RSS

El Gatopardo…..Exquisita Belleza

15 Ene

El gatopardo.- Claudia Cardinale - Burt LancasterPerpetuarse y adaptarse a modernos tiempos de cambio. Triste melodía de piano y violín, para tan audaz jugada y mas… Cuando todo parece cabeza perdida desde las brumas de la antesala del olvido.

Lugar anclado en el pasado, donde un descendiente de conquistadores. Alza la mirada ante el avance de esos metálicos verdugos de sonrisa amplia y dagas que nunca ves.

Que sustituirán, viejos valores todavía patrimonio de una clase ya con el certificado de defunción en la mano.. Por otros quizás en apariencia distintos… En realidad irremediablemente iguales.

Caducos y perdidos en el tiempo si, pero que plasman lo que el es, ha sido y sera siempre y hoy…Serán usurpados por mercaderes. Representantes de un muevo poder en alza y este príncipe de porte altivo, estará con ellos y sera su valedor mas fiel.

Que los desprecie, un mero accidente, total la sustancia histórica se perpetua y diversos regímenes de poder. Necesitan que todo cambie, para que nada lo haga. Y aun así, podría oponerse por principios que gritan desde lo mas recóndito del alma o por el contrario.

Sumarse activamente a lo nuevos amos de la baraja. Pero sinceramente, consciente de que ya no encaja en ningún sitio….Se abandona a la triste cancion de la orquesta del desencanto en una narración barroca de belleza escultórica. Donde se define la decadencia, lo que se va y lo que esta por venir. Mirada nostálgica, hacia un pasado que se pierde ante el empuje de quien sabe jugar sus cartas. De un mundo que se hunde.

Bañado en la agridulce melancolía fruto de un hondo lamento, que grita sordamente que en realidad, todo es inamovible.. … Por todo ello, si hay que bailar, bailaremos, aunque el entusiasmo se pierda en el guardarropa….

El gatopardo - Burt Lancaster

El gatopardo – Burt Lancaster

Suntuosa joya que como si fuera un colorario, plasma en finos trazos pinceladas del mejor cine europeo. Elegante y exquisita a la vez que desmedida. Técnicamente rozando la perfección y dotada de una inmortal melodía compuesta por el maestro Nino Rota. Resaltada por la apabullante y bella fotografiá de Giuseppe Rotunno.

Dando como resultado, una obra imperecedera surgida de la pluma de un novelista como Lampedusa en su única y celebrada novela. Adaptada para el cine por un maestro en crear ambientes fastuosos y decadentes llamado Luchino Visconti.Que consigue aglutinar, toda la fuerza necesaria para narrar lentamente y sin prisas, el hundimiento de una clase social que como un hondo lamento. Se sostiene entre imágenes de belleza exquisita

Creando un personaje, herido eternamente por la insatisfacción. Apesadumbrado ante el inexorable paso del tiempo, el deterioro físico y el ocaso de una sociedad que se derrumba para dejar su lugar a otra. Representado por Burt Lancaster de manera magistral, en una interpretación que ha quedado para la historia como símbolo de lo que se fue. De la elegancia y de unos tiempos que se perdieron con la lluvia….

Arropado por dos floreros como Alain Delon y Claudia Cardinale, que aportan belleza al conjunto. Ya que ante todo es un cuadro, un bello lienzo salido de la mente de un director capaz de adaptar mundos de arrebatadora belleza a la decadencia de su mensaje. Como ya demostró en su otra obra maestra que es …..Muerte en Venecia.

Anuncios
 
72 comentarios

Publicado por en 15 enero, 2012 en Cine, cine clasico, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

72 Respuestas a “El Gatopardo…..Exquisita Belleza

  1. elcriticoabulico

    15 enero, 2012 at 16:12

    Tendré que revisarla porque cuando la vi hace algunos años me pareció un coñazo (con perdón). Aunque muy bonita, eso sí.

     
    • plared

      16 enero, 2012 at 2:06

      Pues si, creo que deberías de hacerlo. Es cine con mayúsculas y una de las grandes películas europeas de siempre. Claro que siempre hay que tener en cuenta que Visconti, es un director de carácter lento y profundamente barroco, que se toma su tiempo para contar cualquier cosa. Y viendo su obra me imagino que eternamente complejo, ya que siendo de familia noble y educacion acorde con ello. Sus ideas eran en cierta manera comunistas, partido con el que siempre coqueteo.
      Lo que lleva a un profunda complejidad, ya que tampoco renegó nunca de su clase. Lo que convierte por decirlo de alguna manera, en ese amor odio que se respira en su obra hacia los suyos. Desde luego un director fascinante en todos los aspectos y con un catalogo tras de si…..Que ya quisieran la mayoria. De cualquier forma cine preciosista, que da un valor extremo a las imagenes y las palabras. Cine de calidad, en el que esta obra, destaca por encima de todas. Siempre en mi opinion claro. Saludos y ya me contaras. Un abrazo

       
  2. uraniaenberlin

    15 enero, 2012 at 19:04

    Es probablemente la mejor obra de Visconti, aunque creo que el neorrealismo radical de Rocco y sus Hermanos está a su altura e inclusive es todavía mejor. En lo que no coincido contigo es que la amanerada Muerte en Venecia sea una obra maestra (ya he echado un vistazo a tu crítica y no puedo estar más en desacuerdo). Me parece, flojísima en todos los órdenes. En cambio, El Gatopardo es el cine de “antes”, europeo y de calidad. Para degustar con tranquilidad. Saludos.

     
    • plared

      16 enero, 2012 at 2:17

      Coincido en la opinión del gatopardo, indudablemente en la muerte en venecia no. Me parece una obra de una complejidad exquisita, sobre la muerte, el paso del tiempo y la búsqueda de la belleza. Que va mucho mas allá de la superficie de amaneramiento que respira. Que mas bien es utilizada como mero vehículo para narrar una búsqueda de la belleza en sentido etéreo y de lo efímero de su disfrute.

      Rocco y sus hermanos seria su tercera obra maestra, algo que de muy pocos se puede decir. Radicalmente distinta a estas dos y como bien dices, integrada plenamente en el neorrealismo. Digamos que como dije antes en un comentario, su obra al navegar en dos mundos tan distantes y en cierta manera antagónicos. Crean obras tan distintas en el tratamiento como esta y Rocco. Aunque ambas absolutamente geniales. Que se prefiera una u otra, cuestión de gustos, ya que navegamos en la genialidad. De todas formas como bien dices, cine para degustar con tranquilidad, sin prisas y con una latente siempre en el. Lo efímero de todo y la lentitud para contar verdades en cierta manera demoledoras. Saludos y espero ver tu opinión en muerte en Venecia, digamos que siempre me gusto leerte. Abrazos y cuidate

       
  3. Licantropunk

    15 enero, 2012 at 21:02

    Burt Lancaster todavía dejaría otro ejemplo (o alguno más) de su demoledora presencia en la pantalla: “Atlantic City” de Louis Malle.
    Saludos.

     
    • plared

      16 enero, 2012 at 2:22

      Toda la razón, atlanti city es una verdadera joya, no demasiado conocida. Sin duda es una película que esta a incluir en alguna entrada. Interpretación antológica la de ese viejo aprendiz de gangster en la pelicula que comentas y una de las mejores de su director, lo que tambien es decir bastante. La verdad es que muy buen actor, que si te paras a mirar, a intervenido en películas muy buenas y practicamente de todos los estilos. Desde cine independiente, de aventuras, barroco y lo que se le ponga por delante. Cuidate y otro abrazo

       
  4. uraniaenberlin

    15 enero, 2012 at 22:00

    Y yo añadiria (respecto de Burt Lancaster) su papel en Los Profesionales (1965), de Richard Brooks, quizás el último western de verdad, con algunas salvedades de Eastwood (Sin Perdón, El Jinete Pálido…)

     
    • plared

      16 enero, 2012 at 2:43

      Sabes ya me comentastes lo de los profesionales, es una película que guardo un buen recuerdo, aunque no la tengo demasiado fresca. Ya que la nombras dos veces, la volveré a ver sin duda. Ya sabes que ese genero es de mis preferidos. Abrazos

       
  5. Universo de A

    15 enero, 2012 at 22:02

    ¡Me alegro de que cumplieras tu palabra e hicieras la crítica de “El Gatopardo”!.
    Ya que mencionas la novela, y he visto algún comentario que me ha llamado la atención, quiero decir que, en mi opinión, la película es una fielísima adaptación de la novela, está todo: la esencia, el espíritu, incluso el estilo (no con letras pero sí con imágenes), es más, apenas se sacan unos pocos detalles de la historia (y no soy demasiado relevantes, quizás lo que más se echa de menos es el epílogo que Lampedusa), licencia lógica porque es absolutamente imposible trasladar una obra literaria a una obra cinematográfica tal cual.
    Por tanto hay que decir que la novela es también muy pausada, no pertenece al romanticismo porque no es de esa época pero sí recuerda a él en su estilo, gusta más de recorrer los pequeños detalles, lo emocional, prefiere lo estético a lo relevante, no pretende ser ni un thriller político ni algo histórico, sino que se trata simplemente de las vivencias diarias de una familia noble y lo que les pasa en las provincias, alejados de todo pero a la vez formando parte de ello, quieran o no, porque al final los cambios nos afectan a todos.

     
    • plared

      16 enero, 2012 at 3:00

      Una gran novela sin duda y mas. Cuando vemos que es la única que escribió este príncipe y además a la edad de 58 años. Lo que le hace es ser un escritor extraño entre los extraños. Grandisima novela, como dices tambien pausada y no muy larga. Lo que le da mucho merito a todo lo que cuenta en poco mas de 300 paginas. Y si en efecto en la novela se pasan por alto los hechos, que normalmente son narrados cuando ya han pasado. Se centra en sus consecuencias y en especial para una clase, la noble. Dejando los sentimientos del pueblo para otros que los quieran contar. Ya que apenas si pasa de puntillas por ellos y parecen importarle un soberano pimiento…..

      Una novela capital en la literatura europea, que muchas veces ha sido dinamitada, precisamente por no tratar este asunto desde el punto de vista del pueblo mas llano. Por dar esa visión muy alejada de lo considerado convencional, ya que en realidad es una novela sobre la decadencia de una clase y arribamiento de otra en opinión del autor, mucho mas zafia y vulgar. Siendo demasiadas veces la novela juzgada desde perspectivas políticas y no literarias. Algo que parece no ocurrir solo en nuestro pais, donde somos expertos en ello.

      Y si una fidelisima adaptacion, acertada en la visión ya que ambos tanto autor como director, pertenecen a la clase de la que se narra el hundimiento. Aportando Visconti su elegancia para narrar con imagenes, las letras de ese príncipe de Lampedusa. Un abrazo campeón y acertado recordatorio de la novela

       
  6. almaleonor

    16 enero, 2012 at 8:21

    ¡Hola!
    Muchas gracias por traer esta película a mis recuerdos Plared. La vi hace muchos años, pero guardo el recuerdo de una auténtica obra maestra, que merece volver a verse. Tengo pendiente de leer la novela, una carencia que me gustaría subsanar este mismo año (ya expresé este deseo como propósito del año nuevo), ya que para una aspirante a historiadora es casi una deshonra no contar en su acerbo literario con la que muchos historiadores consideran la mejor novela histórica de todos los tiempos.
    Para mi, Visconti es uno de esos genios del cine, cuyas obras no pierden calidad ni actualidad con el paso del tiempo. Un cineasta universal en toda regla. Sin embargo “Muerte en Venecia” cuenta con el curioso título en mi historia cinéfila particular, de ser la primer película con la que yo me quedé dormida viéndola. Para disculparme, he de decir, que la he vuelto a ver al menos otras dos veces sin que me perdiera ni un solo segundo de metraje.
    Y que decir de Burt Lancaster…. lo mejor que puedo decir de él como actor inconmensurable, es que era uno de los actores favoritos de mi padre….
    Besos.AlmaLeonor

     
    • plared

      17 enero, 2012 at 1:48

      Si la verdad es que muerte en venecia no es una obra para ver, digamos que con escasos años. Dormirse es casi obligación viendo el ritmo de la película. Y como dices una gran actor, que realmente toco todos los palos del cine y en todos sobresale. Uno de los grandes sin duda alguna. Sobre la película, en especial destaca esa magia que se perdió con el cambio, de un mundo que aunque imperfecto, tenia un encanto que el que esta por venir, carece. Y visto el camino que llevan ultimamente, me da que los bastantes mas de 1000 años que nos gobernaron diversas dinastías en tiempos digamos que bastante mas convulsos. Se van a quedar en infinitamente menos, viendo el nivel de los que ahora rigen nuestros destinos. Vamos que en poco mas de 100 años que lleva la burguesía económica gobernando. Ha conseguido llevarnos a las puertas del desastre, y encima parece que hay que darles las gracias.

      En cuanto a la novela, es una autentica delicia. Una de las que mas me ha gustado siempre junto a Cada hombre en su noche de Julian Grenn, digamos que dos novelas bastantes distintas, pero que crean una atmósfera sumamente atractiva. No dudes en leerla, aunque su carácter histórico, creo que es lo de menos. Sobre ese periodo las hay mas ilustrativas, pero ninguna con la magia de esta, ni con un personaje tan complejo como es este príncipe de SAlinas. Un abrazo muy fuerte y encantado de tenerte por aquí comentando.

       
  7. Alfredo Paniagua

    16 enero, 2012 at 13:26

    Tengo que ver esta película. La recuerdo de adolescente que era larguísima -sé que esta observación que hago no es propia de un aficionado-. Visconti es para mí un completo enigma. Gracias por la reseña!! Tanto gore no debe ser bueno para mi mente 🙂

     
    • plared

      17 enero, 2012 at 1:52

      En la variedad esta el gusto y ya sabes que disfruto tanto con tierra de estacas, como con esta. Digamos que eso puede parecer extraño, pero en fin, cada uno es como es…. Y si, larga es , unas tres horas y la versión integra mas, incluyendo ese genial baile que debe de durar cerca de la hora. Radicalmente distinto al gore del que tanto disfrutas, pero te vendrá bien como calmante y relax. Digamos que un oasis entre zombies y maniacos asesinos con alma de cazadores. A poder ser de presas con cuerpos de escandalo…..

       
      • Alfredo Paniagua

        17 enero, 2012 at 8:37

        me viene a la cabeza el baile de La Puerta del Cielo de Michael Cimino, que también dura lo suyo…

         
      • plared

        17 enero, 2012 at 20:36

        Si, juntos al del cazador, probablemente los tres bailes mas famosos del cine. Por duración y lo importantes que son en la historia. Por cierto La Puerta de Cielo, una grandiosa película que fue defenestrada por la critica y creo que poco valorada por el publico. Una película impresionante, de las que mas me gustan. Pocas veces se ha plasmado en el cine de forma tan bonita el desencanto de un personaje. Geniales tanto Kris Kristofferson como Christopher Walken Una película que sin duda se merece una entrada que haremos cualquier día de estos. Abrazos campeón

         
  8. David C.

    17 enero, 2012 at 4:50

    Maravilloso filme. Que ganas de volver a ver a Claudia Cardinale, que mujer tan hermosa, como tú dices aporta una belleza (yo agregaría tremenda por lo dulce y radiante).

     
    • plared

      17 enero, 2012 at 20:30

      Realmente hermosa en esta película, la pena es que sea lo único que aporte…cuidate

       
  9. Mario

    17 enero, 2012 at 14:07

    Ésta cinta no la he visto por querer leer primero el libro, sin embargo está postergada con cita segura para después junto a un grupo exquisito de filmes magníficos e indispensables amparados por su fama, sus realizadores, sus estrellas, su trama; me gusta Visconti, tanto en su elegancia del mundo de la elite aristocrática o del reflejo del realismo más pequeño. Delon me agrada a su vez, me parece un buen actor y creo que aporta siempre mucho tanto con su sensibilidad o con su dureza, no solo belleza que es lo que menos me atrae de él si bien el cine también es figura. Cardinale como bien dice David y tú, es preciosa, tengo debilidad por la belleza de las italianas que no faltan los aplausos detrás de ésta dama. Un abrazo.

     
    • plared

      17 enero, 2012 at 21:27

      Si , una película exquisita sin duda alguna. Cine de concepción pausada, donde se da un valor infinito a los detalles y las formas. Plasticamente de un barroquismo exagerado. Lo que le da ese carácter de película intemporal. Delon, un gran actor sin duda. Su interpretacion en El silencio de un hombre, es sencillamente de lo mejor que ha dado el cine. Pero en este caso, su papel es mas bien de florero, al igual que la hermosa y radiante claudia. No es cuestión de ellos, mas bien de sus papeles, ya que aquí todo gira en torno al príncipe de salinas y a través de el. Se narra el desmoronamiento de una clase social. Sin duda una obra clave del cine mas exquisito

      No dejes de verla y de leer el libro. Ambas cosas imprescindibles. Abrazos y ya comentaras. Por cierto tu blog cada vez mejor. Todos los que leen por aquí, deberian de pasarse aunque sea para echarle un vistazo. Merece la pena, en caso contrario, ni me molestaria en comentar en el. Abrazos

       
  10. Dessjuest

    17 enero, 2012 at 21:40

    Hombre maestro, yo me sé de un blog donde comentas y que es toda una birria 😀

    Siento no poder opinar sobre la peli esta, tampoco la he visto, eso sí, reconozco que tras leerte hablar con tanta pasión de las películas te dan ganas de verlas.

    Saludos, voy a echar un mus, cuídate jefe.

     
    • plared

      17 enero, 2012 at 21:44

      De birria nada, tus articulos sobre la historia, en especial los de la gran guerra. De los mas entretenidos que he leido. Otro que recomendaria sin ningun tipo de duda. A ver si un dia me animo y pongo eso de blogs que sigo en un lateral. Por cierto al mus, no me durabas tu un asalto….. Abrazos

       
  11. ALTAICA

    18 enero, 2012 at 2:00

    Maravillosa crítica que sin dejar de centrarse en la obra, se amplia al cine global de su autor. De Fellini decían que siempre hizo la misma película contada de diversas maneras, y de Visconti podríamos especular sobre lo mismo, al menos en sus grandes películas o en el subterráneo de las mismas.

    En una aparente dicotomía o contradicción, pues sus ideas se enfrentan a sus añoranzas, a esa sociedad elegante y refinada que filma como nadie, frente a ese otro mundo que inexorablemente se avecina y complace al autor italiano. En realidad él siempre deambula en el filo de la navaja entre ese mundo agotado pero que mira y filma desde el máximo cariño y asombro, y su precipicio inequívoco hacia su transformación o, mejor, su agonía. Puede que aquí Visconti filme su necesidad de mostrarnos su lucha interna entre su sensibilidad y sus principios éticos.

    Es un juego de maestro, una introspección única, pues nadie como él es capaz de mostrarnos algo con tantísimo amor, pero al mismo tiempo nos dice que ya no es posible mantener una sociedad enferma o terminal, aquella que navega como fantasma sin castillo, sin incluso principios pues también ellos, sobre todo ellos, están heridos de muerte. Puede que sea precisamente por ello por lo que el discurso del maestro es impoluto. En caso contrario hubiese sido mucho más vulgar y sectario, mucho más evidente y palmario. Esa extraña, fascinante y supuesta desarmonía es pura inteligencia.

    No es cuestión de analizar ahora la obra de un autor tan personalísimo como Visconti, pero puede que su más mágica película, aquella que realmente auna en esencia la esencia de su autor, sea Muerte en Venecia. Es en ella donde el maestro se derrama sin soporte, donde todo su espíritu y su delicadeza se muestran delicadamente sin piedad. En realidad Visconti es un prestidigitador que trabaja con encajes de bordados imposibles, de plástica milagrosa. Creo que es el autor que mejor ha filmado la muerte, no solo del animal humano, más aún de los mundos y sociedades exhaustas. A las que rinde un hermosísimo homenaje y al mismo tiempo las desnuda para siempre de su frívolo vacío.

     
    • plared

      18 enero, 2012 at 2:46

      Pues si, en cierta manera el paso del tiempo y lo que dejamos en ese lento caminar, es una constante de su cine. La obsesión por la muerte y ese tiempo que se pierde para dar lugar a otro, santo y seña de su obra. En lo que ya no estoy tan de acuerdo, es que complazca al autor ese mundo que se avecina. Mas bien veo que lo desprecia, tanto el novelista Lampedusa, como el director visconti. En cierta manera y veladamente, es un homenaje a esa clase noble que aunque gozara de privilegios immobles, tenia cierto aire de buen gusto, de la que los mercaderes que se avecinan, carecen totalmente.

      Es cierto que es critico con sus iguales, mostrando sus miserias, pero tambien implacable con los que vienen, que como digo no son mas que metálicos verdugos de sonrisa amplia, que ahora están demostrando en estos tiempos convulsos, su verdadera cara. Para ellos no somos mas que numeros y eso se ve perfectamente en estos tiempos de crisis. Sinceramente y esta es una opinión digamos que totalmente particular. La burguesía del dinero que surgió tras la revolución industrial y la decadencia de la nobleza. Se esconde tras palabras como democracia, libertad y zaranjadas varias, para esclavizarnos y convertirnos en numeros con la ilusión de que escogemos algo. Digamos que esclavos modernos y contentos, pero poco se diferencia de esa antigua nobleza, si acaso en las formas, pero la esencia , puede llegar a ser incluso mucho mas cruel.

      En Cuanto a la película en si, pues como dices pura poesía en movimiento para narrar una caída y veladamente su alerta ante lo que esta por venir. Arribistas en busca de su momento, sin tan siquiera el estilo y clase de los que están por caer. Mismos perros y distintos collares, aunque los de los últimos, mas falsos que judas. ESa es la impresión que saco yo de su discurso.

      En lo demas coincidimos, un autentico maestro en filmar el paso del tiempo, la decadencia y en cierta manera las miserias humanas mas tangibles de manera hermosa. Un genio sin duda, profundamente complicado de entender, ya que si pensamos un poco, pertenecer a la nobleza y nunca renegar de ello, coquetear con el partido comunista de su época y además dirigir cine. Digamos que es un coctel bastante complicado. De ahi quizas la belleza de un cine, que ama y odia por partes iguales a practicamente todos los estamentos de la sociedad. Genial tu aportación ,amigo. Abrazos campeón

       
  12. ALTAICA

    18 enero, 2012 at 9:49

    Sin duda Visctonti sabe que al final todo cambia para que todo continúe igual, y sabe que los privilegios del pasado están plenamente vigentes en el presente, que la supuesta transformación y cambio es puro teatro funesto, pero encima desnudo de cualquier elegancia u ornato del pasado. Pero sigo pensando que él sí filma una dicotomía de forma única, pues admira esas sociedades pretéritas y hay incluso homenaje, pero las describe, no ya solo moribundas, también inexorablemente desvaídas pues sus principios han muerto. No creo que Visconti esté totalmente alejado de muchos elementos sociales y éticos, al contrario, lo que no quita cierta transformación en su cine con el paso del tiempo. Puede que todo sea la crónica del desencanto y al final tan solo pretenda deambular en un lirismo estético de los tiempos que ya nunca volverán, agotados en sí mismos y tranformados en más de lo mismo sin belleza, pero jamás impolutos y eméritos. En definitiva un cineasta complejo y poliédrico.

     
    • plared

      18 enero, 2012 at 22:26

      Si, una crónica del desencanto, pero nunca exenta de cierta añoranza por unas formas que el paso del tiempo va degenerando. Mirada critica, pero con cierta añoranza hacia unos valores y principios que dan sus últimos coletazos.

      Lo que esta por llegar, pues ni siquiera les da ese halo de romanticismo añejo. Pues es sabedor de que ya en su nacimiento, carece de ellos totalmente. En la base exactamente igual y es simplemente cambiar unos por otros a efectos prácticos. Pero en las formas, infinitamente mas traidores. Pues haciéndonos creer, que son nuestro iguales, en realidad se muestran todavía mas implacables que los que pierden su sitio.

      Poliédrico si, y quizas con la simple idea de mostrar su lirismo característico, sobre lo que se va y lo que viene. Pero al final su conciencia le traiciona y aunque veladamente, toma partido por las formas. Sabedor de que la esencia es simplemente la misma. Todo cambia, para que nada lo haga. Desgraciadamente, la deshumanización y las formas, si empeoran, cuando ciertos principios desaparecen y solo el poder del dinero se alza como triunfador. Algo que como te digo antes, se esta viendo en estos tiempos actuales. Abrazos e interesante reflexion esta. Que trae intrínseca, mucho mas de lo que podemos explicar combinando pensamientos y teclado. Abrazos amigo

       
  13. Raúl

    19 enero, 2012 at 10:42

    Y no resultaba fácil llevar la novela de Lampedusa a la pantalla.

     
    • plared

      20 enero, 2012 at 2:24

      Como dices, nada facil. Cuidate

       
  14. Enrique Abenia

    19 enero, 2012 at 14:55

    Visconti, un maestro. Un post muy interesante

     
    • plared

      20 enero, 2012 at 2:25

      lo es, grande en el cine europeo y en el de siempre. Cuidate

       
  15. Universo de A

    19 enero, 2012 at 18:22

    Yo creo que sí habla del pueblo, no olvides precisamente el personaje del sacerdote, o el propio Príncipe que tiene tanta influencia como él, lo que pasa es que, excepto los que han crecido, los demás realmente no tienen opinión política, en cierto modo los deja como personas pasivas que se dejan llevar (y ahora que lo pienso, así es como describe el propio personaje a los sicilianos).

     
    • plared

      20 enero, 2012 at 2:30

      Mas bien, parece interesarle poco esa opinión. Digamos que las conversaciones con el parroco, son el único acercamiento a la opinión del pueblo mas llano, que se da en la película. Todo gira en torno a la caída de esa clase y los que ocuparan su lugar. El pueblo como digo, su opinión, queda para otros…. DE ahí, quizas muchas de las criticas que recibió la novel durante mucho tiempo. Aunque al final, su calidad se impuso, mucho tiempo estuvo infravalorada por muchos, por ese motivo. abrazos campeón

       
  16. Universo de A

    20 enero, 2012 at 18:03

    Desde luego, los grandes protagonistas son los nobles, y evidentemente, como has dicho, no se da muy buena imagen de esa burguesía emergente, pero yo creo, que hay también cierta crítica a los sicilianos como pueblo (en realidad, ellos pasan de todo, no tienen opinión propia, incluso algunos le consultan al personaje de Lancaster que votar), y el Príncipe, tanto en el libro como en la película, se dedica a analizar concienzudamente el porqué de su pasividad y su escaso interés en formar parte de la nueva Italia.

