RSS

Yakuza….Los hombres que nunca rien

31 Ene

Robert Mitchum - Ken Takakura - Yakuza

Sentimientos dormidos. Abotargados en el vaivén de una vida que se intuye en ese filo, donde la violencia transita sin red. En permanente pió, mientras un otoño antaño lejano. Se instala cómodamente para acunar un descanso soñado.

Pero hoy, destino como siempre traidor. Todo sera removido por un pasado inconcluso, que inmisericorde golpea en forma de amistad forjada en tiempos convulsos. Donde amistad e intereses no eran acciones en contrapòsicion perpetuamente  encadenada

Antesala de una traición, que llevara a lugares donde de manera intimista, se nos gritara que nunca fue lo que parecía en esta triste excusa hacia el añorado retorno.

Encargo que solo escuchas como eco lejano  Envuelto por un velo de recuerdos distantes, ya en esa primavera que guardas en tu rincón mas escondido. Prisionera de cadenas invisibles. Que intentan acallar un grito ahogado por un presente imperfecto, pero aceptado.

Falsamente quizás, ya que cuando nadie te ve. Sonríes al pensar en que hubo un tiempo en que dos fugaces jugaron en una ciudad donde las flores de loto…. Son quimera inalcanzable… Y así, viajaras de un confín a otro confín. Con la vana esperanza de encontrar un puerto, que hace tiempo que no admite mas barco herido que el suyo propio.

Y en ese viaje, pistolas, katanas centenarias y dolor contenido. Saber que pudo ser y no fue en el pasado. Una decima de segundo, un fugaz instante y todo cambio. Pero ahora, en el presente. Nube de reproches, apartada al contemplar un simple albun de fotografías junto a quien quisiste.

Magico momento donde el tiempo parece no existir, detenerse en su caminar para que ese esbozo de sonrisa vuelva a brillar y todo cobrar sentido. Sentido que tarda en morir, lo mismo que una nube en verano Lo que no pudo ser, pero lo fue todo. Acude hoy como efímero remanso que aturde tus sentidos.

Golpeando recuerdos nunca borrados. Truncados por honores ancestrales que atan como ligaduras invisibles, selladas en un trío abocado al fracaso. Marcadas como fuego en rostros severos, incapaces ya, de mostrar lo que se intuye

Tres almas errantes, encerradas en sus propios secretos. En su ocaso, unidos otra vez por quien nunca fue tu enemigo, ni tampoco tu amigo. Que actuara como detonante de una verdad oculta, que dará un giro inesperado a una deuda de honor entre dos hombres. Que por supuesto… Sufrirá una mujer anclada en códigos ancestrales que obligan, mas que la propia vida.

Baraje de muerte revelara esa verdad escondida, en un baile de lealtades que hundió tres vidas. Una por ignorancia. Otra por honor y la ultima, simplemente por amor………. Y al final un simple dedo, como presente silencioso sellara una deuda ya eterna entre dos hombres, que siempre lo fueron y una mujer. Que, nunca dejo de serlo….

yakuza Sidney Pollack

yakuza Sidney Pollack

Contenido drama disfrazado de triller violento. Donde el guion brilla sin caer nunca en el efectismo barato. Donde la lealtad es tratada de forma poética y la acción, cuando surge es una sucesión de escenas bellamente filmadas. Sin la prisa de hoy en día, sin movimientos violentos. Simplemente manejando una cámara que siempre esta, donde debe de estar.

El paso del tiempo, la fusión de dos culturas. los secretos y ante todo el honor oriental y el pragmatismo occidental representados. En un Yakuza atrapado en sus propios demonios y un gaijin al que ya nada parece importarle. Atados ambos por una deuda antigua, que al conocerse su verdadero origen. Dara lugar a una de las mas fascinantes muestras de amistad masculina que ha dado el cine.

Expiación de pecados no cometidos. Violencia desatada en su ultimo tramo. Intimismo lírico y poético en sus dos primeros. Rodada con mimo y paciencia para desvelar en el momento justo lo que se esta contando. Algo en lo que es experto su director. Sydney pollack, que de manera pausada y nostálgica, imprime ese carácter melancólico a un guion ya de por si soberbio .

Sabiendo siempre  que sus protagonistas están destinados a una soledad infinita e hiriente. Algo que queda recalcado en la imagen de sus sobrebios protagonistas. . Destacando un Robert Mitchum absolutamente pragmático  Que presta su rostro coceado por cien mulos, para construir un personaje del que nada se dice. Aunque se intuye todo.

Al igual que el de Ken Takakura, como la viva imagen del Yakuza condenado por su eterna lucha interna. Serena y distante Keiko Kishi, como pieza final del trío protagonista en esta película imprescindible. Una de las mas interesantes historias de amor, que se han dado en una película que no gira en torno a el.

Donde una mujer es eje de todo, aunque apenas tenga peso en la historia. Que se centra casi sin quererlo, en la relación de honor entre dos hombres. Unidos y separados por un secreto, que bloquea cualquier esperanza de futuro. Lo demás en la cinta, simplemente aderezos, eso si perfectamente integrados en una historia solida como pocas.

Film, sobre lealtades, sobre honor renuncia y arrepentimiento. Magistral en su aparente sencillez. Tras la que se esconde una fantástica ambientación, que sin duda fue inspiración para los neones de la aclamada black runner. Y tambien, fusilada sin piedad por el inefable Tarantino en sus escenas de lucha en kill billl

Perfectamente construida, de ritmo lento si. Pero que le sienta realmente bien a escenas intimistas resaltadas por una genial música de tugurio jazzistico compuesta por Dave Grusin. Obra imprescindible y uno de los mejores trillers de los setenta.

Anuncios
 
37 comentarios

Publicado por en 31 enero, 2013 en Cine, cine de culto, cine romantico, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

37 Respuestas a “Yakuza….Los hombres que nunca rien

  1. bsasgothicliterature

    31 enero, 2013 at 5:48

    qué película tan pesada que has invocado hoy querido amigo, qué os pasa, te ha engañado un amigo y quieres darle un poco de medicina a la vieja usanza??

    gran reseña como siempre viniendo de tu lado… pero la peli me resulta asquerosa 🙂

    un saludo y hasta la proxima

     
    • plared

      31 enero, 2013 at 22:18

      Joer, te veo muy pero que muy quemada con esta película. Algún motivo habrá para esa descripción digamos que tan explicita. Ya que la película puede gustarte o no, pero desde luego mala no es….Cuidate

       
      • bsasgothicliterature

        11 febrero, 2013 at 2:55

        ja ja ja dije pesada no mala. Y no es pesada porque resulte un bodrio sino que todos esos mafiosos con sus caras de nalgas… ¡joder tíos, relajaos un poco!

        La película es excelente como tu reseña, pero es digna de ser olvidada por lo antedicho, aunque algo de documental tiene y eso la vuelve a la vida.

        Por último, me llamo Damián 🙂

         
      • plared

        11 febrero, 2013 at 5:25

        Joer y yo que pensaba que eras una mujer. En fin, mi eterno despiste. Y que va, precisamente lo mejor de la película es esas caras de palo, la tristeza que emanan, ya que ante todo es una película triste. Quizás ese sea su mejor logro, hacer de un triller un dramon melancolico de narices, hasta la música acompaña esa sinfonía crpuscular de antiguas glorias…Cuidate

         
  2. gaviotasinamor

    31 enero, 2013 at 8:13

    Buenos días estimado Plared, hoy noc onozco la película y parece que sea buena su director lo es y mucho y Robert Mitchum, también…vi buenas películas de este actor!! siendo muy niña me encantaba.
    Gracias por tu buen hacer amigo mio!!
    Feliz jueves
    P.D no viste la película que puse en Isabel…ya me dirás algo ya sabes que me interesa mucho tu buena opinión
    Muaskk

     
    • plared

      31 enero, 2013 at 22:21

      Grandes películas desde luego tienen tanto director como actor. Pero esta tiene algo especial, quizás sea el ambiente que rodea toda la cinta. El clima conseguido y los personajes tan bien definidos. No se, pero si que me parece una de las mejores muestras del cine de acción de los setenta. Y teniendo en cuenta que fue una de las mejores décadas para el genero. Pues es decir mucho…

      Merece la pena verla. Un abrazo y cuidate

       
  3. Dessjuest

    31 enero, 2013 at 10:03

    Esta no la he visto, había oído hablar de ella pero precisamente por lo oído siempre me dio pereza ponerme al tema, me gustó la entrada, pero aun me estoy pensando el tema 🙂

    Abrazos maestro.

