RSS

Archivo de la etiqueta: traicionera

El Submarino….Metalico Verdugo


Noche eterna en la profundidad oscura. Surcada por la débil estela de un amasijo de metal herido que.. Como claustrofobica tumba de metal encierra almas hacinadas, en el rancio olor de la estrechez.

 Miedo en ríos de dolor permutados por cambiantes vías de agua. Cortantes y amenazantes. Quizás como temible enemigo que se muestra altivo en su eterna contraposición….. A la rabia agónica del que se sabe perseguido por todos, en su espectral huida hacia ninguna parte.

 Angustia como compañero y ante todo, la impotencia que provocan los espacios cerrados. Tan del gusto de esa dama fría que dicta sentencias. Calladamente, sin aspavientos y que hoy se intuye lo suficientemente cerca para helar el corazón de los mas valientes.

 Dama mortal que hace que eso que llaman el peso del mando. Se vuelva carga tan pesada como letal en esta cruel broma del destino. Que se afana en forma de cargas de profundidad por hundir. Lo que esa temible parca ya ha reclamado como suyo.

Y, a pesar de esas agónicas almas que luchan contra ella, disfrutara cuando la tempestad de paso a la calma. Ironía en el final como lo fue en el principio. Aunque hoy no sera su dia  y mientras llega. ….

Les dejara cantar esa canción que rompa el sepulcral silencio. Y quizás si no fuera por su legendaria indiferencia…También se le helaría el corazón, al escuchar las quebradas voces de una tribulación condenada que como lamento. Levan tristemente para romper el sigilo de los ya marcados por su temible cruz negra.

Cabeza perdida, guiada por un capitán portador de un objetivo tan descabellado como loco. Empeñado en esquivar a tan traicionera y tenaz dama, deseosa por dar su beso mortal. Que robe el ultimo suspiro, aunque este solo llegara,. Cuando la calma sustituya a la tempestad. Cruel y cambiante destino, que vuelve a burlarse de sus jugadores.

 Aunque, todo a su tiempo… Dejemoslo, para la hora de las medallas. Hoy, es la hora de los anónimos, los sin nombre, que como siempre forman filas en el bando equivocado y sonríen…. Ante esa vaticinadora de muerte sabedora de que su tiempo… Es muy distinto al mortal…

Jürgen Prochnow, El submarino

Jürgen Prochnow, El submarino

 Obra maestra de un director bastante irregular. Angustiosa y claustrofobica, rodada de manera lacerante en la que se puede palpar. La desesperación y el desamparo de una tripulación que muestras sus miserias y contadas alegrías. De forma absolutamente creíble, sin olvidar nunca el sentido del espectáculo. Porque ante todo, es una de guerra…..

 Su día a día, sus miedos y sus miserias. En una espectáculo grandioso, que auná tanto el mas intimista retrato de personajes, como las mas apabullantes escenas bélicas. Ya que es la historia de un submarino como presa propicia si, pero también. El transcurrir de su tripulación y la identificación que Wolfgan Petersen consigue plasmando perfectamente. La angustia producida por esa tenaz persecución, de la marina inglesa tras su presa

 Narrada sin fisuras, lentamente, pero sin caer en el aburrimiento. Dotada de una banda sonora impresionante que consigue esa identificación buscada. Con el peso del mando y la desesperación del jefe de maquinas. Sin olvidar la insoportable claustrofobica sensación. De una tripulación sabedora de que cualquier carga de profundidad, que impacte en el sitio adecuado. Mandara sus vidas a un fondo del mar, que ejercerá de tumba improvisada.

 Interpretaciones magnificas de actores casi desconocidos por estos lares. Destacando un increíble Jurgen Prochnow, como perfecto capitán de un submarino condenado. Simplemente una película perfecta que dura ciento cincuenta minutos que se pasan en un suspiro.

 Quizás, algo pesada en un principio, pero en cuanto empieza la verdadera trama. El tiempo vuela y nosotros sufrimos con cada vía de agua que inunda un compartimento. Magistral sin duda y una de las pocas películas relativamente modernas del genero. Digna de figurar junto a las grandes

 
63 comentarios

Publicado por en 25 abril, 2012 en Cine, cine belico

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Raices Profundas…….Maldita Conciencia


Raíces profundas cartelRemover el tiempo, mientras se compone esa melodía que guiá hacia un perdón infinito. Buscando sin buscar y martillado por el retumbar, de cien revólveres, que esperan en el cielo.  O quizás….. Mucho mas probable en ese infierno, cuya llegada hace tiempo que espera a su hacedor de almas

 Tiempos de cambio y en ellos, una nueva posibilidad de empezar de nuevo. De saborear esa dulce miel que solo da una vida tranquila. Una casa idílica en medio de cualquier parte y una mujer, que sepa serlo. Aunque esta tenga ya compañero y sea lo mas alejado a los mercaderes del deseo, con los que en tiempos compartimos rumbo

 Pasado que intentare olvidar, en un cambio amenazado por miradas furtivas de deseo contenido. Fugaces, mientras las astillas vuelan en una estúpida competición masculina. Y aun así sonreímos, la merece y yo  probablemente no.

Quizás por ello, se que al final, removeré ese baúl donde el cinturón descansa. Amenazante y sabedor de que antes o después, dos pistolas adornaran su sentencia.Necesarias para enfrentarnos como demasiadas veces, a esa décima de segundo que separa la vida de la muerte.

Y aun así, siento frió en la piel cuando ella esta cerca. Siento el calor de la amistad, cuando el se sienta a mi lado. Y ese niño que yo nunca tendré, me mira como se miraría a un padre. Partiéndome el alma, por lo que pudo haber sido y nunca sera….

 Motivo por el que golpeare a quien me llama amigo. Para que el viva por mi, lo que mi corazón quiere y mis principios niegan. Ya que un pistolero, también tiene su propio código de lealtad y hoy…Cabalgare en su nombre, para hacer lo que el no sabe y yo tristemente….lo llamo rutina

 Sensaciones borrosas que cruzan mientras dos metálicos verdugos dictan sentencia. Humo en los cañones y una figura sigue en pie, la otra no. De nuevo me sonríes suerte traicionera, quien te quiere…. Yo no. Y a pesar de ello. sigues conmigo cuando ya no te necesito. Destino cabrón.

 Y ahora, el mismo jinete que llego, se marcha perdiéndose en ese atardecer de postal. Un grito infantil resuena con el eco de las montañas…Shane, repetido cien veces. Aunque la primera, fue la que mas dolió. Estúpida sentencia……

Raices profundas, Shane

Raices profundas, Shane

 Película cumbre del genero y la mejor sin duda de su director. George steven que nos regala una sucesión de planos cortos y largos, combinados de manera que consiguen un atractivo visual impactante para la época.

Creando en base a un guion en apariencia sencillo, un espectáculo que marco las pautas de todo el cine del oeste posterior. Ya que aquí, es definido perfectamente ese pistolero enigmático que llega a un pueblo aparentemente tranquilo.

Encarnado de manera magistral por Aland Ladd. Que dota a su personaje del misterio y fuerza necesaria para resultar no solo creíble. También humano……Sin olvidar a ese Villano vestido de negro llamado Jack Palance, que en las pocas secuencias que tiene. Marca también lo que seria el malo por antonomasia en el cine del oeste.

Los demás, cumpliendo con creces para dar verosimilitud a esta cinta. Cumbre de un genero en el que tiene un sitio privilegiado por derecho propio. Pelicula que ha envejecido, pero como los buenos vinos conservando su solera y prestigio incontestable

Ya que, cobardía, valor, deseos contenidos, todo tiene cabida en esta cinta que tiene la categoría de clásico entre los clásicos y a la que rindió un merecido homenaje, Clint Eastwood en su celebrado Jinete pálido.

Película de profundo clasicismo y que toca descaradamente nuestra vena mas simplona. Pero que narices, lo hace con clase y estilo y ese cielo azul inmóvil. Se asemeja a una postal……Obra maestra y una de las películas favoritas de este aprendiz de comentarista…..

 
33 comentarios

Publicado por en 1 febrero, 2012 en Cine, cine clasico, western

 

Etiquetas: , , , , , ,