RSS

Archivo de la etiqueta: blanco y negro

Nebraska…… Senilidad Marchita


Nebraska - Alexander Payne -

Nebraska  Alexander Payne –

Complicado recuerdo atrapado entre nubes etilicas que crecen al amparo de la memoria perdida. Ocultando, la nada mas absoluta ya que en realidad nunca existió ese algo mas que el dejarse llevar. Rodar por inercia, como si ese tiempo que ahora se agota….Jamas hubiera existido

Y hoy, el legado ausente se antoja primordial y tras el fracaso disfrazado de anodinia absoluta. Se buscara una imposible redención a través de un premio que solo existe, en una imaginación trastocada. Catalizador o nexo de unión para crear un punto de salida. De descubrimiento, entre un padre ya en decrepitud y un hijo distanciado pero hermanado en su falta de ambición.

Personajes intercambiables en tiempo y espacio. Ambos de carácter débil y faltos de miras importantes. Totalmente vulgares y aparentemente indiferentes el uno del otro. Pero, como en casi todo, las apariencias son simplemente un muro de fragilidad que esconde lo que debería de ser fácil de decir y sin embargo….No lo es. Ya que en la época de la comunicación, lo que se impone paradojicamente es precisamente lo contrario..

Anacronismo en monocolor que se desparrama no en ritmo, pero si de forma hipnoticamente poética en paisajes de inmovilismo absoluto. Difuminándose en débiles trazos que parecen dados al azar. Esparcidos, con la calma necesaria para componer en base a ellos, lo que pudo haber sido una vida. Desvelando, su estrafalaria unión en este viaje por comenzar de descubrimiento mutuo.

Viajar por viajar, aunque el destino sea un absurdo. Conocido o no, se navegara por carreteras inalterablemente rectas en contraposición a las curvas de la vida. Se buscara la nada con la parsimonia propia del carácter, pero alejándose de la de uno mismo. Ya que eso puede doler y los paisajes añorados hace tiempo dejaron de importar.

nebraska - Bruce Dern - Will Forte

Nebraska – Bruce Dern – Will Forte

Y como en todo viaje aparentemente sin importancia. Las comparsas necesarias para comprender como fue todo, también tendrán su protagonismo. Y con el, su mezquindad disfrazada de imbecilidad que irremediablemente nos levita hacia los altares. Y si no es así, por lo menos seremos entrañables por nuestra propia ausencia de malicia en un tiempo donde la codicia parece serlo todo.

Inexorable paso del tiempo. Que aunque nunca se nombre esta presente. Sutilmente, gracias a esa cámara de gran angular abierto, que se recrea en largas escenas rodadas en primoroso blanco y negro. De limpieza absoluta, que consigue esa sensación de aislamiento que acrecienta el desamparo de la soledad. De perdida y nostalgia, desparramada como si nada por pueblos de sobriedad dogmatica

Retratados como si fueran una postal costumbrista, para mostrar otra vez como si fuera al azar. Que en realidad, esconden su utilidad como aparcamientos para jubilados y exiliados sociales. Desterrados, que ya no se necesitan y como tales, consumirán su tiempo vampirizados ante una pantalla de televisión. Sencillamente, como si ya no importaran, ya no fueran necesarios y nada se esperara de ellos.

Incomunicación total entre todos los personajes de este absurdo teatro. Esperpentos, que se mueven como si fueran pequeñas islas en su propio archipiélago. Reflexión cruel en su sencillez que da pistas sin mostrar. Sin prisas y tomándose su tiempo para que un relato de silencios lo diga todo.  Adueñándose los hechos aislados del protagonismo, para que casi sin darnos cuenta. Dibujemos una vida en ese lienzo en blanco y comprender como se llego a un presente imperfecto, partiendo de un pasado cementado en la nada

Y mientras definimos los trazos que nos van dando, asistimos a un derrumbe en cascada de convencionalismos. A un golpe visceral en el corazón de la américa profunda disfrazado de comedia triste. Y la película empieza a doler, ya que lo que nos están mostrando es asquerosamente real. Y eso cuando se sabe hacer bien, cuando se consigue ese entorno, ese clima fríamente hiriente…..Sencillamente, acongoja el alma……….

Anuncios
 
32 comentarios

Publicado por en 4 febrero, 2015 en Cine, cine actual

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

El Crepusculo De Los Dioses……. Olvido Vampirico


El crepusculo de los dioses - Norma Desmond - Billy Wilder - Sunset BoulevardDevorador paso del tiempo, que en su lento caminar crece de espaldas al cielo. Dulce veneno de ansiedad ante una juventud perdida. Desvanecida quizás, entre amantes de lujo y Travestidos personajes con corazón de cemento y cuerpo de neón.

Cegada hoy, por focos envueltos en celofán. Como recuerdo de un pasado glorioso y un presente inexistente. Cruel engaño de quien dice quererte. Hacedor de brumas, que nubla la poca cordura que todavía se resiste abandonar un cuerpo olvidado por todos.

Efímero regreso triunfante, como meta imposible que se alimenta al igual que un vampiro de vanas ilusiones. Y No,… Norma Desmond, nunca supiste bailar, ni tan siquiera ser reina de ese jardín de Rosas que usaste a tu antojo. Donde ahora quebrada como juguete roto, te arrastras mostrando tus miserias en manos de buscavidas y rencorosos desconocedores de lo que fuistes y ya…Nunca seras

Y a pesar de que seguramente no lo merezcas. Se parte el alma de uno al verte tan desvalida. Perdida entre la indiferencia de un publico que te dio la espalda y unos tiempos, que te envolvieron con su prisa. Tu estrella se apago y sigues aferrándote a la nada, tristemente sin saberlo. Quizás por ello, cuando miras con esa mirada alejada de cualquier realidad…… no puedo dejar de sentir, algo parecido a escarpias recorriendo la piel

 Demoledora película, sobre el olvido, la indiferencia y la caída de quien lo tuvo todo. Sobre el paso del tiempo y los estragos que se cobra en quien no sabe adaptarse.  Sobre lo efímero del triunfo y el precio que hay que pagar cuando este nos abandona. Y ante todo, subliminalmente un retrato nada agradable de un publico cambiante. Que sin darle la menor importancia eleva a los altares a sus ídolos, para luego hundirles con la misma indiferencia.

Al igual que esa industria que usa mientras necesita a sus estrellas, para luego, simplemente desterrarlas a lo que para ellas es la muerte en vida. Que no es mas, que la prima eterna de la memoria mortal representada en esa cruel palabra llamada…olvido. Y todo lo anterior, resumido en una mirada. Fría  distante y loca, pero mirada de diosa. Quizás quebrada, pero diosa al fin…

El crepúsculo de los dioses - Billy Wilder -

el crepusculo de los dioses, juguetes rotos

 Obra maestra rodada por un genio como es el maestro Wilder. Demostrando que el drama mas absoluto, no es ningún inconveniente para el rey de la comedia. Un director que se mueve habitualmente entre diálogos brillantes, superponiéndolos a la imagen. Aunque esta vez, nos regala fotogramas antologicos. Como ese principio en la piscina, o ese final absolutamente demoledor donde se muestra posiblemente, la mejor bajada de unas escaleras en la historia del cine.

 Narrada sin fisuras, con una voz en off que se integra perfectamente en el argumento. Plena de escenas y frases geniales. Elevando a los altares a una protagonista que es en si, la misma imagen de un ídolo caído. Soberbia en su patetismo Gloria Swanson, demostrando que el exceso cuando forma parte de la historia, se torna en virtud.

 Impecable Willian Holden, como catalizador necesario en la explosión final de la farsa. Y genial también ese personaje gris, mitad verdugo, mitad salvador que interpreta de manera necesariamente sobria Erich Von Stroheim. Formando entre los tres, un ramillete de ases que despliegan su talento en una casa absolutamente decadente,. Que es en si, una historia mas.

Todo un prodigio de ambientación, para lograr una de esas obras imperecederas en el tiempo. Que no debe de ausentarse de la memoria de cualquier aficionado a esto que llaman….cine

 
81 comentarios

Publicado por en 14 febrero, 2012 en Cine, cine clasico, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,