     
    • plared

      31 enero, 2013 at 22:24

      No te lo pienses, creo que te gustara. Es una de esas películas que sin hacer mucho ruido, se quedan grabadas y con el paso del tiempo va mejorando. Y decir eso, cuando su estética es totalmente de los años setenta, con todo el desfase que hoy en dia chirría en ropa y ambiente . Pues es elevarla a los altares. Gran pelicula. No de las grandes, pero si de las que se graban. Por argumento, desarroyo e interpretaciones. Cuidate

       
      • Dessjuest

        31 enero, 2013 at 22:27

        Pues a ver si el finde la encargo, el ritmo, por lo que hablas de ella, me da que es similar a aquella de Kristopherson, el western, digo el ritmo nada más, pausado y pausado hasta un final explosivo, eso no me echa atrás en principio, pero lo dicho, me la veo y luego ya opinaremos.

         
      • plared

        31 enero, 2013 at 22:39

        Pues no exactamente. Aquí en realidad el drama de los personajes se hace corto. Esta muy bien contado y en segundo plano. La principal virtud en la película es esa precisamente
        Que tras una historia típica de acción y venganza. Se desarrolle otra mucho mas interesante, que sin ser nunca el eje. Va tomando la película como suya. Hasta hacerla girar totalmente a su son.

        Magistral sin duda esa conducción para que brille mas lo que no se ve. Lo que se intuye. Que lo que realmente pasa. Merito sin duda de su genial ambientación y guion de libro.. . Cuídate y ya contaras.

         
  4. elcriticoabulico

    31 enero, 2013 at 12:22

    Muy bien descrita, me dan tentaciones terribles de plagiar eso del rostro de Mitchum “coceado por cien mulos”, ya que dentro de dos o tres críticas saldrá en mi blog una que protagoniza él.
    No suelo comulgar con el cine de Pollack, que no sé por qué se me suele hace algo pesado, pero esta la verdad es que me gustó mucho. El buen guion de Schraeder, con esa temática nostálgica y taciturna, el choque entre culturas con cicatrices sin saldar, los pactos y deudas de honor y lealtades sin palabras, la elección de actores con ese Mitchum crepuscular y cansado y Ken Takakura, leyenda absoluta del cine yakuza y arquetipo en sí mismo,… La disfruté, vamos. Era una época dorada para el thriller, en este caso, como señalas, soporte para un denso drama melancólico e inequívocamente masculino, con emociones crípticas y contenidas que revientan de repente en estallidos de sangre o amor.

     
    • plared

      31 enero, 2013 at 22:35

      Na, tu plagia con alegría, todo queda en casa…..En cuanto al cine de Pollack, particularmente si me gusta y mucho. Me parece uno de los mejores contadores de historias que ha dado el cine. En especial sus historias de amor, que nunca es el eje, pero si son una parte muy importante de la trama.

      Melancólico en su cine, pesimista, ya que pocas veces terminan juntos los protagonistas. Y profundamente humano, ya que todas sus historias tienen veracidad. No son arrebatadoras, ni tan siquiera especiales. Simplemente pasan cosas, que hacen imposible que los barcos lleguen a puerto. Y en eso es de los mejores, apuntando su vena preciosista y el gusto por contar cada cosa en su momento. Un gran director , muchas veces menospreciado por no ser amigo de los fuegos de artificio tan comunes en otros.

      El guion es magnifico, al igual que su desarrollo y el clima que se crea. La relacional masculina impresionante, retratando con pocas palabras y habilidad en la cámara. Lo que otras muchas necesitan discursos de dos horas. Gran película sin duda, que quizás por su envoltorio sencillo, aleja a muchos de ella. Equivocación que sucede con muchas películas y demasiado a menudo

      Tan buena en su vertiente de accion, corta pero muy intensa. Como en esa intimista relaccion de drama melancólico y otoñal que se da entre los protagonistas. Sin duda coincidimos esta vez. Gran película que merece un recordatorio en esta o cualquier pagina de cine. Saludos y cuidate

       
  5. Alfredo Paniagua

    3 febrero, 2013 at 12:16

    Tras la rendición de Japón, y con la herida recién abierta por el genocidio de Hiroshima y Nagasaki, la sociedad japonesa tuvo que aprender a convivir con los que habían arrojado las bombas, los norteamericanos se conviertieron en sus guardianes y tutores. En este contexto, el choque de tradiciones desconocidas para los yankis, como la yakuza, les dejó a cuadros.

    Yakuza es la única película -que yo conozca- que habla de esa interacción brutal, en la que la cultura norteamericana se colaba a chorros por una sociedad descompuesta por el abandono de sus tradiciones y por el shock de las bombas atómicas. En la época de recuperación económica, a partir de los años 60, Japón se dedicó a hacer películas de Yakuza a cascoporro. La obra de Sidney Lumet la veo como una visión culterana de estos films de serie B. No obstante, no todo se queda ahí, y como tú muy bien afirmas, viene a ser un drama vestido de thriller, una historia de deseos, deudas, arrepentimiento, honor, todo encontrado y mezclado en una coctelera que no se sabe muy bien que va a dar. El genio de Lumet convierte la historia en algo grande, y te diría de dimensiones épicas. Recordemos ese cuasi-final en el local de la yakuza, o el gesto que tiene Mitchum con su amigo, cortándose el dedo para lavar la ofensa que le hice ya hace años.

    Un abrazo amigo!!

     
    • plared

      4 febrero, 2013 at 1:22

      La fascinación por el mundo oriental viene de largo. No en vano es una de las pocas culturas que han permanecido dentro de lo que cabe, prisionera de sus propias tradiciones. Anclada en el respeto por su pasado y a la vez, inmersa en la vanguardia de la tegnologia mas puntera y dotada de una habilidad extrema para copiar y transformar todo lo que cae en sus manos.

      Toda la razón en lo que dices, un subgénero este de los yakuzas, samurais y demás. Por lo general destinadas al consumo rápido y amantes del bajo presupuesto. Pero esta como bien dices, se escapa de la etiqueta. Y aunque al principio no difiera de la típica historia. Según avanza va entrando en caminos mas tortuosos destacándose de la mayoría parecidas. La subtrama que se intuye eclipsa a la historia principal de sangre, katanas y caras de malas pulgas. Alzándose como realmente conductora esa intimista relación que se da entre los tres personajes, perfectamente acompañada por una música genial y un guion muy complejo con la virtud de no parecerlo.

      Gran película rodada de forma intimista, con bellas imágenes en los momentos de calma y trepidante ritmo en las de acción. Todo un referente que sin duda ha inspirado a muchos aclamados directores de éxito entre los mas jóvenes. Como dices, deseo , honor arrepentimiento y todo contado de forma contenida no alejada de la épica. Gran final y lo del dedo, se marca en cualquiera que le guste tanto el cine como una historia bien contada. Saludos y buen comentario el tuyo

       
  6. cicatricesdelamente

    3 febrero, 2013 at 20:06

    Mucho talento junto delante y detras de las camaras para construir una película

    Para comenzar, tenemos a Mitchum delante de las mismas, un actor en mi opinión algo infravalorado no tanto por reconocimiento de publico como de la critica.

    Y detrás de las cámaras, Sidney Pollack en una de sus primeras películas notables que recuerdo, y ademas con Paul y Leonard Shrader junto a Robert Towne en sus mejores tiempos (cuando la farlopa aun no les había matado) escribiendo un guion, porque no decirlo, muy setentero.

    Sin venir mucho a colación, y acerca de la época de lanzamiento de la cinta, le recomiendo el libro “Moteros tranquilos, toros salvajes”, un recorrido al cine de los setenta que es un imprescindible de la literatura de cine.

    Un saludo y cuídese,

     
    • plared

      4 febrero, 2013 at 1:27

      Como dices talento. Para desarrollar un guion que ya de por si es una joya. Pero para llevarlo a buen puerto hace falta actores y un director que sepa conjuntar lo todo. Esta película, sin duda los tiene. En cuanto al bueno de mitchum, gran actor uno de los duros por excelencia con un rostro perfecto para estos papeles.

      Y mas, si tenemos en cuenta, que por aquella época ya debía de rondar los sesenta años grabados a fuego en una mirada que pasa de la calma mas absoluta, a la furia desatada. Grande sin duda y muchas veces no valorado por la critica. Su versión de un detective eterno en otra inmortal película no tiene nada que envidiar a la de los mas grandes y siempre…bastante menos reconocida. Saludos y cuídate echare un vistazo al libro que dices.

       
  7. davidcotos

    4 febrero, 2013 at 16:55

    Ese tipo de argumentos que interiorizan el mundo de cada personaje siempre me parece interesante. Espero verla.
    Saludos
    David

     
    • plared

      4 febrero, 2013 at 21:31

      No creo que te defraude, ya comentaras. Cuidate

       
  8. uraniaenberlin

    4 febrero, 2013 at 19:04

    La recuerdo vagamente…sólo eso, quizás por la presencia de ese animal con patas llamado Robert Mitchum, pero adivino que brutalmente sugestiva. Una mirada sobre el Japón más sucio vista por un norteamericano, pero tampoco me olía a maniquea. Pollack siempre fue un gran narrador dotado de maestría para dar pinceladas de épica (Jeremias Johnson) o galvanizar los retratos intimistas más evocadores (algo ñoñucos quizás, Memorias de Africa). En cualquier caso, creo que esta Yakuza la pintas y calibras muy bien. Y es que siendo uno no muy amante del cine japonés o su cultura hay cosas que se pueden paladear muy bien. Curiosamente ví hace unos meses una muy “moderna” -según mi particular clasificación cinematográfica- llamada La Espada Oculta (samurais y todo eso)…y no sé por qué me gustó…casi diría que me resultó afín. Ya ves…

    Un saludo

     
    • plared

      4 febrero, 2013 at 21:55

      Como dices una animal de fuerza arrebatadora. Pocos actores son capaces de pasar de esa cara de indolencia absoluta casi socarrona a la otra de furia desatada como el. Sin apenas despeinarse. En cuanto a Pollack, como dices, todo un contador de historias que le añade cierta épica, derivando siempre hacia una historia de amor que termina adueñándose de la pantalla aunque como en este caso, en realidad permanece en segundo plano.

      La película es realmente buena, tanto en sus momentos intimistas, como en la relación entre los dos hombres. Verdaderamente se graba ese código de honor extraño entre ellos. Esa renuncia y ese perdón que suponemos, aunque no quede claro que se produzca.

      Gran película que también destaca en esa lucha final, perfectamente filmada y que realmente impresiona. Ver la tranquilidad de Ken Takakura dando sablazos y la fuerza de un crepuscular Mitchum disparando con furia asesina, es una combinación absolutamente bizarra y curiosamente complementaria.

      De pollack, que decir, un director muy infravalorado en mi opinión, que ha dado grandes muestras de buen cine, como esa maravilla de lirica crepuscular que es Jeremias Johnson o una de las historias de amor mas bonitas y reales rodadas en una pantalla. Tal como eramos, película también poco recordada y que es sencillamente un prodigio de sentimientos contenidos en una realidad palpable.

      Sin olvidar su compromiso con sus ideas como en los tres dias del condor o danzad danzad malditos. O cambiando de tercio y dedicándose a la comedia mas inteligente y con cierta clase. Tootsie, pelicula absolutamente genial y divertida. Incluso en remakes como fue habana, vilipendiados por critica y publico, me parece que esta realmente bien.

      La de la espada oculta no la he visto, pero he buscado información y parece que esta bastante bien, le echare un vistazo sin duda que tiene realmente una pinta estupenda. Cuidate

       
  9. Licantropunk

    11 febrero, 2013 at 18:13

    El gran “Robot” Mitchum: el rostro implacable. Muy buena película, apuntas la influencia en “Kill Bill” de Tarantino y a mí se me ocurre otra, “Black Rain” de Ridley Scott.
    Saludos.

     
    • plared

      11 febrero, 2013 at 21:36

      Y ademas mucha influencia tien, aunque carente de la melancolía que emana la de Pollack. Aun así la de Ridley, era un ejercicio de estilo bastante conseguido y entretenida. Aunque lejos de la complejidad de los personajes que se intuye en Yakuza. Buena anotacion, cuidate

       
  10. gaviotasinamor

    12 febrero, 2013 at 10:29

    GRACIAS PORT U VISITA PLARED, ME ALEGRA MUCHO VERTE POR MI RINCÓN
    FELIZ MARTES

     
    • plared

      12 febrero, 2013 at 10:57

      A ti por pasarte por aquí. Lo mismo te deseo. Cuidate

       
  11. Francisco Machuca

    13 febrero, 2013 at 17:06

    Buen repaso de una gran película,cuando Sydney Pollack hacía buenas películas.A mí de Pollack me gusta sus inicios como Propiedad condenada, Dandaz,danzad,malditos pasando por Yakuza y Los tres días del Cóndo hasta Ausencia de malicia.Después se apoltronó en el cine más autocomplaciente.Yakuza tuvo un remake en 1989,Black Rain,dirigida por Ridley Scott,nada desdeñable,pero muy inferior.Mitchum no tiene nada que ver con Michael Douglas.No tenía olvidada esta película,pero al leerte me ha venido gratos recuerdos,y es más,debo volver a verla.

    Un fuerte abrazo

     
    • plared

      13 febrero, 2013 at 18:16

      La verdad es que las tres peliculas que comentas son realmente buenas. Propiedad condenada también me gusto bastante, Aunque mi preferida de este director es Tal como eramos, quizás una de las mejores peliculas rodadas sobre lo difícil que es la relación entre dos personas..

      Black rain, la verdad es que estéticamente estaba muy bien, pero como se dice en otro comentario, le faltaba la melancolía de esta. Esa tristeza que emana y que hace suya la película. Que lo impregna todo y que hace que sea digna de volver merecer otro visionado para recordarla. Quizas, lo único que se le puede poner como negativo. Es ese estilo sesentero que es muy marcado y la hace parecer algo desfasada, pero solo chirría un poco al principio, luego rápidamente se olvida.

      Un gran director sin duda este Pollack, desde luego uno de los mejores contadores de historias del cine. Que sabe imprimirles un carácter melancólico y muchas veces comprometido. Partiendo de cualquier base, para crear siempre una historia de amor paralela a la trama muy interesante. Aunque algunas veces, simplemente se intuya, como en su ultima película. La interprete, también muy buena película por cierto .

      Abrazos y me alegra que vuelvas por aqui

       
  12. irenebergman

    26 febrero, 2013 at 22:52

    Hola plared,
    sinceramente no sabía que existiera esta película! Pero me han entrado ganas de verla, sobre todo por ver el enfoque que le da Pollack al tema de la Yakuza.
    Sólo he visto films de yakuza japoneses y me gustan especialmente los de Takeshi Kitano, uno de mis directores contemporáneos favoritos. Me encanta Brother, Hana-Bi.. Esta última te la recomiendo si no la has visto, hay mucho más allá además de violencia.
    Un abrazo.

     
    • plared

      27 febrero, 2013 at 1:50

      Es un enfoque romántico. Y no solo por el tratamiento que da, la historia de amor que en el fondo es de lo que se trata. Aunque en un principio pueda parecer una trama paralela en realidad es al que sostiene la película, haciéndose dueña de ella. En especial la relación que se da entre los dos hombres. DE las mas bonitas que he visto en una película, alejada de sentimentalismo y digamos que con el honor y la renuncia por bandera.

      Aunque tratándose de Pollack, cualquier película suya termina siendo una historia de amor, con final digamos en el que pocas veces una pareja termina como debería. Entendiéndose por ello, juntos.

      Y kitano, es uno de los directores que mas me gusta, es mas. Hana- Bi, junto a dolls son para mi sus mejor película. Impresionante, y como dices mucho mas allá que violencia, con un final casi poética en una sinfonía de dolor que estalla literalmente en la pantalla. Por cierto a estas dos peliculas les hice alguna de mis primeras criticas, que me imagino que leyeron cuatro gatos ya que entonces si tenia cuatro visitas, eran muchas…. Y la de dolls, es una de las que he hecho que creo que mejor me han quedado, o por lo menos de las que a mi mas me gusta el resultado.

      Cuídate y me alegra de que también te guste kitano…….

       
      • irenebergman

        27 febrero, 2013 at 20:10

        Tengo pendientes leer los comentarios de esas películas! Me alegro que también te guste Kitano, fíjate que me sorprendió que no lo mencionaras en el tema de la yakuza porque es muy conocido por hacer cine de este género y yo creo que hay mucho más en su cine. Tengo pendiente ver “Outrage”, en el que creo que vuelve al tema de la yakuza que dejó apartado prácticamente desde “Brother” (si no me equivoco, estoy hablando de memoria).
        Yo adoro literalmente “El verano de Kikujiro”, es probablemente, junto con “La vida de Brian”, la película que más veces he visto.

        Un abrazo.

         
      • plared

        28 febrero, 2013 at 4:08

        Brother la verdad es que no me gusto demasiado, esa mezcla que intenta hacer entre su cine y el americano, no me acabo de convencer. Vamos que en realidad me aburrí al verla. Si algo tiene el cine de kitano, es precisamente la lírica que imprime en peliculas como Sonatine o Hana bi. Exaltando la violencia sin despojarla de su poesía extraña, en brother no vi eso y si un espectáculo bien hecho de tiros y katanas, con poco mas que añadir.

        Su ultima película Ourtrage, pues sigue el camino de brother, aunque peor construida ya que no tiene ni pies ni cabeza y dura dos horas como podrían ser cuatro o una sola. Navega sin rumbo y en ningún momento me llego a emocionar, ni a sentir esa patada en el estomago del final de hana bi o la fascinate historia de ascension y caida de Sonatine.

        Película clave en su cine, donde realmente marca los puntos que le harán un director característico y en opinión de muchos único. Donde los yakuzas juegan a ser niños en esa eterna playa símbolo de su cine como alegoria del retorno a la niñez. Fastuoso escena la del baile del yakuza tatuado mientras canta una canción infantil. Esa poesía visual, desgraciadamente no existe ni en brother ni mucho menos en Outrage.

        Y como no te iba a encantar una obra como, “El verano de Kikujiro. Película sumamente intimista donde se crea esa rara complejidad entre un niño y un cara de palo. De humor absurdo, brillante en muchos casos e intimista y triste por atmósfera e intenciones. Una historia que en otras manos hubiera derivado hacia el drama facilon, aquí se alza como ejemplo de ironía, poesía y una complicidad que consigue con ese absurdo grupo que la eleva a la categoría de las que brillan con luz propia.

        Película que esta entre lo mejor de este director, mezclando en ella como nadie, ternura, humor y algo muy olvidado últimamente…Humanidad por todos sus costados…Y como anecdota, la primera vez que la vi, en realidad no me gusto y ahora, me parece una película casi mágica. Como muchas veces, los estados de animo influyen en la valoración de muchas peliculas….

        Aunque el kitano que mas me gusta es el intimista, el que duele solo con los colores que es capaz de componer exaltados por la musica de Joe Hisaishi. Creada para ilustrar historias, donde solo navegan barcos encallados. Sin ya puerto que les espere ni recuperación posible. Ejemplo seria Dolls, para mi su mejor película y una de las que mas me han impresionado que haya visto nunca. Ese kitano, el que con delicadas pinceladas de dolor compone cuadros de sufrimiento que atenazan el alma humana, es el que mas me fascina. Y últimamente o se ha cansado de pintar o ya no tiene ganas……. Cuidate

         
  13. Dessjuest

    15 mayo, 2013 at 3:56

    Me gustço mucho más tu entrada que la peli, que a ratos me aburrió un poco, aunque al final es cierto que remonta, pero lo del triángulo amoroso, el mostrar a los personajes dejando que el espectador intuya y todos esos detalles los has mostrado más que bien.

    Abrazos maestro.

     
    • plared

      16 mayo, 2013 at 1:00

      Si la verdad es que quizás la estetica setentera chirrié un poco y eso pueda ser un lastre. O quizás simplemente que no te gusto. De cualquier forma, tanto la historia como la relación de los dos hombres no me negaras que es absolutamente genial… Cuídate y bueno…Me sigue pareciendo una gran película, aunque eso si, lenta y pausada dando mas valor a lo que no se ve, que a lo que muestra. Cuidate

       
      • Dessjuest

        16 mayo, 2013 at 7:15

        Muy de acuerdo, por eso me gustó mucho la entrada, porque reflejas muy bien cómo es la peli, sin dar explicaciones, gustar me gustó, salvo momentos que eso, son pesaditos, hoy en día si no me gusta una peli ni la acabo de ver.

        Abrazos maestro.

         
  14. JoaquimCR

    4 junio, 2013 at 15:31

    Es curioso como ha ido cambiando la manera de disfrutar una película. Lo que hoy a muchos se le hace “pesado” o “lento” no lo era tanto en el cine de los 70. Un guión para mi fantástico de Paul Schrader. Muy buen blog, saludos de un recién llegado.

     
    • plared

      5 junio, 2013 at 3:20

      Pues nada bienvenido y espero que te guste el paseo si lo haces por el sitio. Pequeño pero agradable como suele decirse…. Opino igual la lentitud si esta bien hecha y no es sinónimo de pesadez puede ser una virtud. Una losa también, de ahí el talento de quien concibe e interpreta la película…..

      Gran guion como dices, no en vano es de un pedazo de escritor que ademas le gusta el cine. Pues nada, espero verte comentando por cualquier lado, aquí da igual que tenga un año o un día… Todas las paginas están abiertas. Saludos

       
  15. austrohungaro

    25 junio, 2013 at 7:47

    Querido amigo cada uno de los párrafos de esta entrada rezuma un apasionado amor por el cine; tu poética a la hora de traducir emociones llega de un modo muy preciso al corazón y lo incisivo de las descripciones predispone a una entrega radical a todo lo que digas.
    Adoro “Yakuza” por multitud de razones: la primera de ellas es que era un film que le encantaba a mi pobre padre; la segunda razón es que es un producto de Sydney pollack en un periodo de su carrera en el que firmó obras maestras como “un instante una vida” o la anterior “tal como éramos”; has definido maravillosamente la dinámica de pollack: él era un experto en manejar la nostalgia y transformar la incierta tristeza que esta produce en una maquinaria precisa para transmitir una infinita belleza.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en la estructura de la película: dos actos para lo íntimo y un acto para una violencia salvaje, aunque coreografiada con una sensibilidad rayana en lo esteticista.
    Mitchum era un gran actor: un animal cinematográfico que no dejaba escapar ni la más mínima fisura, pero que llegaba a emocionar con el más mínimo impulso que indujera a que se está emocionando y esta película es un vehículo excelso para ello.
    También estoy de acuerdo en la importancia de la música que torna en melódica justo cuando la acción lo precisa y suele ser en momentos de soledad, porque esta cinta es eso: un canto a la soledad y la mejor definición sobre el honor entre dos hombres que jamás haya dado el séptimo arte.
    Es fácil quedarse con la anécdota del dedo y tú inteligentemente la has obviado en pos, quizá, de una más que posible sorpresa al que se anime a ver el film por primera vez gracias a tu soberbia critica.
    Finalizo felicitándote de nuevo y hablando del pequeño papel de Richard Jordan; yo le acababa de ver en “Capitanes y reyes” y estaba fascinado por él, esto le dio un pequeño valor más a este film para mi memoria emocional.
    Le rindo pleitesía a tu amor por el cine, amigo mío.

     
    • plared

      26 junio, 2013 at 3:18

      Me alegra verte de muevo en forma. Tus comentarios se extrañaban, siempre interesantes siempre acertados. Y no olvides que tienes todavía muchos por dar tu opinión que ya sabes que siempre fue esperada…..

      En cuanto a la película como dices un canto a la soledad y en especial a esa amistad que solo se da entre tipos parcos de palabras. Gente extraña poseedora de ese extraño código de honor que obliga no con lo demás, mas bien con uno mismo.

      Genial obra en principio pequeña, y que si no se le presta atención pasaría como una mas. Pero si se hace, su riqueza tanto de trama como de sentimientos que callan, impresiona….

      Y si, Pollack es ante todo un gran contador de historias. Quizás uno de los mejores que ha dado el cine. En especial cuando la historia de amor sin ser la trama principal, poco a poco va ejerciendo de protagonista. Como si fuera una trama subterránea que se va adueñando de todo.

      Ya que si algo le gusta a este director es contar amores imposibles, que nunca terminan como deberían. Es mas, en ninguna de las grandes peliculas de este director, la pareja protagonista acaba la película de forma tradicional. En todas se llega a un punto en que la ruptura es necesaria. En todas se quieren, en ninguna pueden estar juntos

      Tal como eramos…. es una de las mas bonitas y reales historias de amor que ha dado el cine. Aquí si el amor entre dos es la trama principal y la verdad es que le quedo una película redonda sobre dos personas que se aman y la incapacidad de poder estar juntas. Sin los aspavientos, ni rollos de espacio vital que tan de moda están en los tiempos actuales.

      Simplemente contando que no puede ser por que la vida elige sus caminos y aunque queramos, nos lleva por ellos….. Y al revés que otras peliculas suyas, a raíz de una trama principal de amor a dos bandas. Nos regala también tramas paralelas tan interesantes como la principal…

      Genial película y ya que estamos un especial recordatorio a una obra muy criticada de este director en su momento y que a mi me parece genial ….Havana. Injustamente comparada con Casablanca y vilipendiada no se todavía cual fue el motivo. Pero una obra genial y una de las mas bellas historias de amor del cine no exenta de acción. Si aquí en Yakuza es el dedo, en la otra es un diamante…..

      Jordan en capitanes y reyes estaba genial, joer que película de un cine perdido en el limbo del recuerdo. Cuídate campeón y espero verte de muevo en racha…..Abrazos amigo

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: