se vislumbra que lo que se muestra, acentuando con ello la sensación de desasosiego. De soledad, entre lluvia y claroscuros de calles desiertas.

De rojos imposibles y gente sin nombre que se mueve sin guion aparente. Sin historia, ni dramas mas que el diminuto detalle de belleza dolorosa susurrada en el silencio.

Película que se construye en base a una traición. A través de la cual dos almas heridas transitan un terreno ilegal sin nunca traspasarlo. Terreno acotado, donde la soledad anida ebria de angustia en tormentos interiores. Incapaces, de mostrar lo que sienten.

deseando amar (in the mood for love) - wong kar wai

deseando amar (in the mood for love) – wong kar wai

Arquitectura efímera, rodada en total anarquía temporal, donde pasado y presente no importan mientras nosotros. Espectadores atónitos, asistimos entre vidrios coloreados, visillos o escaleras, como husmeador sin invitacion a una historia que nunca sera…. De cristales esparcidos por el suelo

Un cigarro melancólico, cuando los ojos son un desierto. Un roce apenas visible de unas manos que se queman al contacto. El bamboleo de unas caderas al ritmo de una música hipnótica y cadenciosa que acompasan perfectamente. Esas furtivas miradas de un amor que se palpa, pero nunca se da en una apuesta directa al corazón.

Construida, cuando ser amigos cuesta mas que ser amantes. Y hasta respirar es algo que se aleja, en esa angustia de sentirse abandonado, en un barco que se hunde absolutamente roto por dentro. Olvidado por quien se fue, pero aun esta aquí, alejado sin duda de la tormenta interior desatada

Barco que navega sin rumbo fijo. Arrastrando pedazos que son jirones de historias rotas, aferradas a un simple abrazo fuerte. Como corrosiva tabla de salvación por encima de miedos y perjuicios. Desgraciadamente, anclada, por quien trae heridas que son un eclipse de silencios.

No preguntes que pasa, simplemente siéntete en casa y observa desde la reja esos dos segundos que faltan para que cada mirada termine en un beso apasionado. Que muere, antes de nacer en una pena surgida del llanto por lo perdido y no….Por lo hallado

Película lírica y nostálgica. Plena de florituras de una cámara firme que rueda a base de pequeños detalles, una historia de cuando no queda nada mas que las ganas de llorar. Frente a frente, dos almas destinadas a estar juntas, pero eternamente separadas por secretos susurrados en un hueco. Luego tapado, para ser mortalmente olvidado.

Tarea ardua e imposible, por ello, dura como pocas sin apenas palabras. En su lugar, imágenes que traspasan la pantalla dejando la sensación de que el amor duele. Pero no tenerlo, todavía mas.

e

 
46 comentarios

Publicado por en 31 marzo, 2014 en Cine, cine de culto, cine romantico, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sed de mal….. Oscuridad del soldado


Sed de mal - Marlene DietrichSiniestra y ambigua frontera entre el bien y el mal. Sinuosa y escarpada, donde el barroquismo enquistado en clave de expresionismo. Se diluye entre personajes que rozan una imbecilidad mas que latente.

Manejados sin saberlo. Agitados y nerviosos entre bambalinas, aupadas por el miedo y la corrupción reinante. Donde hilos de un tiempo que se escapa. Son gestados por quien desde su amargor, golpea a caricaturas de burócratas con corbata.

Que, conviven en perfecta armonía junto a delincuentes de chiste, en un película negra hasta el abismo. Lugar ideal para el extraño baile entre el maestro de marionetas y sus comparsas. Hoy grasiento y acabado. Sin nada que atraiga mas que su halo de infabilidad. De miseria, que se intuye tras una vida que no fue siempre así. Hoy amenazada por quien brilla todavía, por quien por el momento a escapado de la diosa oscura.

Dale tiempo y quizás sea un sosias o quizás no. En realidad, no todos conocen una gitana perturbadora de mirada hastiada. No todos son esposos de una mujer asesinada. La vida marca, cansa y ante todo….Mancha. Y en este lado de la cara oscura de cualquier frontera. Todo se ve tan negro, como los callejones que pueblan fotogramas de miseria latente.

Una bomba, como si es un cohete. Simple detonante para que el niño brillante, el no manchado, acabe con el que ya hace tiempo esta finiquitado. Y tu orondo personaje de otro tiempo, no puedes mas que desviar la mirada. Total, en este ambiente mortecino donde siempre parece que va amanecer…. Estamos en la batalla y no se ganan medallas, sin antes llamar a las puertas del diablo.

Teatral espejismo, donde nada es inalterable, Ni tan siquiera, ese eterno enfrentamiento entre el bien y el mal. Diluyéndose esta vez al contacto con el agua y el limite deja de estar claro. Lo negro también destiñe y los estallidos presagiaron la tormenta.. Una bomba y un foráneo. Poder bamboleado, soluciones expeditivas y final cantado. Buen hombre, mal policía. Descanse en paz.

Sed de mal - Orson Welles

Sed de mal – Orson Welles

Pero.. Antes de que todo concluya de manera tan intrincadamente poética. Existe un desarrollo muy distinto o quizás, una parodia de un genero para hacerlo grande. Revitalizarlo con movimientos de cámara imposibles, que casan perfectamente en un densidad narrativa que nos lleva a ese final lírico y demoledor.

En realidad, película de pocas y certeras frases, salpicadas por un esperpento de personajes que nunca pasan del chascarrillo malo. Ya que se podría decir que son… Secundarios necesarios para la gran farsa, pululando a través de un modernismo visual todavía no envejecido

Interactuando en movimientos anclados, aderezados por planos secuencia magistrales. Sombras verticales, que son oscuridad en realidad. Elipsis que uno tiene que imaginarse para ver el antes y el después enfrentados.

Y todo un despliegue visual para mostrar la cara mas sucia sin recurrir a bailes salvajes. A espectáculos rosas salpicados de gore y movimientos epilépticos. Ya que en esta película, los callejones son sucios. Resaltados por enfoques y descuadres que acompasan, un ambiente de locura claustrofobia. Los personajes dan asco y cada fotograma es mas negro que el anterior.. .

Y eso es lo que la hace grande. La eleva sobre otras aparentemente mas aclamadas de su director. Haciéndola lo que es, una obra de absoluto y total culto. Y como tal, repleta de fallos y aciertos debido quizás a que… La genialidad, siempre fue imperfecta…….

 
58 comentarios

Publicado por en 3 marzo, 2014 en Cine, cine de culto, cine negro

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Hana Bi….Marchitos Crisantemos


Hana bi - Takeshi KitanoVelo de dureza acariciado por un lirismo atroz. No exento de belleza extrema y sosegada… Que va diluyéndose, en lacónicos diálogos que condenan al destierro de la palabra.

Enjaulada, en algún lugar donde el tiempo parece detenerse. Para permutar, en cortantes cristales que amenazan con integrase en el silencio mas doloroso.

Espacio en el cual, rostros inexpresivos callan. Tan fríos como distantes y aun así, plenos de sentimientos lacerantes que se palpan mientras se mecen en su eterno vaiben…

Oscuro y lúgubre, como antesala de un sufrimiento subterráneo que emerge bajo ese torrente de sensaciones que no son contadas. Quizás, el triunfo de la imagen sobre la palabra. Logrado por un maestro de lo visual capaz de crear atmósferas opresivas….. En escenarios abiertos rebosantes de coloridos explosivos.

En los que su triste y melancólica atmósfera puede recrearse en la temeridad de las cosas marchitas.  En su permanente pesimismo, acrecentado por escenas interminables rodadas sobre planos largos. No fácil de asimilar por su lentitud aplastante que casa en permanente pío…Con la poesía hierática que se desparrama al igual que una enredadera para envolverlo todo..

Quizás, poseedora de una violencia excesiva y gratuita no exenta de un dolor que traspasa la pantalla. Licuandonos a través de notas musicales que cortan como navaja. En el particular mundo creado por un director donde cada fotograma es un esbozo de si mismo y una cometa puede ser…. Mucho mas de lo que parece.

Hana Bi - flores de fuego - Takeshi Kitano

Hana Bi – flores de fuego – Takeshi Kitano

Universo concebido, para ser eternamente salpicado por ese humor extraño característico de los tipos tristes. Lugar por el cual pululan seres desolados que caminan hacia un final tan duro, como bello. Siendo este quizás, uno de los mas impactantes de la historia del cine en su silencio.

Silencio que hiere y deja al espectador literalmente hundido en la butaca. Unos dirán que de sueño. Otros que sepan apreciar el arte que esconde…. De satisfacción ante un vendaval visual de sangre y nieve. Arboles en otoño y crisantemos.

Paisaje ideal donde penan almas heridas en permanente oposición a un mundo que no comprenden. Renunciando a el voluntariamente, como expiación de pecados no imaginarios. Sin olvidar en su infinita condena la devoción hacia quien se ama y su obsesión por una mar limpio como final de todo

Obra maestra de un director tan extraño como infinitamente poético. Capaz de transformar la violencia en taciturna melancolía. Anacronismo o combinación bizarra. Pero que sorprendentemente funciona, creando una desasosegadora muestra de talento oriental.

Obra imprescindible de un tipo de cine que simplemente entusiasma o deja indiferente… Sin termino medio. Y posiblemente la mas representativa de un autor como Takeshi kitano…

Desgraciadamente a la que solo se ha vuelto aproximar en Dolls, otra maravilla ya comentada que aunque parezca imposible. …Todavía mas triste y poética en su desencanto…

 
65 comentarios

Publicado por en 6 junio, 2013 en Cine, cine actual, cine de culto, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El silencio de un hombre….. Hierático Frió Polar


El silencio de un hombre - Jean-Pierre Melville -  Alain DelonA veces la fuerza de una película radica en sus silencios. En lo que no cuenta, pero se intuye. En pequeños detalles imperceptibles, que van creando el ambiente propicio donde desarrollar densas situaciones dramáticas

Momentos que se graban entre sombras y silencios dosificados. Espoleando nuestra imaginación para componer, una intriga muda sobre un pasado inexistente. Que de alguna forma, nos grita que debemos esforzarnos por descifrarlo.

Algo en apariencia sencillo, pero muy difícil en realidad de conseguir. Aunar sombras y silencios solo rotos por el canto de un pájaro  El denso humo de un cigarro y todo un calidoscopio de sensaciones vuelan sin saber bien el por que. Aunque …..Tal vez y solo tal vez… Sea eso la magia del cine. Algo que se da solo de vez en cuando y esta vez se produce en…….

Una película que es puro cine negro de belleza y fuerza arrebatadora, que cautiva en su silencio. Fría y distante como su protagonista. Un hierático y meticuloso asesino a sueldo de inquietantes guantes blancos. Interpretado de manera magistral por Alain Delon en probablemente….. El papel de su vida.

Desasosegadora muestra de talento interpretativo en esta obra maestra sobre un errante. Que se arrastra por los bajos fondos parisinos sin encontrar nunca su sitio. Ni aquí, ni en ningún lugar. Buscando un imposible, que como tal, va tejiendo su tela de araña que envolverá todo en un frió polar. Santo y seña de una historia, donde tras la escarcha se esconde un fuego que intuimos. Aunque nunca en realidad lleguemos a verlo.

Alain Delon  - el silencio de un hombre

Alain Delon – el silencio de un hombre

Narrada manteniendo un ritmo impecable, Sin elipsis que la lastren, se va desgranando una madeja típica en apariencia  Distinta por su desarrollo y plagada de imágenes cautivadoras que alcanzan su cenit cuando la soledad es palpable. Lugar donde brilla la película como pocas y crea un personaje ciertamente repetido mil veces. El mas reciente, en la aclamada Driver.

Elegante en su silencio. De conversación inexistente y emanando sufrimiento interior. Dotado de un código de honor extraño y una meticulosidad en su letal trabajo. Que le asemeja a un tigre, en busca de una presa condenada de antemano. Ya que este, es un mundo de asesinos serios. Poblado de gabardinas y sombreros, para protegerse de una lluvia derramada perpetuamente sobre tipos duros. Parcos en palabras, pero expeditivos en hechos.

De mujeres nocturnas que miran con deseo no exento de lastima. De policías tan letales como los perseguidos  en escenas magistralmente filmadas…. Y ante todo, la soledad de un hombre acorralado por todos en un espectral parís. Que alza sus calles en sombras perpetuamente empapadas, como  perfecta amante de un hastiado personaje. De mirada fría y distante, que basa su fuerza en gestos que lo dicen todo.

Película extraña como su protagonista. De una soledad que asfixia, llegando en algunos momentos a herir sin hacer la herida. Que rezuma pesimismo y un lirismo pocas veces visto en una pantalla. Cautivadora y ante todo triste. Como esa llovizna que salpica las calles donde la ciudad pierde su nombre. Entrelazándo vidas rotas en un juego de final tan incierto…. Como amenazador

Obra de culto con la que su director Melville, alcanza su cota mas alta. Irrepetible icono del cine policíaco francés que el tiempo ha convertido en una joya para muchos escondida y aun por descubrir. …..

 
49 comentarios

Publicado por en 26 abril, 2013 en Cine, cine de culto, cine negro

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,