     
    • plared

      21 enero, 2012 at 3:02

      Me da que en esos tiempos lo de votar, no era algo demasiado importante para el pueblo llano, aunque bien mirado, ahora tampoco. Es mas, no me resultaría extraño que les importara un soberano pimiento quien les gobernara. Total que mas da cambiar el collar, si las cadenas siguen siendo las mismas. En aquel entonces, sabían de sobra que su voto no cambiaba nada, por eso lo vendían o a saber que. Ahora, pues lo vemos de otra manera y tenemos la ilusión de que elegimos algo. Aunque sinceramente, lo único que diferencia a unos gobernantes de otros. ES que los hay mas y menos inútiles. Por lo demas, parecida esta la cosa

       
  17. Emilio Luna

    20 enero, 2012 at 20:23

    Para mi la mejor película de Visconti, afirmación controvertida reconozco que no es uno de mis directores de cabecera. Todo un clásico. Un abrazo amigo.

    Emilio Luna.

     
    • plared

      21 enero, 2012 at 3:03

      Lo es, otro abrazo para ti y contento de verte pasar, aunque sea brevemente. Cuidate y por cierto. En tu blog no me deja escribir, me dice todo el rato que los caracteres introducidos no son los correctos. Me pasa con todos los de blogger

       
  18. ♥ ♣ ֱֲֵֶֻєρσ¢ค ∂σяค∂ค ֱֲֵֶֻ♣ ♥

    21 enero, 2012 at 13:39

    Me quedo con ese momento mágico en el que Fabrizio y la bellísima Angélica, vestida de blanco, bailan un vals…¿bailamos? 🙂

    Feliz finde Plared…te dejo besitos muak!

     
    • plared

      22 enero, 2012 at 1:37

      Realmente un momento mágico, que evoca muchas cosas. Gracias por ese pequeño regalo que nos dejas, aparte de tu presencia. Cuidate y abrazos muy fuertes

       
  19. avellanal

    25 enero, 2012 at 21:39

    Magnífica reseña-homenaje a una película de esas que retumban en la mente por siempre. Da gusto leer algo escrito con tanta admiración y pasión. Y he de decir que coincido contigo en “Muerte en Venecia” es su otra joya.

    ¡Saludos!

     
    • plared

      26 enero, 2012 at 4:00

      Gracias por tus palabras. Y si aunque urania, no este de acuerdo. Una gran pelicula que merece estar en cualquier blog que se precie. Abrazos…..

       
  20. Nacho

    26 enero, 2012 at 0:59

    Buena critica de una gran pelicula, he disfrutado leyendote, tanto en esta como en otras. Uno de los mejores blogs que he leido en la red. tanto por contenido como por los comentaristas que despues debaten. Francamente bueno

     
    • plared

      26 enero, 2012 at 4:01

      Pues nada, cuando quieras, esperamos tus opiniones. SAludos

       
  21. Universo de A

    26 enero, 2012 at 20:25

    Tienes una visión un poco desencantada del sistema democrático, pero, si algo ha demostrado este sistema a lo largo del tiempo, es que suele ir a mejor.
    En todo caso, no olvides que en el Nápoles de aquel tiempo la idea de una monarquía parlamentaria (que era lo que implicaba Victor Manuel II) era algo totalmente nuevo (y aún más en Sicilia), y la verdad, el XIX no fue fácil para casi ningún país: un sistema nuevo, para muchos difícil de entender porque nunca habían visto nada igual y no sabían por donde guiarse, sólo les quedaban los viejos valores.
    Al final, todos sufrieron los cambios, de eso va la novela y la película, ¿o no?.

     
    • plared

      27 enero, 2012 at 0:16

      Si un cambio de valores y al igual que todos los sistemas han ido degenerando. La democracia lo esta haciendo ahora, con apenas un siglo de existencia. Sinceramente lo que existe ahora, es una perdida total de cualquier valor. Somos números para cualquier cosa y poco mas. Si tenemos comodidades, en teoría, pero realmente importamos lo mismo que esos campesinos de la época a los nobles. Nuestros dirigentes son los mismo, con distinto nombre y formas, pero lo mismo…..

      Los desgraciados sigue siendo los mismos, solo que ahora, con la ilusión de elegir algo. Los que mandan, lo hacen mas, ya que ahora todo es global. Y que conste que esto te lo dices uno, que en teoría debía de sentirse privilegiado, no lo hago desde el despecho. Simplemente es lo que percibo….. Abrazos

       
      • altaica

        18 octubre, 2013 at 21:24

        Sin duda, sabias palabras, llenas de la realidad más pura. ¿Lástima?, eso da. Casa vez piensa uno más en que la condición humana es la que es, allá en el pasado, hoy en el presente y mañana en el futuro. No obstante, no podemos dejar hacer, dejar pasar. Pero claro, después vendrán las lamentaciones para unos y espero que más para otros. Un gran abrazo amigo.

         
      • plared

        20 octubre, 2013 at 1:32

        Pocas cosas cambian y eso se refleja muy bien en esta película. Al final llega una nueva clase, pero la de siempre se adapta. Lo que yo si que percibo, es que cada vez que cambiamos de dueños, se nos quiere hacer creer que lo elegimos nosotros.

        Que gobiernan para nosotros cuando en realidad son castas ancladas en privilegios que crean necesidades impuestas para tenernos ocupados en absurdas luchas ideológicas o peleando por migajas mientras ellos se relamen en el banquete.

        Y si, estas oligarquías antiguas eran déspotas y todo lo que se quiera, pero tenían algún principio. Las de ahora ninguno y ademas se les llena la boca con palabras como ciudadanía pueblo y demás. Curiosamente a la misma vez que también se llena su cartera….

         
  22. Universo de A

    1 febrero, 2012 at 21:39

    “Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.” Sócrates, siglo V a.C.. Hago esta cita para referenciar que siempre estamos convencidos de que después de nosotros (o nuestra generación) el diluvio, pero no es así, las nuevas generaciones tienen siempre mucho que aportar, y si por algo ha destacado siempre la humanidad es por su capacidad para evolucionar, hemos conseguido muchas cosas y seguro que podemos conseguir muchas más.
    ¿Qué hay un fondo que no cambia? desde luego, defectos del ser humano, pero también creo que se puede acabar yendo a mejor y desde luego, no podemos compararnos en ningún caso con personas de siglos anteriores, pues no hay duda de que en todos los aspectos estamos mejor que ellos, por idílico que pueda parecer el pasado.

     
    • plared

      2 febrero, 2012 at 3:13

      Si avanzamos en cuestiones, pero en otras para atrás como los cangrejos. La destrucción de la familia como concepto.Los cambios de valores, donde el esfuerzo y el tesón están desterrados en aras de conceptos como triunfo, si puede ser fácil mejor. Unido a la perdida de esos valores, dan como resultado. Un todo vale para alcanzar un fin, algo que se traduce en barbarie, a no pasar mucho. Digamos que ya practicamente nada se respeta y esto se esta convirtiendo en una jungla. Lo que antes o despues explotara.

      Las humanidades han retrocedido siglos, puede que las ciencias avancen. Pero cuando se cambia una por otra, el resultado no puede ser bueno. No hay mas que ver el fracaso escolar, cada vez mas alto. El paro disparado y los ricos cada vez mas y los pobres cada vez mas pobres. Este sistema se basa en la clase media, el capitalismo se mueve gracias a ella. Y cada vez es mas pequeña y no por la evolucion lógica que seria hacia las altas. Mas bien por que están empezando a engrosar la de las bajas. Así de simple y asi de cruel. Cuidate

       
  23. Universo de A

    5 febrero, 2012 at 0:21

    A pesar de que tengo artículos tuyos pendientes de comentar… ¡no puedo resistirme a continuar con este interesante debate!.
    Bueno, en primer lugar decir que no creo que haya desaparecido el concepto de familia, simplemente ha evolucionado, y lo considero de agradecer, ¿o acaso era mejor que una madre soltera se viera en la deshonra por una norma de pura doble moral?, ¿realmente es lógico pretender seguir ocultando o disfrazar la homosexualidad cuando es algo que ha estado ahí siempre como demuestra la naturaleza?, ¿es mucho mejor que un matrimonio continue a pesar de que el hombre se emborrache, llegue a casa y mate a palos a su mujer?, ¿realmente merece la pena un matrimonio si ambos contrayentes son extremadamente infelices y lo han intentado todo para mantener algo que simplemente no ha funcionado?. Y no nos equivoquemos, las pulsiones humanas surgen de un modo u otro, y siempre haya formas de saltarse, de forma más o menos correcta, todas las normas sociales o de la civilización.
    El triunfo fácil, el todo vale para alcanzar un fin, ¿es que acaso eso no ha existido siempre? tú y yo hemos hablado de Maquiavelo y eso no es precisamente actual, o ¿acaso la historia del prestigioso Imperio romano nos está hablando de ideales puros y de humanos perfectos?.
    No te equivoques Plared, la gente no cambia, el fondo sigue siendo el mismo, pero hemos evolucionado porque vivimos mejor y somos más civilizados. Hablas de fracaso escolar, bien, al menos casi todo el mundo está alfabetizado, que no es algo que se pudiera decir hace algunas décadas.
    Las cosas están mal, cierto, también lo estuvieron en el 29, y mucho peor; y en sistemas políticos anteriores realmente hubo diferencias abismales entre ricos y pobres.
    En cualquier caso, reconozco que cuesta defender estas ideas teniendo en cuenta la situación actual, pero, tengamos esperanza en que todo vuelva a estar bien, al fin y al cabo, es lo único que nos queda, el pesimismo nunca ha ayudado a nadie en nada.

     
    • plared

      5 febrero, 2012 at 4:05

      No es cuestión de pesimismo, mas bien de evolucion lógica. Si ahora la gente esta alfabetizada no es gracias a los gobernantes. En tiranías monárquicas del siglo XV por ejemplo, estaban mas avanzados que en el siglo I y había mas alfabetización, en el XIX mas y en el XX mas. Evolucion lógica simplemente, da igual quien nos gobernara, se avanza por inercia. Prueba de ello seria la dictadura de Franco, en ella se alfabetizo mucho mas que en la república, por ejemplo y las condiciones de vida mejoraron si las comparamos con ese periodo como de la noche al día. Evolucion lógica tambien.

      Ahora pretender vendernos que esto es lo mejor y no es asi. Simplemente es una evolucion la actual, que avanza en conceptos materiales y de conocimiento. Pero retrocede en valores morales y humanismo. Lo que solo a la larga puede llevar al desastre. Lo que dices, puede ser cierto en abstracto, que la mujer avanza, sin duda, que la homoxesualidad se debe de reconocer, tambien. Que un matrimonio deberia de separarse cuando las cosas van mal pues…Todo en abstracto resulta incuestionable pero. La realidad dice que si se crea un clima como el actual, los matrimonios se separan por discusiones tontas, vamos que no hay ni el mas mínimo compromiso. Que los que sufren son los hijos, que terminan haciendo lo que quieren sin ningún valor que les eduque. Que las mujeres terminan ejerciendo una tiranía, acojonando al hombre que sabe que si se separa, todo perdido lo tiene y asi hasta el infinito. Como se suele decir, no hay peor tirano que un esclavo con látigo.

      La teoría dice que los sindicatos deberían defendernos, que los políticos gobernarnos. Pero la realidad dice que los sindicatos no nos defienden, se limitan a colocar a los suyos para no pegar palo. Los gobernantes aferrarse al poder, importándoles un pimiento a quien gobiernan. Solo mantener la poltrona y para ello usar desde la mentira a la infamia con alegria de colegial. Y asi otra vez hasta el infinito.

      Y las diferencis es verdad que en las últimas decadas se había reducido, pero a costa de una deshumanización de todo. De cualquier forma esto parece corregirse ahora. Ya que la clase media se la estan cargando y las diferencias poco a poco estan volviendo a ser mas grndes entre ricos y pobres. Sintoma claro de un cambio de ciclo, como ha sido siempre desde el impero romano.

      Antes ese empresario del puro, era un tipo distante, pero que conocía a sus empleados y les trataba como tal. Si la mejor parte para el, pero daba trabajo a los hijos de sus obreros y aunque fuera un cabrón, si alguien tenia un problema, solía involucrarse. Ahora puñeteros números somos, hay un departamento de personal al que le dicen que hay que despedir a 50. Y lo hace por meras estadísticas económicas. Las situaciones personales pasan a un segundo plano. DA igual que uno tenga 5 hijos y otro ninguno, si te toca te toca. Simples números para ellos. Siento que pese a todas las campanas que suenan. No vea una mejoría, económica quizas, pero humana siento decir que no.Cuidate

       
  24. Universo de A

    11 febrero, 2012 at 17:44

    No creo que la evolución se produzca por inercia, al menos la que no procede de la naturaleza, e incluso esta procede muy en parte del aprendizaje. Con la caída del imperio romano empezó la edad media, y que duda hay de que supuso un retraso que no se recuperaría hasta el renacimiento; no, la vida en general funciona a base de prueba, error y vuelta a empezar.
    Quizás, lo que pasa en la actualidad, es que nos enfrentamos a una nueva sociedad, una sociedad incipiente que se está creando a si misma y que no tiene nada que ver con el pasado, han cambiado cosas muy importantes y vitales para el ser humano, por ejemplo la forma de comunicarse (piensa que, por ejemplo, hace sólo unas décadas, hubiera sido muy improbable que nos hubieramos conocido y que por tanto estuvieramos manteniendo esta charla). Y los cambios nunca jamás son fáciles, porque siempre hay quien los rechaza, quien se aprovecha de ellos para satisfacer sus propios intereses o directamente por pura maldad… etc, buen ejemplo de ello son las democracias incipientes del s.XIX, que en casi toda Europa fueron cualquier cosa menos un camino de rosas: políticos interesados y sin el más mínimo interés en el bien del estado (un buen ejemplo es el reinado de Isabel II en España, que habrás leído en mi artículo de “Reinas trágicas”), ideologías cruzadas que no admitían la tolerancia y que consideraban todo o blanco o negro, algún sistema fraudulento (el canovismo) para asegurar la paz aún a coste de la democracia… etc. Y además la revolución industrial. Sí, fue una época de cambios, y como tal no fue fácil para nadie, hasta que finalmente se configura y se asienta moderadamente todo resulta un poco caótico. Quizás es lo que estamos viviendo en este momento, sólo que de otra forma, al fin y al cabo, ¿qué se puede decir cuando uno de los objetos más antiguos de nuestra historia, uno de los más reconocibles como es el papel o el libro parecen estar comenzando el principio de su extinción?. En definitiva, citando una frase de “Mujeres desesperadas” que pronuncia Mary Alice: “debemos de dar las gracias por todos los cambios que nos traiga la vida, buenos y malos, porque llegará un día… en que no habrá más cambios”.
    Y en todo caso no te equivoques, el empresario del puro mantenía explotados a los obreros y lo único que le preocupaba de sus hijos era cuando tendrían edad para trabajar, poquísimos empresarios intentaron mejorar las condiciones de sus trabajadores (hubo uno en Inglaterra, cuyo nombre no recuerdo, que sí lo hizo e introdujo muchas mejorías para ellos, demostrando además que el rendimiento había subido ampliamente, pero nadie le hizo caso, desgraciadamente).
    Y otra cosa, si eses pensamientos te los provoca la prensa, no olvides que ellos publican lo que quieren y como quieren, probablemente recordarás, ha sucedido muchas veces, que cuando sale una noticia de un perro que ataca a un hombre, automáticamente aparecen otro montón iguales y se crea una alarma social contra el pobre animal a los que ya se les exige llevar de todo. Pero eso no significa que todos los perros sean asesinos, sino simplemente que es la nueva moda de la prensa.

     
    • plared

      12 febrero, 2012 at 6:29

      No defiendo ni mucho menos al empresario de antes y es verdad…que las cosas han mejorado en cuanto a derechos laborales. Pero ni por un momento pienses que al dueño de la empresa en la que estas. Le importas mas que le importabas al del puro. Diría que incluso menos, ya que ese por lo menos tenia la decencia de que si había que echar a alguien. Tener en cuenta la familia o condiciones especiales de cada uno

      A lo que me refiero, es que ese cambio se ha producido siempre. Digamos que la evolucion siempre ha ido hacia mejorar las condiciones de trabajo. Algo que sin duda se ve con el paso de los siglos, mi comentario es global. Siempre a lo largo de los siglos esa mejoría ha ido de la mano con un trato mas humano. Ultimamente no es asi…

      Si es verdad que se ganan derechos, pero a cambio se pierden muchas cosas. Ahora simplemente números somos, nadie en una empresa grande se preocupa de ti. A nadie le interesas, ni tu ni tus problemas, si eres necesario te mantienen, si no a la calle, sin ningún tipo de explicacion. Al no tener nombre, eres una simple nomina, que si hay que deshacerse de ella, se hace por turno o necesidad, el factor humano no existe. Ese cambio es contra el que no estoy de acuerdo. Hasta no hace mucho siempre fue de la mano como digo, con las mejoras sociales. Ahora para atrás sin duda ninguna.

      Dicen que mejoramos, vale, sera verdad. Pero mi familia era clase media, al igual que lo seria yo. Y sinceramente, yo no recuerdo haber visto los agobios que ahora tenemos en mis padres de dinero. Si recuerdo que cuando querían podían ir a cenar. Que era normal ir con la familia a tomar el aperitivo, y digo aperitivo, no una triste ración en una mesa. No recuerdo que se matara a trabajar, ni que la comida resultara cara de comprar. Vale se echaban quizas mas horas que ahora, pero cuantas en realidad eran trabajadas? Tenia mucho mas tiempo libre que ahora, digan lo que digan los de siempre…. La comida y la vivienda, eran infinitamente mas baratas en relación a los sueldos que ahora. Si comprabas algo y se estropeaba, alguien te atendía. Y asi hasta el infinito

      Y si, puede que avancemos, pero lo hacemos por inercia perdiendo en el camino muchas cosas que no deberíamos. En realidad mejoramos, me da que no y no es culpa de la crisis. Ahora es mas notable, pero esta locura de deshumanización y precios disparatados. Esta ya hace mucho tiempo y callamos todos como putas. Abrazos figura

       
  25. Universo de A

    16 marzo, 2012 at 19:34

    ¡Y he vuelto a nuestro viejo debate! (ahora que habíamos agotado el de “El Crepúsculo…”), a ver si consigo retomarlo….
    Una vez más te remontas al pasado y el pasado es muy fácil de recordar, básicamente porque la memoria humana es muy benévola, todo lo anterior se ha superado fácilmente, ¿por qué? porque ha salido bien. Cualquiera que, por ejemplo, haya ido a la universidad te dirá que fueron los mejores años de su vida, en cambio las personas que están allí no están precisamente contentas: profesores narcisistas e insoportables, un trabajo absorvente que no tiene horarios, el miedo a no conseguir superar determinadas asignaturas que quedan año tras año y para las que no parece haber solución, dependencia paterna o de becas, incertidumbre acerca del futuro y que pasaría si no consiguen el título, replantearse su vida entera… etc, pero con los años, no queda ningún recuerdo de esas angustias, lo que queda es lo bien que lo pasabas con los amigos, el tiempo libre que tenías, toda la gente interesante que conociste, aquellas locuras juveniles que dan para montones de anécdotas… etc. El pasado en la memoria es, para casi todo el mundo, muy dulce, pero eso no significa que fuera real.
    Yo francamente, estoy convencido de que podremos avanzar mucho y tal y cual, pero en el fondo la gente no cambia, seguimos teniendo los mismos defectos y virtudes de siempre unas veces más disfrazados o civilizados que otras, pero los mismos, y la historia da continuamente esa lección, prueba de ello es que, por ejemplo, se han producido más guerras por razones personales que por razones lógicas y objetivas (si es que realmente hay alguna razón lógica y objetiva para ello).

     
    • plared

      16 marzo, 2012 at 22:15

      Es verdad que recordamos tiempos universitarios. Tiempos de alegría aunque quizas nuestro recuerdo fuera de lo que nunca sucedió. Ya que en realidad, no recordamos la universidad, ni tan siquiera esos tiempos en que te creías el amo de la pista y las nenas eran objetivo primordial.

      Mas bien, que entonces eramos jóvenes, eso es en realidad lo que añoramos. La fuerza de entonces, el ansia de vivir y la necesidad de descubrir cosas nuevas cada semana. Eso es nuestro oscuro deseo que se ve reflejado en tiempos pasados. Ya que, ese mismo paso del tiempo si algo nos roba. Son las ganas y la fuerza.

      Da igual que tu juventud fuera una mierda y todo lo que dices cierto. La añoraras igual, ya que esas ganas de comerte el mundo sin duda existían, mas allá de temores adyacentes a la edad. Por eso tendemos a recordar lo bueno, ya que en ello revivimos otros tiempos, que mejores o no. Sencillamente nosotros eramos tan jóvenes como ilusos y el mundo…..Algo que podíamos comernos de un bocado.

      Ilusorios e idealistas, sentados ahora frente al ordenador escribiendo sobre lo perdido. Desde luego, el paso del tiempo es tan lento como eficaz en su caminar.

      Y las guerras, meros vehículos para conseguir un fin. Normalmente de unos pocos que siempre se las agencian para no participar. Y unos muchos que aunque no quieran, terminan siendo los actores secundarios pero necesarios. Vamos los que menos ganan y suelen darlo todo……. abrazos y como siempre encantado de debatir contigo

       
  26. Universo de A

    18 marzo, 2012 at 12:28

    Utilizando un par de citas que resumen lo que estamos comentando “de joven creía que me iba a comer el mundo, después el mundo acabó comiendome a mi” o “El tiempo es un gran maestro, lo malo es que mata a sus alumnos”.
    Tiene gracia que comentemos todas estas cosas porque están totalmente relacionadas con El Gatopardo, quizás por eso es considerada una obra maestra, porque en el fondo plasma algo que sigue suciendiendo y que siempre sucederá.

     
    • plared

      20 marzo, 2012 at 2:42

      Lo peor del tiempo, es que cuando eres joven, crees que nuca pasa y cuando realmente lo puedes disfrutar. Ya casi no te queda. Y si algo te roba, son las ganas, ya que queramos o no, el tiempo siempre deja su huella y aunque finjamos no verla. Se lleva demasiadas cosa en el camino. Por eso me gusta el mensaje de esta pelicula. De unos tiempos que se van y otros que están por llegar.

      Si imperfectos lo que se pierden, Pero hasta que punto mejores los que están llegando. Cual sera su desenlace. Uno que el Príncipe de Salinas sabe, y que ahora quizas estemos viendo su principio del fin. Ya que mandar, aunque todos creamos saber es lago que lleva muchos tiempo. Y los que actualmente ejercitan el poder, reconocido o no, son simples advenedizos. SAludos campeon

       
  27. Universo de A

    23 marzo, 2012 at 1:08

    Sí, muy por desgracia la vida nos va quitando la ilusión, la imaginación y todas las ambiciones, todo se va perdiendo por el camino, los sueños se olvidan… sin duda es un conjunto de cosas que no tienen que ver sólo con cada individuo, pero no sé, yo siempre me debato entre si esto es bueno o malo, como dijo Oscar Wilde “hay dos grandes tragedias en la vida: una es no conseguir lo que deseas, y la otra es… conseguirlo”.
    A mi en cambio me gusta la película porque, no me preguntes porqué, la idea de la decadencia siempre me ha fascinado, la decadencia de cualquier cosa: de un país, de una familia, de un lugar… etc. Supongo que por eso me gusta Visconti en general (y por su extremada estética, por supuesto).

     
    • plared

      23 marzo, 2012 at 1:43

      La decadencia en si, es absolutamente fascinante. Atrae mucho mas que su contraria. Digamos que es el equivalente a esa inclinación hacia lo oscuro. Que repele, tanto como atrae y al igual que en el triunfo contra la derrota. Cierto es que todos deseamos ganar…..

      Tambien vemos como la épica, la mayoria de las veces se construye precisamente del lado de los perdedores. Magnificandola, hasta conseguir ese aire de victoria en la derrota. Complicado, quizas si, pero real, bastante real diría yo…..

      Y visconti, es decadencia pura. Un aristocrata, que coquetea con los comunistas, sin renunciar nunca a su condicion de clase en lo personal. Que construye cuadros de belleza exquisita en lo cinematográfico para mostrarnos esa decadencia, que atrae, precisamente por su falta de ganas de jugar. A ese juego que llamamos vida, ya que si algo se nota en su obra. Es la nula capacidad, tanto para ganar como para perder. Simplemente da la impresión de que no le interesa

      Quizas, por ello, todo en el es decadente y falto de principios, mas alla de los puramentes personales. Ya que carece de ellos. Simplemente por educacion busca la belleza, por convicciones, algo mas. Y ahí choca todo. Lo que le da ese atractivo único a su cine. Cuidate

       
  28. Universo de A

    1 abril, 2012 at 0:36

    En otras palabras todos poseemos el eros y el pathos, la capacidad de amar o de destruírlo todo.
    Sin embargo esa idea de victoria en la derrota me parece muy de tu género predilecto, el western, en la vida real, no lo acabo de ver, la derrota siempre es la derrota y no existe final feliz o digno para los perdedores, al menos por lo general.
    En cuanto a Visconti, es impresionante como te azota mentalmente con temas extremadamente escabrosos e incluso difíciles de digerir moralmente, pero que a la vez, lo hace con tal suavidad, con una estética tan desmedida que, aunque lo que estés viendo resulte horrible (y en muchos casos lo es, “El gatopardo” es uno de los ejemplos más suaves de su filmografía) apenas te das cuenta hasta el final, o hasta que llega un punto en que reaccionas, porque mientras tanto te has dejado llevar por su ensoñación, quizás sea esa una de las cosas que lo que lo convierte en el gran cineasta que es.

     
    • plared

      1 abril, 2012 at 5:16

      No, en la derrota hay mucha épica, cuando esta es llevada con clase y de alguna manera provocada por uno mismo. Ejemplo claro Casablanca, Pierde a la mujer que ama, por que es lo correcto, pierde su bar, por que tambien hace lo correcto. Se queda sin nada y ademas gana por amigo a uno de los mas cínicos personajes que ha dado el cine. En teoría lo ha perdido todo, seria un perdedor nato, pero quien no habría querido estar en su lugar?. Definitivamente, en la derrota hay mucha epica, en especial cundo es provocada…..

      Tu ultimo párrafo sobre Visconti, nada que añadir, simplemente genial. Cuidate

       
  29. Universo de A

    5 abril, 2012 at 11:17

    Lo que dices es precioso para el cine… pero no para la vida real; queda maravilloso ver a los personajes alejarse hacia un paisaje neblinoso mientras la música en crescendo acompaña las letras “The end”, pero, en la vida el “The end” no llega hasta que uno se muere; y lo cierto es que lo mires como lo mires, ese hombre perdió a la única mujer que amó por si se diera el supuesto de que ella pudiera aportarle apoyo moral a ese otro hombre, y, seamos sinceros, ¿realmente esa mujer va a aguantar mucho más con el de la resistencia? estuvo a punto de abandonarle varias veces, es evidente que ya no le ama, ese matrimonio tiene los días contados, con o sin Boggart, no sirve de nada engañarse en ello, pues ella también va a ser infeliz, no se ha tratado de una vulgar aventura extraconyugal, se trata de una mujer que ha rehecho su vida, que ha evolucionado, y que ahora tiene que volver a un pasado que no sabe ya ni si le gusta.
    Y en lo referente a esa amistad, bueno, bueno, no sé yo… aunque bueno, no voy a hablar de como sería la posible segunda parte de esta película porque eso ya lo plantee (de esa y de varias películas, de forma totalmente humorística, claro) en cierto artículo de la sección humor.
    Y lo digo y lo reconozco, a mi también me encanta la idea del heroe decadente que se hunde con todo el barco si hace falta en la defensa de unos ideales justos y buenos… pero por experiencia sé que a la hora de la verdad, en la vida real rara vez hay un final feliz, porque todos los actos tienen sus consecuencias, y esas en las películas no se ven porque aparecen esas preciosas palabras “The end”.
    Y gracias por lo del parrafo de Visconti.

     
    • plared

      7 abril, 2012 at 2:26

      Quizas si, pero en la vida real muchas veces renunciamos a cosas, no porque pensemos que la otra opcion es mejor. Mas bien por que sabemos que la nuestra, es la menos acertada, vamos que el fracaso esta asegurado.

      Y puede ser que la otra no tenga un futuro esplendoroso, pero sabe que sin ella el otro no es nada y con ella. Una esperanza para muchos, algo que solo pueden entender, los que en verdad, están de vuelta de muchas cosas. Ya que los héroes, en la vida real, son siempre los que menos se les espera.

      De ahí lo grandioso, al igual que esa amistad, una de las que suelen darse, entre los que apenas tienen amigos. Por lo que futuro si le doy.

      Y no es que el héroe defienda unos ideales, ya que no los tiene, simplemente hace lo que el cree que es lo correcto. No por ella, ni tan siquiera por la resistencia. Simplemente por el, ya que piensa que es lo que deberia de hacer. Sin mas discurso morales. Eso quedan para otros que les guste brillar, este es uno de esos, que se maneja mejor en segunda fila.

      Y lo creas o no, la vida real supera en mucho a la ficción. Este quizas no sea el sitio, pero por esos países donde dios no existe, se conoce gente y presencias gestas, que nada tienen que envidiar a cualquier pelicula. Tambien lo contrario, pero es que la vida si algo es,….. Seria multicolor. Cuidate campeon y ya sabes que me gustan siempre tus reflexiones. Abrazos

       
      • Ernán Dezá

        11 octubre, 2013 at 5:35

        No sé que he disfrutado más: si la película cuando la vi, tu delicioso escrito o este atisbo de voyeur a vuestra conversación. Un suelo del oeste sin revólveres y con toda la tensión. (con Universo de A) Considero que no existe nada más poético que un perdedor, pero en la vida real perder no es tan terrible, al menos no lo era en mi época. El perdedor está, casi siempre, satisfecho consigo mismo. Sigue las reglas de su moral, decadente o sin tacha, y no se deja doblegar por lo que le impone la sociedad.
        El cambio social es necesario, impuesto por cambios económicos, climáticos e incluso de salubridad. Para nadie es un secreto que sequías, pandemias, plagas en patatas, trigo y maíz, inventos como la imprenta, los telares, los motores de vapor de agua, el automovil o la fabricación en serie han cambiado el mundo. Lampedusa, Visconti y el príncipe de Salinas se avienen a esta verdad. la tratan a su manera, magistral, loable, sabia o deleznable.
        El consumismo que nos vende cada vez más cosas, creando necesidades falsas en los que tienen suficiente poder adquisitivo, nos está nublando la vista. El progreso y la evolución están bien, pero tienen su precio. La moralidad, la ética desaparecen. El triunfador lo es, sea como sea. Los perdedores se han vuelto invisibles? No creo que cualquier tiempo pasado sea siempre mejor, no cambio el lugar ni los tiempos que estoy viviendo actualmente por nada. Los cambiaría Visconti?
        Habitar en el mismo tiempo y espacio con la nostalgia y la decadencia, viviendo una vida intensa es posible. No es un proceso suicida.
        Lampedusa y Visconti lo embellecen? Solamente lo exponen. Eso es lo que provoca tan sabrosas discusiones, lo que hace a sus obras: maestras. La belleza que parece vacía y decadente, la que tenemos lectores y espectadores que llenar con nuestros pensamientos. Un cine que hace pensar, Plared. El buen cine.

         
      • plared

        13 octubre, 2013 at 2:07

        Espero que disfrutaras lo mismo que yo al leer tu acertado comentario. El perdedor, una figura que provoca las mas hermosas historias. Pero no sobre un perdedor cualquiera, mas bien ese perdedor que se sabe ganador aunque haya convertido en norma no serlo.

        Ya que algo en el falla, lo tiene quizás todo para el triunfo, pero de alguna manera siempre se le voltea y aun así, mantiene cierto tipo, cierta elegancia que solo se consigue cuando uno se acostumbra a estar en el lado equivocado.

        Ese perdedor, ese estilo conseguido muchos veces a través de generaciones es el que ha inspirado historias fantásticas, el que ha inmortalizado el cine y la literatura negra. El que ha creado leyendas. Si es verdad que siempre se recuerda al ganador, al que consiguió a la chica. Pero hacer literatura de ello, pues difícil se hace contar la historia de un ganador por mucha clase que tenga.

        En cambio la de un perdedor, cuando este brilla en la renuncia por un motivo mas alto…Pues que decir. Recuerdas el final de casablanca….Pues ahí esta la esencia del perdedor cuando la clase y el estilo no le son ajenas.

        Cambiando el tercio, esa levitación que vivimos quizás se gesto en la época de la que nos habla esta película. Cuando los grandes señores fueron sustituidos por mercaderes. Ese fue el fin de los privilegios de cierta clase, pero no un principio para el común de los mortales. Simplemente una sustitución de ciertos valores por uno que antes era algo prácticamente heredado junto a otras cosas. Valores estos, que se quedaron en el camino

        Y a partir de ese momento se convierte en el único, en el poder del dinero gestado por mercaderes, nuevos ricos sin un patrón que seguir. Mas bien gestando un trasvase de intereses. Al que unos se adaptaron y otros al oír el tañido de las campanas supusieron que tocaban a muerto. Que su tiempo, simplemente se había acabado.

        Algo que irremediablemente como todo poder, termina corrompiéndose. Volviéndose oscuro y con ello creando grietas que ciertas hienas siempre han sabido aprovechar. De ahí que el capitalismo de mercaderes, con el tiempo se haya convertido en algo pomposamente llamado globalizacion. Donde nada tiene cara, todo es etéreo, intangible.

        Alguien puede vender y comprar sin tener nada en efectivo y sin mas respaldo que la nada. Algo que se comprueba cuando se le piden responsabilidades ya que el chiringuito no funciono bien. No hay nada, nadie es culpable y al final solo pagan los de siempre. Los peones que caminan para que ellos puedan ir sentados.

        La ética, la moral, principios desterrados. Permutados en números, seguridad social, carnet de identidad, nomina. Recibos y mil cosas mas para que nadie se escape a la gran estafa. Un único resultado, sustituidos los grandes señores, tomaron el poder los mercaderes. Caducados ya estos, las grandes corporaciones. Lo siguiente, la nada y viendo los ciclos, no tardara en llegar….

        Y si, yo añoro ciertos tiempos sin prisas. Donde no todo era dinero. Donde la belleza, la calma eran algo. Y el dinero, simplemente el medio de tenerlas. Tiempos donde la palabra significaba tambien algo.

        Donde cierta ética te obligaba a huir o a alistarte en la legión extranjera para limpiar una mancha. Ahora se acude a un programa de televison para contarlo y ganar aunque solo sea fama efimera con ello. Sin tan siquiera buscar justificaciones y lo mas triste es que mucha gente te escucha. Y lo blanco pasa a ser negro. Lo oscuro, claro y el culpable inocente.

        Ahora todo se cambia, lo tradicional resulta arcaico. Se crean modas y tendencias que en realidad son necesidades inventadas para seguir exprimiendo la maquinaria. En vez de avanzar, se retrasa y hasta la edad de jubilación se hace eterna.

        Todo para que la maquina funcione y los de siempre. Con un nombre u otro, pero cada vez mas deshumanizados sigan teniendo números a su favor. Sobra decir, que esos números somos nosotros, unos mejor pagados, otro por desgracia esclavos modernos, que ademas pagan por su casa y su comida. Pero al final…Todos menos unos cuantos, números al fin.

        La pelicula, magnifica por supuesto……. Cuidate

         
  30. irenebergman

    9 octubre, 2012 at 22:10

    Sin duda es una película que disfruté enormemente viéndola, yo la calificaría como una obra monumental del cine. Una parte de la historia contada con maravillosos planos, ricos interiores y muy buenas actuaciones. Burt Lancaster se sale en su papel y la belleza de Alain Delon y Claudia Cardinale es apabullante.
    Me ha emocionado tus post. Saludos.

     
    • plared

      10 octubre, 2012 at 1:54

      Lo es, una de las películas mas bellas y profundamente barrocas que se han rodado. Todo en ella destila la clase y el saber estar de ese príncipe ante el imparable avance de los tenderos convertidos en gobernantes. Gran película, rodada con un sentido del gusto pocas veces repetido. Saludos

       
  31. Fidel Ernesto Hernández Avalos

    31 agosto, 2013 at 4:36

    “La sustancia historica se perpetua, Y diversos regimenes de poder necesitan que todo cambie para que nada lo haga.” Me gusta y me suena… Me permitirías que lo usara de exergo alguna vez?
    Primero leí la novela y me envolvió, Odio las comparaciones entre literatura y cine, son dos medios distintos que utilizan recursos o técnicas diferentes. Nunca un filme podrá ser igual al libro y viceversa, Se puede mantener la fidelidad y salir airoso. Luchino Visconti lo logra en “Muerte en Venecia” y en “El gatopardo” Y es que era Luchino Visconti.
    Demoré años en querer ver la película. Entonces descubrí que es para disfrutarla a sorbos lentos, como se lee la novela. Planos largos, miradas al vacío, Burt Lancaster demostrando que era más que una estrella. La música conspirando con la laxitud. Por momentos me recuerda a la quizás menor “Livia” (Senso) con Alida Valli comiéndose la pantalla en una entrega que me parece menos europea.
    Tu crónica es muy ajustada. Evocas a Lampedusa y provocas deseos de volver a verla.

     
    • plared

      1 septiembre, 2013 at 3:41

      Puedes usarlo cuando quieras, aunque presiento que yo también debí de leer algo parecido en algún lugar y le di forma. En fin, es lo que tiene que te guste la lectura. Al final muchas frases que se te quedaron te surgen, cuando intentas combinar pensamientos y teclado. Vamos que tuya es y si no es mía y si de otro que nos perdone a ambos…..

      Yo también leí primero esta corta novela y luego vi la película. En realidad ambas me parecen magnificas y que visconti capto perfectamente el clima de desencanto que vive el principie. La crónica de unos tiempos que se mueren y una elegancia que se va para ya nunca regresar.

      Un director sin duda exquisito, elegante y que sabia retratar como nadie ambientes que se encuadran en una nobleza ya con certificado de defunción. Se nota cierto odio y a la vez atracción hacia ellos, típico de quien en realidad los conoce y aunque no comulgue con ellos…Sabe que son los suyos, quiera o no quiera. Dualidad que le lleva a crear obras maestras como esta.

      Muerte en venecia, en realidad con esa pelicula inaugure el blog. Una película absolutamente magistral a la que tengo un cariño especial. Donde muchos no vieron mas que una atracción homosexual de un otoñal hacia un adolescente. En realidad la búsqueda de la belleza representada en el joven tasio es lo que mueve todo mucho mas allá de la mera atracción sexual.

      Sin olvidar ese paso del tiempo que la marchita. Genial lenta y excesiva, pero magistral sin ninguna duda y ademas…Suena el Adagietto de la Quinta Sinfonía de Gustav Mahler. Poco mas se le puede pedir.

      Senso, por el contrario siendo un espectáculo fastuoso mas operistico que cinematográfico. Me resulta insulso, sin alma demasiado frió quizás. Aunque como espectáculo magnifico en su puesta en escena,eso si carente de un guion solido. Algo que en realidad no necesita ya que la historia es una mera excusa para poner en marcha una puesta en escena espectacular. Cuidate

       
  32. Fidel Ernesto Hernández Avalos

    2 septiembre, 2013 at 6:26

    Precisamente, dicen que Thomas Mann se inspiró en Mahler para escribir “Muerte en Venecia”. Yo tambien opino que es la búsqueda de la belleza. Por cierto, Björn Andrésen, el actorcito que hizo el Tasio es un cincuentón que odia haberlo hecho. Anda Estocolmo, sin querer hablar en lo absoluto de su experiencia en el cine. Ya lo contará. Tu blog produce adicción.

     
    • plared

      4 septiembre, 2013 at 1:57

      Si algo había oído de eso que comentas. Que renegaba de su papel. Era un tipo de belleza turbadora, casi angelical. Imagino que eso condiciono su carrera en el cine. Pues gracias, siempre es agradable oir que lo que haces gusta…..Cuidate

       
  33. altaica

    18 octubre, 2013 at 22:28

    Tengo un amigo que siempre dice, desde un alto poder argumental, que el progreso no existe, articulándolo desde un sesudo punto de vista más filosófico que empírico, aunque también.

    Yo, mucho menos preparado que él, y a expensas de vuestro posible tirón de orejas, creo sinceramente que la explicación a muchas preguntas la podemos encontrar en la psicología evolucionista que no evolutiva (ésta última sería la tradicional y, por poco, actual, esto es, aquella que estudia el comportamiento, sociabilidad y actitud de un individuo a lo largo de su periplo vital, que nos considera en gran medida un folio en blanco), frente a la primera que vincula muchos de nuestros comportamientos al “trabajo” de millones de años en la “sabana”, lo que nos ha configurado mucho más de lo que nos podemos llegar a imaginar. No sé quien decía que llevamos un pestañeo de civilización frente a millones de años en la sabana. Y eso pesa mucho, pero mucho. Seríamos un folio en blanco con un reverso bastante dibujado.

    En realidad, nuestra capacidad de evolución social y de mejora en nuestras civilizaciones fueron, son y serán, evidentes pero siempre más teatrales y epidérmicas, que de fondo. Creo sinceramente que lleváis razón los dos, Plared y Universo de A, pues en vuestras respuestas vs debate hay mucha verdad, sin que su aparente disconformidad las haga antagónicas.

    Hemos sido capaces de realizar grandes mejoras sociales, culturales, de principios, jurídicas, constitutivas… pero todos sabemos que las sociedades en el fondo se repiten y se parecen mucho unas a otras. Los cambios, no siempre, no dejan de ser meras apariencias, importantes sí, pero no de gran calado. Y entonces hablamos de la condición humana, que es la que es, de nuestra incapacidad de solidaridad real o mejor global, de la corrupción del poder, de la deriva ética o moral final de aquellos estados que alguna vez han tocado cielo, pues hay como una tendencia humana al abuso, etc… Sigo pensando que nos comportamos exactamente para lo que hemos sido diseñados (¡ojo! diseño sin fin o causa, solo diseño de una especie a lo largo de un proceso evolutivo, sin más, y sin menos) y al mismo tiempo que somos capaces de confeccionar postulados éticos maravillosos, normas jurídicas impolutas, cartas de derechos humanos …, igualmente somos capaces de sembrar un campo de minas con tal de poseer un territorio de cierto interés, dejar a un pueblo morirse e hambre con tal de no romper el sistema de precios de un producto o salvar a aquellos que nos han llevado a la ruina económica a costa del pueblo al que nos debemos, con la idea de una economía de libre mercado.

    En todo caso y frente a la tozuda realidad que describe Plared, también es necesaria la visión de Universo de A, pues en caso contrario ya no seríamos ni siquiera capaces de buscar utopías, mejoras o alientos, y ese sí sería nuestro fin. Los pequeños pasos, por indigentes que sean, hay que darlos. Puede que sea un viaje truncado, pero hay que afrontarlo siempre. Saludos.

     
    • plared

      20 octubre, 2013 at 1:51

      Las utopías están bien cuando eres joven. Cuando todo en ti es fuerza y fuego. Una vez que el muro de la vida se abre ante ti, invariablemente todos los ideales se derrumban. Es curioso pero la naturaleza humana por lo general tiende hacia la mezquindad y la mentira.

      Si hay cartas de derechos humanos, constituciones y demás, pero se cumplen. Ni de coña. Hay tribunales internacionales y a quien juzgan, por lo general al que molesta. Lo curioso es que puede tirarse dando por saco 50 años, pero de repente pasa a ser malo cuando lleva toda la vida haciendo lo mismo.

      Los programas electorales no se cumplen. Lo que delinquen no son juzgados al no ser alguna cabeza de turco o alguna desgraciado de medio pelo. En vez de avanzar se re retrocede en conquistas sociales.

      El mundo cada vez es mas desigual y la brecha entre países ricos y pobres cada vez es mas amplia. La clase media se hunde y tiende a desparecer y no hacia la alta…Hacia abajo. Es como si desde algún sitio se hubiera orquestado algo para que todo retrocediera.

      Los países ricos se comen a los chicos, eso si. Ahora en vez de guerras lo hacen económicamente. Se difama y se crea precisamente en la era de la información la mayor desinformación que se haya visto nunca.

      Lo blanco pasa a ser negro y quien tiene poder y dinero es dueño y señor. Se pierden valores morales y tradicionales que quieras o no…. Siempre actuaron como contrapunto. La familia es vilipendiada y se buscan alternativas a esa unión antaño solida como roca.

      ,la religión objeto de mofa. que si, suene como suene siempre tuvo cierto halo de espiritualidad y eso en un mundo material es un peligro El ejercito defenestrado y la justicia con grandes nubarrones sobre ella.

      Todo lo que tradicionalmente podía oponerse a ese poder político y del dinero se lo están cepillando con el beneplácito de una izquierda cegata que lo aplaude y una derecha cobarde que calla ante la quema.

      Al final, ningún valor moral quedara. Ninguno espiritual y carentes e principios. De creencias y de un núcleo familiar solido en el que refugiarse. Caeremos en un estado policial retratado en muchas novelas. Lo curioso es que la mayoría lo aludiremos. Somos como somos y la era del cambio ha comenzado…. Y no va a ser agradable….. Eso seguro

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: