RSS

Archivo de la etiqueta: cine europeo

El silencio de un hombre….. Hierático Frió Polar


El silencio de un hombre - Jean-Pierre Melville -  Alain DelonA veces la fuerza de una película radica en sus silencios. En lo que no cuenta, pero se intuye. En pequeños detalles imperceptibles, que van creando el ambiente propicio donde desarrollar densas situaciones dramáticas

Momentos que se graban entre sombras y silencios dosificados. Espoleando nuestra imaginación para componer, una intriga muda sobre un pasado inexistente. Que de alguna forma, nos grita que debemos esforzarnos por descifrarlo.

Algo en apariencia sencillo, pero muy difícil en realidad de conseguir. Aunar sombras y silencios solo rotos por el canto de un pájaro  El denso humo de un cigarro y todo un calidoscopio de sensaciones vuelan sin saber bien el por que. Aunque …..Tal vez y solo tal vez… Sea eso la magia del cine. Algo que se da solo de vez en cuando y esta vez se produce en…….

Una película que es puro cine negro de belleza y fuerza arrebatadora, que cautiva en su silencio. Fría y distante como su protagonista. Un hierático y meticuloso asesino a sueldo de inquietantes guantes blancos. Interpretado de manera magistral por Alain Delon en probablemente….. El papel de su vida.

Desasosegadora muestra de talento interpretativo en esta obra maestra sobre un errante. Que se arrastra por los bajos fondos parisinos sin encontrar nunca su sitio. Ni aquí, ni en ningún lugar. Buscando un imposible, que como tal, va tejiendo su tela de araña que envolverá todo en un frió polar. Santo y seña de una historia, donde tras la escarcha se esconde un fuego que intuimos. Aunque nunca en realidad lleguemos a verlo.

Alain Delon  - el silencio de un hombre

Alain Delon – el silencio de un hombre

Narrada manteniendo un ritmo impecable, Sin elipsis que la lastren, se va desgranando una madeja típica en apariencia  Distinta por su desarrollo y plagada de imágenes cautivadoras que alcanzan su cenit cuando la soledad es palpable. Lugar donde brilla la película como pocas y crea un personaje ciertamente repetido mil veces. El mas reciente, en la aclamada Driver.

Elegante en su silencio. De conversación inexistente y emanando sufrimiento interior. Dotado de un código de honor extraño y una meticulosidad en su letal trabajo. Que le asemeja a un tigre, en busca de una presa condenada de antemano. Ya que este, es un mundo de asesinos serios. Poblado de gabardinas y sombreros, para protegerse de una lluvia derramada perpetuamente sobre tipos duros. Parcos en palabras, pero expeditivos en hechos.

De mujeres nocturnas que miran con deseo no exento de lastima. De policías tan letales como los perseguidos  en escenas magistralmente filmadas…. Y ante todo, la soledad de un hombre acorralado por todos en un espectral parís. Que alza sus calles en sombras perpetuamente empapadas, como  perfecta amante de un hastiado personaje. De mirada fría y distante, que basa su fuerza en gestos que lo dicen todo.

Película extraña como su protagonista. De una soledad que asfixia, llegando en algunos momentos a herir sin hacer la herida. Que rezuma pesimismo y un lirismo pocas veces visto en una pantalla. Cautivadora y ante todo triste. Como esa llovizna que salpica las calles donde la ciudad pierde su nombre. Entrelazándo vidas rotas en un juego de final tan incierto…. Como amenazador

Obra de culto con la que su director Melville, alcanza su cota mas alta. Irrepetible icono del cine policíaco francés que el tiempo ha convertido en una joya para muchos escondida y aun por descubrir. …..

 
49 comentarios

Publicado por en 26 abril, 2013 en Cine, cine de culto, cine negro

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Gatopardo…..Exquisita Belleza


El gatopardo.- Claudia Cardinale - Burt LancasterPerpetuarse y adaptarse a modernos tiempos de cambio. Triste melodía de piano y violín, para tan audaz jugada y mas… Cuando todo parece cabeza perdida desde las brumas de la antesala del olvido.

Lugar anclado en el pasado, donde un descendiente de conquistadores. Alza la mirada ante el avance de esos metálicos verdugos de sonrisa amplia y dagas que nunca ves.

Que sustituirán, viejos valores todavía patrimonio de una clase ya con el certificado de defunción en la mano.. Por otros quizás en apariencia distintos… En realidad irremediablemente iguales.

Caducos y perdidos en el tiempo si, pero que plasman lo que el es, ha sido y sera siempre y hoy…Serán usurpados por mercaderes. Representantes de un muevo poder en alza y este príncipe de porte altivo, estará con ellos y sera su valedor mas fiel.

Que los desprecie, un mero accidente, total la sustancia histórica se perpetua y diversos regímenes de poder. Necesitan que todo cambie, para que nada lo haga. Y aun así, podría oponerse por principios que gritan desde lo mas recóndito del alma o por el contrario.

Sumarse activamente a lo nuevos amos de la baraja. Pero sinceramente, consciente de que ya no encaja en ningún sitio….Se abandona a la triste cancion de la orquesta del desencanto en una narración barroca de belleza escultórica. Donde se define la decadencia, lo que se va y lo que esta por venir. Mirada nostálgica, hacia un pasado que se pierde ante el empuje de quien sabe jugar sus cartas. De un mundo que se hunde.

Bañado en la agridulce melancolía fruto de un hondo lamento, que grita sordamente que en realidad, todo es inamovible.. … Por todo ello, si hay que bailar, bailaremos, aunque el entusiasmo se pierda en el guardarropa….

El gatopardo - Burt Lancaster

El gatopardo – Burt Lancaster

Suntuosa joya que como si fuera un colorario, plasma en finos trazos pinceladas del mejor cine europeo. Elegante y exquisita a la vez que desmedida. Técnicamente rozando la perfección y dotada de una inmortal melodía compuesta por el maestro Nino Rota. Resaltada por la apabullante y bella fotografiá de Giuseppe Rotunno.

Dando como resultado, una obra imperecedera surgida de la pluma de un novelista como Lampedusa en su única y celebrada novela. Adaptada para el cine por un maestro en crear ambientes fastuosos y decadentes llamado Luchino Visconti.Que consigue aglutinar, toda la fuerza necesaria para narrar lentamente y sin prisas, el hundimiento de una clase social que como un hondo lamento. Se sostiene entre imágenes de belleza exquisita

Creando un personaje, herido eternamente por la insatisfacción. Apesadumbrado ante el inexorable paso del tiempo, el deterioro físico y el ocaso de una sociedad que se derrumba para dejar su lugar a otra. Representado por Burt Lancaster de manera magistral, en una interpretación que ha quedado para la historia como símbolo de lo que se fue. De la elegancia y de unos tiempos que se perdieron con la lluvia….

Arropado por dos floreros como Alain Delon y Claudia Cardinale, que aportan belleza al conjunto. Ya que ante todo es un cuadro, un bello lienzo salido de la mente de un director capaz de adaptar mundos de arrebatadora belleza a la decadencia de su mensaje. Como ya demostró en su otra obra maestra que es …..Muerte en Venecia.

 
72 comentarios

Publicado por en 15 enero, 2012 en Cine, cine clasico, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,