RSS

Archivo de la etiqueta: tiempo

La gran belleza…… Inmortal y eterna


Paolo Sorrentino - la gran bellezaPara soportar lo efímero del presente, casi siempre se bucea en el pasado. Quizás, como mecanismo de dilatación ante un ocaso cada vez mas cercano. En el que un sublime instante de belleza capturado en la memoria perdida. Lo es todo y es la nada también.

Tiempo que se diluye, se escapa entre imaginarios dedos, atenazados a una terraza engalanada de fiesta perpetua. Donde quien ya dejo atrás sus días de gloria, disfruta como inmortal maestro de ceremonias en un banal carnaval de vanidades.

Monótono y vació, ante la risa perpetua como antídoto a la negación de lo que se pudo haber sido y no se fue. Lo que quedo en el camino, recordado en paseos solitarios ante una ciudad que te conoce y hace tiempo que ya no te ríe los chistes.

Ceguera antigua, hoy añorada por neones nocturnos que iluminan a cincuentones y ninfas con pretensiones de intelectualidad. Moviéndose en un extraño circo, al ritmo de una Raffaella Carra remozada para estos tiempos de prisas. Otra vez solo quizás, ambiente de suntuosidad y derroche salpicado de patetismo.

Mostrando, precisamente lo contrario de lo que se filma, en una hipnótica y atrayente bacanal de los sentidos. Ya que el aparente desenfreno, no es mas que melancolía por ese desgarro de un tiempo que se acaba. Generosamente perseguido, por quien no lo posee y ansia retornar los pasos caminados

Fotografiando mas que filmando, en una permanente disección de sentimientos desnudos que se intuyen mas que se gritan. Quedando grabados en una cámara, que va moviéndose sin pausa en las escenas de serena belleza y retratando mucho mas que lo que se ve, en las que son puro desenfreno.

Jugando al gato y al ratón con nosotros, para alejarse totalmente de eso que llaman nudo y desenlace. Haciendo gala de un dominio magistral, que se funde en un montaje tan extravagante como caótico. Capaz de sacudirte en un mosaico de sensaciones, en base a escenas a momentos que se quedan grabados, de una historia que en realidad carece de continuidad.

la gran belleza - Paolo Sorrentino

la gran belleza – Paolo Sorrentino

Y eso es una gran virtud, ya que no solo se consigue que no naufrague y sobreponiéndose a su carencia, nos atrapa un argumento totalmente deslazado en esta sucesión de habitantes de la nada. Que adornan su vació existencial, entre suntuosos vestidos y escritores que en realidad nadie lee..

Mientras en su locura contagiosa, intentan engañar al tiempo a través de ese dios pagano llamado Botox. Para después diluirlo, entre artistas de nulo talento mas que para la autopublicidad. Lo pretendidamente glamuroso, lo intelectualmente aceptado como innovador. No es mas que la fachada, en la que se escudan los que en realidad nacieron para esta nada de la que nunca querrían salir

Emergiendo entre todos ellos, un magistral personaje de indolencia serena. Que ya sesenton, aborda esa sutil autoflagelacion que se produce cuando el peso de la ausencia nos asfixia.  En realidad, que haces aquí querido Jem Gambardella, rodeado de semejante despropósito…., Tu, estabas destinado a la sensibilidad, pero…Que paso entonces?..

Y eso, es lo que nadie nos cuenta, en una historia que no existe. Y aun así, lo intuimos en esta torrencial locura de fiesta continua, en contraste con la belleza de lo clásico. Lo que no muere, lo inalterable como refugio de vida acariciando una extraña película de fascinante belleza.

Combinando planos que aplaudiría Visconti, con otros propios de cualquier director imberbe de cámara epiléptica. Donde las referencias a fellini son palpables, donde hay enanos y anacronismos, Gente de la farandula y empresarios buscados. Donde la religión es pura publicidad, en contraste con una santa que sin duda lo es. Aunque todo lo que la rodee, este embutido de la falsedad acorde con los tiempos actuales.

Salpicando entre pinceladas, las imágenes mas bellas vistas de una ciudad que se erige como segunda o quizás primera protagonista. Gritando su historia que ya nadie quiere escuchar, en un mundo que no es mas que un microcosmo de fama no merecida. Donde, interiormente todo se desgarra sin dejar nunca de reír, de asirse a esa pose indolente de superioridad heredada de las clases nobles.

Y mientras todo se hunde sin aparentarlo. La serena belleza de lo eterno, de lo clásico permanece inamovible como símbolo de perfección, ante la necedad de un presente tan defectuosamente gestado.

Anuncios
 
66 comentarios

Publicado por en 26 septiembre, 2014 en Cine, cine actual, cine de culto

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Muerte en Venecia…..belleza efimera


Luchino Visconti -  Muerte en veneciaA veces y solo a veces. Se mezcla la belleza con la hermana eterna de la memoria mortal. Una búsqueda, quizás infructuosa de lo sublime a lomos de una jauría que eternamente camina….  Hacia un ocaso anunciado.

Palabras que podrían definir la búsqueda de una perfección, que solo existe en la mente de uno. Que, ante un devorador paso del tiempo, se hace mas importante, mas grande y dolorosoa en un intento por retener…. Lo que su caminar nos niega

Dolor y sufrimiento en una película de una lentitud aplastante. Plagada de imágenes serenas de belleza cautivadora. Demostrando, que el cine también puede ser arte.y como un suave bamboleo. Mecernos aderezados en perfecta simbiosis, con la sublime música del Adagietto de la 5ª Sinfonía de G. Mahler.

Profundamente barroca y mostrando sin pudor, un profundo lirismo disfrazado de homosexualidad. Plasmado en la imagen de la pura esencia de la belleza física y objeto de deseo. Mucho mas allá del meramente sexual. Representado por el jovenTadzio, como valedor de ese don pasajero.

Objeto de ese deseo enfermizo que se escapa entre los dedos. Construyendo, a través de esa fascinación no correspondida. Una historia para paladares exquisitos de búsqueda y muerte. De lo sublime, entendido como una quimera inalcanzable.

Un film en el que Luchino Visconti nos regala su particular visión sobre la búsqueda de lo imposible. Sobre anhelos no correspondidos y un tiempo que inexorablemente nos deja, una huella tan dolorosa como incierta. Que, aunque no queramos ver esta ahí, devorando como ave de rapiña ilusiones y esperanzas escondidas.

Muerte en venecia  -Dirk Bogarde -  Luchino Visconti

Muerte en venecia -Dirk Bogarde – Luchino Visconti

Película de profunda belleza cautivadora, que juega con los sentimientos de un espectador que asiste atónito a una catarata de sensaciones, resumidas en fotogramas. No apta para todos los públicos  pero si dirigida a quienes pueden bucear mas allá de un idea que simplemente se plantea.

Que flota en el aire y en un cierre misterioso. Asistimos a una muerte despojada de lo material. Simplemente expuesta a un sol de justicia que hace caer la mascara de lo que no somos. Mientras un dedo enigmático, señala un infinito que en un futuro sera el suyo.

Película extraña en la que Dirk Bogarde, encarna la búsqueda de lo que ya nunca volverá. En contraposicion a  Tadzio. Que, simplemente es lo que quedo atrás, lo inalcanzable. Quizás tenga muchas interpretaciones, quizás su ritmo este alejado del frenético y veloz que se estila hoy en día. Quizás solo sea cine para disfrutar y pensar en lo efímero…. quizás tantas cosas…

Otra de esas joyas que a veces eso que llamamos cine…nos regala

 
13 comentarios

Publicado por en 14 marzo, 2011 en Cine, cine de culto, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,