RSS

Terciopelo Azul…Respiracion asistida

09 Ago

Terciopelo azul - Isabella Rossellini - Blue Velvet - David LynchCuando el cine no depende del interés argumental y desde la primera sucesión de imágenes. Notamos que  algo nos sacude gritándonos que no estamos ante lo de siempre.

Estremeciéndonos, ante ese puñetazo al aire dado en  forma coche de bomberos. Sin duda presentimos que  estamos ante algo grande. Donde tiempo y espacio son meros vehículos para narrar una bajada a los infiernos.

Pausadamente, mientras seguimos la ruta de un pájaro herido. Esta vez, en la caprichosa forma de una oreja humana que ese destino tan traidor como siempre…..Perdió entre mil cosas distintas.

Es difícil olvidar esa atracción fatal que ejerce la perdida de lo cotidiano. Llevándonos de alguna forma a buscar toros azules en el otoño del ocaso. Lugar concurrido, donde los barcos navegan buscando sirenas que cantan al pasar.

Quizás permutadas como solistas de cabaret de mirada perdida. Ancladas en permanentes escollos desde donde retan al iluso a seguirlas. Mientras, ajenas a cualquier vaiben Blue Velvet suena como un susurro fantasmal. En esa antesala de la pesadilla por comenzar…

Película extraña de atmósfera inquietante, donde lo onírico se funde con lo real. Dando rienda suelta a la perversa imaginación de un director como David Lynch. Eternamente empeñado en recorrer sendas aparentemente sin sentido.

Sendas ideales para que personajes grotescos, enigmáticos y terriblemente hipnóticos pueblen burdeles en el limite del arrabal de una ciudad cambiante. Ejerciendo la noche, como catalizador de esa atracción tan oscura como traicionera. Que atrapa en velo de mentiras, permutadas por verdades imaginarias.

erciopelo azul - David Lynch - Dean Stockwell

erciopelo azul – David Lynch – Dean Stockwell

Curioso galimatias de deseos inconfesables. De miradas que callan y gritan señales imperceptibles para la mayoría. Que,silenciosamente se integran en extraña combinación.  Al unisono de las escenas necesarias para crear un delirio de ambientación. Conseguida gracias a planos donde la cámara juega con el espectador.

Rodados con una elegante perversión digna de un genio. Bebiendo sutilmente de las fuentes del cine negro, aderezándolo con su particulares demonios en formas de freaks o personajes imposibles. Cine clásico, disfrazado de modernidad y como no. Provocador hasta la médula, ya que demasiadas veces la sensación de que el espectador importa mas bien poco al director. Es santo y seña de su cine.

Un reparto en el que sus habituales protagonistas dan lo mejor de si mismo. En especial Dennis Hopper, impresionante como representante de la maldad pura no exenta de cierto patetismo sarcástico. Una Isabella Rossellini nunca mas sensual a la vez que misteriosa y unos cándidos pero geniales Kile Maclachlan y Laura Dern, como espectadores en un mundo que no es el suyo.

Perfecta fabula sobre la atracción de lo prohibido, donde la ambientación musical es un elemento mas en un engranaje que poco a poco va encajando piezas como si de un puzzle se tratara.

Obra cumbre de un tipo de cine y de un director que puedes adorar o defenestrar. Pero capaz de crear un cine que no deja indiferente al espectador ….. El argumento..pues sinceramente, poco importa. Aquí, mas importante que lo mostrado.  Es lo que el espectador puede llegar a concebir…

Anuncios
 
47 comentarios

Publicado por en 9 agosto, 2011 en Cine, cine de culto

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

47 Respuestas a “Terciopelo Azul…Respiracion asistida

  1. Rey del viento

    9 agosto, 2011 at 11:16

    Querido Plared, recuerdo la impresión que me produjo el ver por primera vez “Cabeza borradora”, poco después me enamoré de “El hombre elefante”, pero creo que fue “Terciopelo azul” el film que me obligó a ir a ver ciertas películas totalmente predispuesto a ofrecerme como conejillo de indias para una sesión hipnótica muy desasosegadora, pero de resultados siempre placenteros.

    (Me pasa con otro director que es canadiense, no hablo de Cronemberg, es otro, pero no me acuerdo ahora del nombre, ni de la película, ya me voy haciendo mayor :))

    Imagino que puedas plantearte, al igual que yo, que Hooper (con su botella de oxigeno y todo) compone uno de los mejores psicópatas de la historia del cine, en cierto modo Lynch y Dennis Hooper, siendo diametralmente opuestos, lograron una unión espiritual, e intelectual, que canalizó toda la violencia que, aletargada, dormitaba en la psiquis de los dos.

    Dejando de lado la famosa bata creo que lo que más me gusta de la película es la brutalidad del prisma con el que se destripa una forma de plasmar el sexo que jamás se ha visto en la pantalla; a todo esto ayuda el brutal contraste entre la placidez del ambiente del idílico pueblo con el pestilente pus enfermo que destila toda la historia.

    Pero con todo esto que bonita película es “Una historia verdadera”, ¿verdad?, parece mentira que la haya hecho la misma persona…, o quizá no sorprenda tanto.

     
  2. plared

    10 agosto, 2011 at 0:20

    Profundamente hipnotica y perfectamente llevada esa confrontacion entre la atraccion de lo oscuro y la placidez de una vida tranquila. Morbo, deseos insatisfechos…tantas cosas en dos horas narradas de forma hipnotica, me gusta esa palabreja…

    En cuanto a una historia verdadera, como pelicula quizas sea mejor, una historia sencilla narrada de manera magistral De sentimientos a flor de piel, callados…como quizas nos gusten a los dos. Una obra de arte en forma de tractor con una escena final absolutamente increible en su silencio. Si quizas sea como obra cinematografica mejor. Pero Terciopelo azul es Lynch en estado puro, sus obsesiones, sus defectos y virtudes y ante todo…hipnotica..joer con la palabreja. Saludos campeon

     
    • lidice75

      24 noviembre, 2011 at 17:29

      es un cineasta,para sensibilidades especiales

       
      • plared

        25 noviembre, 2011 at 1:58

        Como casi todo el buen cine….

         
  3. ALTAICA

    10 agosto, 2011 at 9:04

    Creo que en alguna ocasión ya lo hemos comentado. No, no, no me interesa demasiado el cine “personal e hipnótico” de este cineasta que, queriendo ser precisamente él, se abandona a un mundo alejado del mío. Me da igual sinceramente, pues alguien capaz de hacer dos de las más grandes películas de la historia del cine, véase El hombre elefante y Una historia verdadera, merece mi más profunda admiración. Si en el resto del camino se pierde en metáforas imposibles, viajes a las profundidades con alguna que otra carga de profundidad, o arquetipos que moran en lo patético, es ya cuestión de sensibilidades. Esta película es tan personal o, para mi, tan hueca que me produce cansancio y risa por momentos, al igual que para otros rozará lo magistral. Es la servidumbre a pagar cuando se camina en el filo de la navaja, algo que le tendría que reconocer sin duda, salvo que como otros, tan solo pretendan epatar. Para bajar a las profundidades del ser humano me quedo con otras metáforas y, sobre todo, silencios. Y por último decirte que, como siempre, es un lujo leerte, pues no hay mejor forma de transmitir que el lirismo abierto y sin complejos con el que adornas a cada una de tus críticas. Excelentes crónicas en el fondo y en la forma. Gracias amigo.

     
    • plared

      11 agosto, 2011 at 1:42

      Gracias a ti, pues si alguna opinion es especialmente valorada, sobra decirte de quien. En cuanto a la pelicula, veo logico que no te guste y si consideres una obra redonda Una Historia Verdadera. Ya que el cine que le gusta a un tal Francisco, es clasico hasta la medula. Algo que aunque demuestra un gusto exquisito, condiciona juzgar algo que ahora estaras sonriendo mientras digo…moderneces. Este cine es ante todo visulamente impactante, digamos que en cierta manera de escenas resaltadas por una musica que forma parte del decorado.Lo que no quita que su mensaje o esencia sea clasica hasta la medula, incluso si te fijas, podria decirse que esta pelicula es en cierta manera cine negro digamos que pasado por la turmix del director

      Que su mundo es particular, sin dudad. Que sus metaforas son imposibles, digamos que ahi discrepo, muy actuales y reales diria yo. Hueca, pues no creo, su contraposicion del mundo de barbacoas y sonrisa perfectas, enfrentado al que surge de sus sumideros, altamente bien narrado. Pero bueno, en lo que si estamos de acuerdo es que ya no se hacen peliculas como el hombre tranquilo. Saludos y a ver si coincidimos y me cuentas como va lo tuyo

       
      • lidice75

        24 noviembre, 2011 at 17:31

        por cierto hablando de sencibilidades especiales ¿que pasa con exotica?

         
      • plared

        25 noviembre, 2011 at 1:43

        Esa queda para una entrada de peliculas de culto….

         
  4. lavidaesrara02

    10 agosto, 2011 at 17:43

    Hola; me gusta tu blog aunque recién voy descubriéndolo; espero encontrar buenas recomendaciones de películas no comerciales. Saludos

     
    • plared

      11 agosto, 2011 at 1:44

      Cuando quieras aqui estaremos y quien sabe, igual encuentras alguna interesante……

       
  5. Mario

    10 agosto, 2011 at 19:23

    David Lynch es pura cinefilia, degustar sus obras siempre resulta entretenido y a la vez un pequeño reto, es como dices un director que parece no importarle el espectador sino su calidad de autor, y eso en medida de sus ideales como creador hablan muy bien de él, sin embargo cada vez que veo una cinta de Lynch puedo encontrar alguna interpretación propia que se acerca a lo visto, es decir si no hubiera algún tipo de comprobación no lo encontraría tan genial. Después es solo eso, reflexionar mucho sobre lo visto, jugar con los planteamientos. Lynch el maestro de la pesadilla, de lo surrealista, nos dejara la pasión intrínseca de un cine personal, singular, oscuro, confuso, enigmático, extraño, demencial. Un abrazo.

    Mario.

     
    • plared

      11 agosto, 2011 at 1:48

      Todo lo que tu comentas es asi, pero con la sutil diferencia con otros directores de un tipo parecido. En que este hombre sabe dirigir y narar de manera admirable, de forma enigmatica, quizas…pero admirable. Y si, si lo que quieres decir es que su cine llega a ser tan personal, que tiene mil interpretaciones, mas de acuerdo todavia. Saludos

       
  6. Emilio Luna

    11 agosto, 2011 at 0:36

    Como me agobia esta película!!!Como todo el cine de Lynch, es ver a Kyle Mclachlan y empiezan los sudores. Pero siempre de manera positiva. Excelente crítica.

    Un abrazo Plared

    Emilio Luna
    El Antepenúltimo Mohicano

     
    • plared

      11 agosto, 2011 at 1:50

      Y ese coche de bomberos…….Saludos y que los sudores no sean solo por el calor…..

       
  7. ALTAICA

    11 agosto, 2011 at 3:02

    Sin entrar obviamente en pueriles e imposibles comparaciones, hay ciertos cineastas que bien por su peculiar forma de hacer películas o por su mirada sobre el mundo o el propio cine, suelen “pretender”. De los mismos suelo huir como alma que lleva el diablo, pues es una palabra o concepto más que peligroso. Lynch, Wenders, Tarantino, Trier, Haneke, Nolan, Gillian, Coppola (hija) …, por no hablar de cineastas orientales actuales o no tanto que tú también conoces, o hace bien poco, por ejemplo, franceses. La innovación y la sorpresa son de agradecer, tanto desde el punto de vista técnico como argumental, pero me temo que muchos de ellos una vez más “pretenden”, es decir, utilizan el cine para sus orgasmos vitales o lagunas emocionales. Entrar en quienes merecen o desmerecen es ya una cuestión personal y harto difícil. Y como ejemplo tenemos la película y el cineasta que nos ocupa. Y para terminar decir que puede que ésta como otras películas deambulen en páginas sin visitar, o mejor aún, en la idea de hacer un coctel con una página perfectamente escrita con el objeto de que todas las letras queden sin el orden usual, removidas y alteradas. Terciopelo azul anticipó lo que posteriormente vendría, esto es, las paranollas de su autor y las genialidades del mismo, más de las primeras que de las segundas, y si no véase Corazón Salvaje (sencillamente patética) o Inland Empire (deleznable), por no hablar de la precedente Dune (estúpida y cateta revisión de un clásico de la literatura de anticipación). Por eso Lost in Translation gusta a unos y decepciona a otros, como tú y yo ya comentamos alguna vez, siendo yo de los que piensa que frisa la obra maestra. ¿Moderno, distinto e hipnótico Lynch? ¿Clásica y silenciosa Sofía? No hay mejor manera de ser especial, distinto y revisionista que contar la sempiterna historia de amor de una manera absolutamente distinta. Eso es la innovación. Seguro que para otros lo hace Lync con su paroxismo insoportable e insondable. Gustos como películas. Un fuerte abrazo y de lo mío ya hablaremos, pero sigo vivo.

     
    • plared

      11 agosto, 2011 at 4:47

      La sempiterna historia de amor como dice la misma palabra, siempre sera la misma. Al igual que las confrontaciones de caracteres o el heroe solitario contra el mundo. Tramas que demuestran que la moneda sigue girando, aunque siempre en la misma rotacion. Quizas el talento del director este en contar lo de siempre de manera plasticamente distinta. Tegnicamente imnovadora o simplemente un uso diferente del tempo como en su momento se hizo con esa solo aparente caotica pelicula que es Memento.

      Lynch, consigue con su cine, que es absolutamente personal, plasmar unas obsesiones como bien dices. Pero su fin es contar algo, bajo esa mascara de modernidad existe alguien que sin duda se ha empapado de los clasicos. Como demuestra con Una Historia Verdadera. Donde se olvida de todas sus florituras y simplemente cuenta una historia de silencios rodada de forma magistral.

      Tegnicamente domina el sentido del ritmo, sus obsesiones son permanentes, pero no desentonan en el contexto de Terciopelo Azul. Dotandola ademas de algunas escenas antologicas, Como la archiconocida inicial del camion de bomberos o esa pequeña joya que es en si ver a Dean Stockwell cantando In Dreamns ante una caterva de impresentables y un alucinado Kyle Mclachlan que no se puede crer lo que esta viendo. Escenas que me dicen mucho mas que otros en dos horas

      Que Sofia aburre a las ovejas, no te lo voy a discutir, que muchos directores como Rodriguez y tipos asi, pretenden crear la cuadratura del circulo y lo unico que les sale es chapuza tras chapuza. Pues tampoco. Pero este director se desmarca de toda esta gente y al igual que Tim Burtom crea mundos propios y el uso que hace del lenguaje cinematografico es ciertamente distinto sin olvidar nunca la esencia mas clasica. Ya que si escarbas en su cine, veras que tras esa superficie de modernidad, se esconde un alma muy clasica. A su manera quizas y casi nunca por el camino mas transitado. Pero hacerlo lo hace.

      Vamos para terminar el tocho este que te estoy soltando. Resumiendo, que a mi me gusta y a ti te parece un pepino de dimensiones antologicas. Quizas eso sea la magia de la diversidad de opiniones

       
  8. Raúl

    11 agosto, 2011 at 8:55

    Recuerdo perfectamente cómo y cuándo -en sensión golfa- vi esta película de Linch y lo impactado que me dejo, con aquellos colores tan definidos de los planos iniciales a cámara lenta; la valla blanca, los jardines verdes, el coche de bomberos tan rojo…

     
    • plared

      12 agosto, 2011 at 4:01

      Desde luego uno de los mejores principios del cine mas moderno. Escurioso , pero cuando el talento existe, unas simples imagenes dan mucho de si. Saludos y bienvenido

       
  9. ♥ ♣ ֱֲֵֶֻєρσ¢ค ∂σяค∂ค ֱֲֵֶֻ♣ ♥

    11 agosto, 2011 at 12:38

    Y ahora…¿qué te digo yo? 🙂
    Si es que no veo mejor argumento que el que has narrado tan perfectamente…No puedo decirte mucho más, puesto que no he visto la pelí, soy sincera…pero chico…leerte incita, ya te lo he dicho más de una vez…. 🙂
    Te dejo besos, esta vez de color azul como el terciopelo..

     
    • plared

      12 agosto, 2011 at 3:23

      Que esos besos nunca se pierdan. Siempre seras bienvenida tu y el terciopelo

       
  10. ALTAICA

    11 agosto, 2011 at 16:49

    No, no nos ponemos de acuerdo. La escena inicial no la observo tan genial, tan solo es el choque frontal entre el mundo perfecto de esas zonas residenciales con lo que posteriormente veremos. El choque entre lo superficial y lo subterráneo, o mejor aún, entre las dos caras de la misma moneda y que una humilde oreja arrojada en el jardín puede enseñarnos. No negaré que Terciopelo azul es infinitamente más interesante y disciplinada que otras del autor, pero nos deja claro y manifiesto que hay dos Lynch. Yo me quedo con el que sabemos. Por eso, a veces, la mayoría, volvemos a los orígenes, y los experimentos se quedan es solo eso, huecos y vacíos juegos de artificio. Puede que esta obra esté mucho más precisada que lo que después nos traería, con excepciones memorables, Lynch, pero ya anticipaba un pretencioso paranoide. Y en relación a Burton tan solo decirte que es un estúpido niño que me aburre, me produce picores y su mundo me recuerda a un híbrido entre Tarantino y Almodóvar vestido de chicle y algodón de feria, con todos mis respetos por los chicles y los algodones de feria. Por cierto a ver cuando nos tomamos unas cañas, eso sí, bien tiradas y clásicas, esto es, crema, nada de experimentos de camareros con eruptos mentales. Perdona la metáfora. Oye y me gusta la abundancia de comentarios, sobre todo ciertas
    insinuaciones últimas. De mayor quiero ser tú.

     
    • plared

      12 agosto, 2011 at 3:21

      Pues claro, que te gusten este tipo de cine es como que el sol salga de noche. Convencerte de que fuera de los clasicos tambien hay algo, parecido a la multiplicacion del vino y el pan. Vamos que difcil me lo pones y dimito, si alguno que lee aqui quiere intentarlo, suyo es el turno. En cuanto a las cañas cuando quieras, ademas aqui hay una taberna alemana donde tirar la cerveza es un arte. En cuanto a lo que tu calenturienta mente esta pensando, mejor correr un tupido velo. Saludos y me alegra verte en forma….. Cuidate

       
  11. ALTAICA

    12 agosto, 2011 at 10:06

    ¿Cine moderno? El acorazado Potemkin del genio Sergei M. Eisenstein (creación del lenguaje cinematográfico); Metrópolis de Fritz Lang (toda la anticipación bebe de ella); Sed de mal de Orson Welles (planos secuencia inverosímiles para la época); 2001: Una odisea del espacio, de Stanley Kubrick (el virtuosismo técnico aún no superado y hablamos de los años 60); o Salvar al soldado Ryan de Steven Spielberg (un antes y un después en el manejo de la cámara, planos consecutivos e hiperrealidad), por poner tan solo unos pocos ejemplos de innovación técnica. Pero si hablamos de formas de contar, qué decir de El gabinete del doctor Caligari de Robert Wiene (dervirtuación de lo formal para acompañar la locura interior y el primer gran flashback o asimilado); Avaricia de Erich von Stroheim (densidad narrativa que roza el surrealismo); El viento de Victor Sjöström (todo se supedita a la tensión, que queda como única expericia protagonista); La diligencia de John Ford (mil veces dicho, el primer western psicológico); Milgro en Milán de Vittorio De Sica (que aprenda Tim” William Burton lo que es mágica entre basuras); Un perro andaluz y El ángel exterminador de Luis Buñuel (mundos oscuros y surrealistas para que aprenda el señor Lynch como contarlos); Amarcord de Federico Fellini (el auténtico mundo interior, la revisión de la infancia y el saber contar siempre la misma película sin aburrir); Rumble Fish de F.F. Coppola (esto si es cine moderno); Magnolia de Paul Thomas Anderson (narrativa descompuesta para componer una obra maestra de enorme sensibilidad); 21 gramos de Alejandro González Iñárritu (la ruptura del montaje pero al servicio de la historia); Smoking Room de J.D. Wallovits y Roger Gual (que aprendan los chicos del moviento Dogma sobre el uso adecuado del movimiento de la cámara y no el abuso mareante y atrófico); Ciudad de Dios de por Fernando Meirelles (el montaje mas complejo de la historia del cine). No solo vivo del cine clásico, pese a que como bien sabes del actual tú eres un maestro.

     
    • plared

      13 agosto, 2011 at 3:17

      Todo lo que dices, en el fondo podria considerarse clasico. Incontestable la calidad de todas las que comentas. Pero el cine que podria representar este director es una forma radicalmente distinta de lenguaje cinematografico. No es cuestion de tiempo el ser moderno o no.Que la mayoria del cine pretendidamente actual, moderno, postmoderno o simplemente extraño, es una basura, sabes que coincidimos, que el dogma es una tomadura de pelo, tambien Pero no quita que directores como este o Burton cren verdaderas joyas. La forma de crear escenas que son en si mismas pequeños cuadros, logran dar ese aire distinto que lo diferencia del clasico. La agilidad narativa, dignamente envidiable quizas demasiado directa y abusando siempre de la estetica. Que, en muchos casos se funde directamente con la musica formando un todo. Puede gustarte o no, pero merito creo que es indudable que lo tiene
      Tanto guion como dialogos muy bien llevados y en muchos casos antologicos. Que no son los de johny guitar, pues tambien es verdad, pero repetir esa epoca es simplemente una quimera. La historia es interesante, bien contada y los personajes con el carisma suficiente para llenar la pantalla. El mundo que retrata atractivo y mas en el lenguaje cinematografico Entonces que falla, simplemente la concepcion, que nunca sera la que estas acostumbrado….. Joer te veo otra vez en forma, de cualquier manera eres y seras siempre un amante del clasico, por lo que este tipo de cine simplemente te chirria y todas las que me comentas como ejemplo. Tanto en su creacion como estructura, son clasicos hasta la medula. …. Hasta esa maravilla que es la ley de la calle aunque con sus licencias es un clasico representante de ese cine pequeño independiente o de culto que siempre existio y existira

      Por cierto, vistes ya Dolls y hana bi… Saludos y a ver si te pasas mas a menudo por aqui a llevarme la contraria, que andas perdido….

       
  12. ALTAICA

    14 agosto, 2011 at 10:16

    No, aún no las he visto. Por cierto me voy de viaje y a la vuelta espero seguir disfrutando de este espléndido blog, el cual gozo una barbaridad. En el bloque anterior relativo al supuesto cine moderno me he dejado muchas, pero no quería olvidarme de esa maravilla que es Deseando amar, otro ejemplo de novación en cómo contar las historias y dejando desfasada la idea que el abuso de los primeros planos no es cine y sí teatro. ¡Qué sensibilidad pueden llegar a tener! En realidad el hongkonés ha filmado poesía en movimiento. Un fortísimo abrazo y hasta la vuelva amigo. Espero que todo vaya bien.

     
  13. plared

    14 agosto, 2011 at 23:35

    Disfruta, y ya sabes…..todo con calma

     
  14. Licantropunk

    16 agosto, 2011 at 21:01

    Un genio moderno. Por ahí veo que te han dejado bastantes comentarios negativos a esta película. Pues me parece muy bien, cómo no. De su cine se puede decir que es enrevesado, que no es fácil, que no da explicaciones, que es excesivo. Pues muy bien también. Pero decir que no es moderno… Si el cine es imagen como primera característica, lo que hace Lynch es arte moderno, un mensaje incompleto que se escribe en el ojo del espectador, el cual debe darle sentido e interpretarlo. Sí, el espectador debe poner de su parte. Qué se le va a hacer, hay películas en las que hay que pensar. Y luego muchas de ellas resultan ser las mejores. Y el cine es ambiente: que se lo digan a Polanski.
    Saludos.

     
    • plared

      17 agosto, 2011 at 1:49

      Como dices un genio moderno y como tal. Con multitud de gente en contra. Su cine en verdad requiere cierto esfuerzo, tanto por su aparente desconcierto, como por el uso de una estetica radicalmente distinta. Pero bueno, el cine es un vehiculo para expresar sentimientos o simplemente contar historias. La forma elegida es lo que en este caso le hace ser especial.

      Pero como todos los genios, tiene una obra como es Una historia Verdadera, que puede lanzar directmente a la cara de todos sus criticos. Si quereis algo clasico, bien contado, mejor dirigido y sin mas florituras que una historia sencilla sin filigranas ni escenas estranboticas pobladas de personajes pintorescos. Ahi teneis, por si alguno piensa que no se hacerlo…. Saludos y acertado tu planteamiento

       
  15. Rey del viento

    20 agosto, 2011 at 12:22

    Hola querido amigo, no has publicado nada nuevo pero quería pasar a visitarte y a contarte una cosa muy curiosa: acabo de tropezarme con tu foto, normalmente no suelo hacerlo con las fotos de mis amigos hombres (cuestión de supervivencia de la especie, supongo), pero contigo he hecho un aparte y me he dado cuenta gratamente de que los dos compartimos mirada distraída, en nuestras pupilas reflejamos una nostalgia infinita además de una incierta nostalgia, en cierto modo ya no solo nos parecemos emocionalmente sino que ahora creo que en algunos aspectos físicos también somos muy similares.

    Tras ello solo me queda desearte un feliz fin de semana repleto de amor al cine, a la familia y a la vida.

     
    • plared

      21 agosto, 2011 at 0:18

      Nostalgia infinita, mas bien aburrimiento supremo. Saludos y a ver si publicas algo de cine que hace tiempo que no lo haces

       
  16. Rey del viento

    20 agosto, 2011 at 12:24

    -Quería decir incierta tristeza, pero me volvió a salir la nostalgia-.

     
  17. ♥ ♣ ֱֲֵֶֻєρσ¢ค ∂σяค∂ค ֱֲֵֶֻ♣ ♥

    20 agosto, 2011 at 23:13

    *=======*
    |.. () “” ().. |
    | ..( ‘ o ‘ ).. |
    =(,,)==(,,)= Que tengas un feliz finde!

    ______/)______./¯”””/’)
    ¯¯¯¯¯¯¯¯\)¯¯¯¯’\_„„„„\) Besitos dorados for you! 😉

     
  18. Sandro Fiorito

    26 agosto, 2011 at 22:55

    Hola Plared, he estado de vacaciones y de ahí mi ausencia por estos lares.

    David Lynch es uno de mis directores favoritos y ‘Terciopelo azul’ una de sus mejores películas. Es cruda, da esperanza y desánimo a la vez, hace ver el mundo de una forma tan metafórica como literal y ofrece todo un recital cinematográfico (historia, fotografía, música, desarrollo del argumento). La vi hace años, cuando apenas tenía consciencia de lo que significaba el cine (o al menos no estaba tan inmerso en él como lo estoy ahora, que sin ser un erudito sí que soy un apasionado) y me dejó hipnotizado. Desde la ficción opresora de Lynch no se ofrece más que realidad, la de este mundo en el que vivimos tan lleno de dificultades y personajes como los de la cinta del magnífico director citado.

    Se disfruta de principio a fin, y tú la has definido muy bien en tu crítica. Yo me extendí un poco en la mía (¡a veces me enrollo que no veas!), si te pasas por mi blog podrás echarle un ojo. Veo que has acondicionado el aspecto de la web, te ha quedado muchísimo mejor, es más ameno a la vista y estéticamente mucho más decente.

    Saludos!

     
    • plared

      27 agosto, 2011 at 3:20

      Hipnotica, esa palabreja se nos queda a casi todos los que nos gusta esta pelicula. Quizas sea la mejor definiccion de una pelicula que en su genero podria ser perfectamente bandera de enganche. Inland Empire, son palabras mayores, su mundo ya de por si extraño elevado al cuadrado en tres horas delirantes. Me gusta la pelciula, no al nivel de esta pero si que comparto tu opinion de que brilla a un buen nivel. En cuanto al cambio de cara, la verdad es que el otro era horrible sin discusion posible. Este es mas decente, por lo menos no chirria. Vamos mejorando poco a poco. Saludos y voy a buscar tu critica y espero que alguno mas desde aqui lo haga tambien

       
  19. Sandro Fiorito

    26 agosto, 2011 at 22:57

    PD: Después de verla hace esa cantidad de años, volví a verla justo cuando escribí la crítica. En el último año me he dado todo un festín de revisionados de películas de Lynch: Mulholland Drive, Carretera perdida, Terciopelo azul, Inland Empire (sí, he visto Inland Empire dos veces… algunos no pueden resistirla ni una sola vez).

     
  20. Silveira

    27 agosto, 2011 at 12:46

    En mi opinión es uno de los pocos aciertos de Lynch. Y digo “acierto” porque todo en él me parece regido por el azar. Por cierto, “The straight story” en mi opinión es una obra sin valor ninguno: personajes planos, textos facilones con pretensiones de profundidad y un moralismo de escuela. Para empezar, me quitaría media hora de paisajes que no aportan nada a la película, muy distintos de los silencios llenos de texto de un Muerte en Venecia, por ejemplo, del que tú también ya hablaste por aquí. Un saludo y felicidades por el blog.

     
    • plared

      28 agosto, 2011 at 1:20

      Una historia Verdadera, la verdad es que es una pelicula por la que tengo debilidad y si algo creo que tiene son personajes. Ya que la profundidad viene dada por sus silencios, que en muchos casos son gritos encubiertos. O por lo menos eso es lo que yo percibo. De acuerdo en que Muerte en venecia es otra cosa y que esos silencios que describes estan aderezados con la quinta sinfonia. Pero ambas peliculas son excepcionales. Quizas Muerte en venecia, por su barroquismo, el tratamiento de la busqueda de la belleza, su perdida y su deseo. Vaya unas cuantas cabezas por delante. Pero tambien Visconti es un genio consolidado, Lynch, todavia le queda para ese nivel y alcanzarlo, no es facil

       
  21. Rodrigo

    3 septiembre, 2011 at 3:55

    David Lynch me parece un cineasta extraordinario, pero justamente ésta no la vi. Y mirá que dicen que es la mejor, aunque dudo que sea tan buena como “Mulholland Dr” o “The Straight Story”.

    Laura Dern es una de mis actrices favoritas, así que el hecho de saber que trabaja es motivo más que suficiente para verla. Aunque, de acá a que la consiga en DVD…

    Saludos.

     
    • plared

      3 septiembre, 2011 at 4:50

      Radicalmente distinta a las dos que nombras, pero igual de buena. En mi opinion Una historia verdadera y esta, las mejores con diferencia de su carrera. Saludos

       
  22. evaparadise

    16 noviembre, 2011 at 0:44

    Uff… no te leo nada porque llevo mucho tiempo detrás de esta pelicula y todavia no me ha cuajado el momento adecuado para verla tranquilamente. Desde luego la combinación David Lynch y Kyle M. de nuevo, promete, promete. Mulholland Drive, me hipnotizó y Twin Peaks pues bueno, ya sé que recibe todo tipo de críticas pero a mi me enganchó.. y sí.. hasta el último capitulo a pesar de la ausencia de lynch, aunque mucho creo que tuvo que ver Angelo Badalamenti. Que gran genio!! saludos

     
    • plared

      16 noviembre, 2011 at 0:51

      Gran genio si. Y no dudes en verla, sin duda posiblemente la mejor de sus peliculas, con alguna escena verdaderamente antologica y unos secundarios, absolutamente impagables. Twin Peaks , también de lo mejor que ha dado la tv, desde esa música irrepetible, hasta ese clima que envuelve un pueblecito en teoría…aburrido. Cuidate y pasa te mas por aquí. Un beso o un abrazo, lo que prefieras. Por cierto fui a tu canal, pero no veo nada alli…

       
  23. Marilú G.

    29 noviembre, 2011 at 5:24

    Esta película es una de mis favoritas; me encanta el juego de Lynch, sobre lo agradable visualmente y lo grotesco.

    La vez la que la vi me quede con el tema de “las personalidades”, eso tan natural/salvaje/primario que tienes dentro y que no explotas, o que demuestras sólo en ciertas situaciones, me refiero a la hipocresía personal que llegamos a crear por normas sociales, vida cotidiana, valores, etc. y que al final causan un gran conflicto por qué no sabes que tanto eres tú y que tanto lo que los demás quieren que seas.

    Anyway, creo que la elección de que Roy Orbison bautizara el film fue una buena idea.

     
    • plared

      29 noviembre, 2011 at 16:42

      Digamos que la atracción de lo oscuro, es salvaje en si misma y si le dejan. Saca a relucir miserias escondidas o simplemente como dices. Instintos primarios disfrazados bajo normas sociales. En cuanto a ser o no ser uno mismo. Realmente es difícil, muy difícil…llegar a conocerse sin caer en el auto engaño. Saludos y bienvenida a este pequeño sitio

       
  24. evaparadise77

    3 marzo, 2012 at 16:30

    Hola, bueno por fin la he visto… Sin duda alguna creo que realmente impacta cualquiera de sus películas, pero no cualquiera que sea su orden. Me refiero a que cuando ves una pelicula de Lynch por primera vez, experimentas esa curiosidad de adentrarte por esos senderos aparentemente sin sentido de una manera muy fuerte y es esto lo que marca la atracción de sus argumentos y lo que impacta al espectador. Nos identificamos con el personaje que anda curioseando entorno a una vida que no es la suya. Experimentamos una especie de Big Brother. Pero lo siento, la primera película que vi de este director fue M. Drive, así que a ella le doy mi estatuilla, jeje.
    Terciopelo azul es compulsiva y repulsiva en sí misma. Película llena de trazas de hipocresía y de apariencia claro, una ciudad aparentemente tranquila oculta una delincuencia sórdida, soez y brutal diseñada por los mismos que intentan controlarla.
    Bueno yo no tengo nada en contra de lo socializado, no sé si he entendido bien algunos comentarios, porque cuanto más nos alejamos de los comportamientos socializados más nos adentramos en el mundo de las perversiones y ese mundo es insano y suele ir de la mano de un entorno delictivo y patológico. No es el caso del mundo animal, donde el mundo perverso acompaña a la supervivencia (escena del petirrojo). En fin, que el mundo animal tiene una buena causa, y ese no es nuestro caso. Nada que ver con la personalidad de uno ó más bien los múltiples yoes o roles sociales que se adquieren precisamente como habilidad social y que te permiten navegar con destreza por este loco mundo.
    Desde luego no es la película que esperaba de David Lynch, los papeles femeninos quedan ahogados en el sentido en el que tienen mucha expresión emocional pero sin huella como personajes. Típico argumento machista. Es una lástima, aunque lo mejor de todo sin duda alguna es el eterno Kyle M. que le veo siempre increíblemente enigmático con un poder atrayente y muy silencioso.
    Saludos Plared, voy a intentar ver Dolls y Muerte entre las flores, que llevo también mucho tiempo detrás de ellas.

     
    • plared

      4 marzo, 2012 at 3:58

      Un lujo desde luego tenerte por aquí. Aunque sea de manera tan fugaz y espaciada en el tiempo. Y si, senderos aparentemente sin orden ni concierto, que parecen creados para satisfacer la mente del director. Importándole un pimiento la opinion del espectador. De ahí quizas su fuerza, si quieres entender algo esfuerzate, y aun asi, seguirás en blanco o sin acertar al pianista.

      Y a pesar de esa falta de empatia con quien paga su entrada. Fascina su cine, sus personajes extraños, en algunos momentos delirantes y carentes de cualquier comportamiento racional. Aunque casi siempre como en este caso, suele existir alguno que marca comportamientos lógicos. Lo que le hace ser el extraño en un mundo concebido por excesivos en todos los aspectos.

      Pasando lo normal o racional, a ser lo excluido por rebuscado que parezca. Que todo esto no lleve al sopor o a pensar que simplemente nos están tomando el poco pelo que nos queda. Nos dice que estamos ante un genio capaz de hacer algo para si mismo y además entrener con sus delirios.

      Como dices una pelicula esta, totalmente repulsiva y convulsiva en si misma. Un juego de apariencias tolerado por quien en realidad las niega, fomentandolas para poder perpetuarse. Y si, ese mundo insano suele ir de la mano del delictivo. Ya que en nuestra sociedad es estigmatizado y por ello relegado a la sordidez de lo oculto. Lugar en el que sin duda, la delincuencia se mueve a sus anchas, satisfaciendo las necesidades, digamos desviadas de ciertos segmentos considerados respetables. Apariencia manda, algo que en el mundo animal esta totalmente desterrado, ya que esas mismas apariencias no existen.

      Cada animal es como es y se mueve por el mundo como dios le dio a entender, sin mas encubrimiento posible. Buscando a veces el disfraz, como seria el caso del camaleón, pero bajo un motivo, no una derivación de la conducta. O simplemente siendo letal, como lo es la viuda negra…Aracnido que cada vez se me parece mas a ciertas mujeres…. Eso por lo de machista…Hale

      Tambien coincido en lo del protagonista, genial sin duda y su cara en la escena en que cantan, todo un poema en si mismo. Escena esa que tengo grabada siempre en la memoria. Y volviendo a lo de machista, si quizas tengan mucho peso emocional y en realidad poco como personajes aparentemente . Pero sin duda son los detonantes de todo. Cosa que en la realidad suele suceder asi, ya que en la mayoria de rivalidades entre hombres o desastres anunciados, casi siempre hay una mujer como detonante, ya sea por una u otras razones.

      En ese aspecto somos corderos en vuestras manos. Por lo que siempre he pensado que de sexo débil poco. Vamos que en realidad bajo nuestra apariencia de machos alfa. Por lo general siempre estamos en las redes femeninas y terminamos moviendonos a vuestro son. Reconozcamoslo o no.

      Encntado de tenerte por aqui y responder a una de las mas fugaces y atrayentes lectoras que se han pasado por este sitio. Espero que las dos peliculas que nombras, sean dignas de un comentario tuyo en este sitio. Abrazos y espero verte mas a menudo por aqui. Cuidate

       
  25. visionazul

    4 mayo, 2012 at 23:29

    Yo creo Blue Velvet está considerada como clásico y no por nada, es una gran película y que mantiene pegado al que está tratando de entender la historia…juega mucho el subconsciente también, bueno estamos hablando de un trabajo de Lynch.

     
    • plared

      5 mayo, 2012 at 1:15

      Y como todos los suyos, inexplicable. De ahí, quizas esa atracción que normalmente produce. Gran pelicula y junto a la serie de Twin Peaks, lo mejor de este director…en mi opinion claro. Cuidate y bienvenido

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: