RSS

Dolls….Colores del alma

08 May

dolls - kitano, -  cine orientalDelicada obra maestra de silencios que condenan al destierro de la palabra. Finos trazos minimalistas marcan un camino sin coherencia aparente.. Sin prisas, olvidándose de que existe algo que llaman…Nudo y desenlace.

Estructura efímera, que juega con la potencia visual de unas imágenes que reflejan el dolor de los barcos hundidos. De ese cementerio de almas rotas, alejadas ya de una recuperación real.

Quebradas, quizás por la misma fragilidad humana y dejandose llevar como un pañuelo por el viento….sin rumbo ni capitán, pero con la seguridad de que embarrancaran en el primer escollo que encuentren.

Lugar extraño, tierra de nadie donde el mundo exterior pasa a ser un concepto abstracto. El tiempo, simplemente un primo lejano que nos acuna cuando somos niños. En esta sucesión de imágenes sobrecogedoras en las que cada color, es un sentimiento complejo. Que deja paso, a un dolor interior mas allá de la comprensión de quien no lo padece.

Película de ritmo lento hasta la extenuación. De colores que forman en si mismo un universo. En el cual, se mueven unos personajes marcados por el sufrimiento a fuego y espada. De tal manera que el único consuelo que encuentran es aislarse en su particular mundo interior. Donde nada es realmente importante y como en una burbuja, huyen de todo recuerdo

Dolls - Takeshi Kitano

Dolls – Takeshi Kitano

Cualquier hecho aislado puede dar lugar al cataclismo y quebrarse es mucho mas fácil de lo que pensamos. Eso parece querer decirnos un director magistral, utilizando para ello unas imágenes a las que acompaña la lirica música compuesta por Hisaishi. Ambas, doliendo en el alma,

Retorciéndola para transmitir esa sensación de desamparo que produce la visión de una de las obras mas tristes y emotivas….. Que ha dado esto que llamamos cine.

Una película para saborear lentamente, recreándose en unos fotogramas tan bellos como tristes. Con cierto sentido extraño de un humor casi surrealista. Dirigido todo por un maestro como Kitano, en quizás su película mas personal.

Donde da rienda suelta a su capacidad para conseguir de cada plano una pequeña obra de arte. De los silencios , virtud y recrearlo en un universo bucólico donde todo se desborda hasta el delirio en esta obra donde se olvida de la violencia extrema de su otra obra maestra Hana- Bi.

Recreándose en sus demonios interiores. para retratar la fragilidad como pocas veces se ha hecho en la pantalla. Sin concesiones y directamente sacudiéndonos en el interior. Controvertido, quizás si, pero un maestro sin ninguna duda….

Anuncios
 
15 comentarios

Publicado por en 8 mayo, 2011 en Cine, cine actual, cine de culto, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

15 Respuestas a “Dolls….Colores del alma

  1. jcblancodelestal

    10 mayo, 2011 at 4:06

    Sublime obra maestra de la imagen y el sentimiento, historias cortas, diferentes aparentemente, pero con nexos de unión muy fuertes y profundos…una joya del séptimo arte.
    (me has pisado la crítica, pensaba hacerla en un futuro, pero lo celebro, la tuya es excelente)

     
    • plared

      10 mayo, 2011 at 7:01

      Pues motivo de mas, para que la tuya la supere. Como bien dices nexos de union fuertes y profundos….. Junto con hana bi, lo mejor de kitano.

      Parece increible que este tipo fuera el de humor amarillo…. El mundo desde luego es cuando menos, curioso y sorprendente

       
  2. Mario

    16 agosto, 2011 at 22:14

    Es una obra muy poética, se exalta el placer visual y las historias emanan reflexión, el amor elevado a su estado cumbre aún en la desgracia, me agrada que Kitano con poco diga mucho y que sea tan franco, tan impoluto. Una obra de arte. Y como tú, sorprendido de que Kitano pueda cambiar de registro y ser tan sensible. Un abrazo. Mario.

     
  3. plared

    17 agosto, 2011 at 1:53

    Como dices una autentica obra de arte en sus silencios, sus colores y esa concepcion del cine elevado a la categoria de poesia en movimiento. Sin olvidar contar una historia, algo que resulta dificil, muy dificil. Saludos

     
  4. lidice75

    23 noviembre, 2011 at 12:30

    hermosa pelicula la cual recomiendo no ver si tienes un cuadro depresivo………

     
    • plared

      24 noviembre, 2011 at 2:27

      Precisamente cuando alguien tiene ese cuadro, revolcarse en el dolor es lo que busca. Lacerante película que bucea en lo mas intrincado del alama humana, retorciendola al ritmo de algunas de las mas bellas imagenes jamas rodadas. Una joya donde el dolor es arte y este, simplemente sentimientos callados que penetran arrastrándolo todo a su paso. Sencillamente lo mejor de kitano, lo que ya es decirlo todo. Besos

       
  5. lidice75

    24 noviembre, 2011 at 17:09

    ya querido pero el prosac es lo que tiene no te deja profundizar jaaaaaaaaaaa

     
  6. lidice75

    24 noviembre, 2011 at 17:11

    unos tan simples y otros tan complicados

     
    • plared

      25 noviembre, 2011 at 1:42

      heridas del alma, quizas. las que ningun sanador humano….puede curar. Besos

       
  7. altaicaaltaica

    21 agosto, 2012 at 2:14

    Acabo de terminar de ver esta peculiar obra de un director para mi desconocido. Hace ya muchos años que el cine japonés formó parte de mis debilidades. Maestros como Kurosawa, Ozu, Imamura, Mizoguchi, Ichikawa, Iñagaki… configuran una forma de hacer cine magistral, habiendo creado algunas de las obras más hermosas de la historia del cine. Su visión de la vida y de los grandes temas que han apasionado al hombre, son mostrados desde una plástica, tempo y dimensión radicalmente distinta al cine que inundaba e inunda nuestras pantallas de cine, televisión u ordenador.

    Me aproximo a esta obra desde tu recomendación y me encuentro en tierra de nadie, pues no llega a parecerme una obra redonda y tampoco un insondable periplo lapidario. Si bien la película es un poema plástico vital, un viaje mágico a lomos de un animal llamado dolor, sus resultados son dispares. No podemos negar que la película es valiente, sin ambages, pretendidamente introspectiva e íntima, con todo lo que ello supone. Tales ejercicios están sujetos a muchas vicisitudes, pues influye desde la sensibilidad personal a el momento en el que deben de ser vistas. Para algunos será una obra pretenciosa en su forma y en el fondo, y para otros una misteriosa maravilla.

    Utiliza Kitano un juego de naipes marcado, pues los lamentos parten de unas historias de amor llevadas al extremo, incluso más allá de lo devoto. Con ello busca una visión límite del dolor y del amor. Amor que desde una visión oriental de la capacidad afectiva, siempre sutilmente distinta a la nuestra, jamás visita paisajes explícitos, pero conociendo perfectamente ese modo sensible, no logra hacer creíble las historias cruzadas o fusionadas que nos muestra. Ni la aparente redención casi Ichikariana del muchacho en la historia de los amantes vagabundos, ni la del fan incondicional adquieren verosimilitud en su pretendido indescifrable contenido. Ni tan si quiera la plástica visual sustentada en el color, en el tempo, en la armonía relajada, en la música etérea o en la cadencia vital son limpias. Al menos a mi se aleja de ese cine del que supuestamente es legatario, pues aquel partía de la sencillez suprema, de la ausencia de ornato, de la falta de pretensión para al final, partiendo desde esa premisa inicial, mostrarnos los más hermosos paisajes humanos y naturales. Aquí sucede al contrario, se parte de una premisa estética para saciar otra ética o moral. No sería justo que a este cineasta ni a ningún otro pidiéramos que configurara su obra y el desarrollo de la misma en base al cine anterior, pero si que su discurso estético y plástico dejan de partir del más limpio de los alegatos.

    Creo que es una obra fallida, hermosamente fallida, y nunca por su lentitud, que a mi personalmente no me a parecido calmosa, pues un proyecto como este necesita sin duda de ese discurrir. Es casi obligado. Me ha recordado a La empretriz Yang kue fei, pero en el sentido contrario, es decir, la total ausencia de pretensión desde la más profunda inocencia frente al ejercicio de estilo a mayor gloria de una ambición plástica y lírica. Igualmente cierto sentido redentivo a El arpa birmana, y algunos ejercicios de color a Los Sueños de Kurosawa, pero siempre desde la personalidad distinta de Kitano. Puede que ya nada sea igual y que cierta superficialidad vestida de hondura nos acune desde hace tiempo. No obstante, y creo que ya hemos hablado de ella en alguna ocasión, sí coincidimos en considerar ambos magistral aquella obra llamada Deseando amar, que sí se configura como un prodigio absoluto artístico y, sin duda, una de las grandes obras maestras de las últimas décadas.

    Aún así, es de agradecer otro cine, otra manera de visitar el dolor, la incondicionalidad, la poesía y el retorno a esos recuerdos, a esas conductas que dejaron al amor vestido de muerte, pues en el fondo esta película es un pintura que refleja como el amor y los seres que lo habitaron quedan vagando para siempre cuando su milagro interior es violado por el abandono, el trueque más prosaico o la cruel realidad. Comprendo perfectamente que esta película sea para ti una obra maestra, pues deambula en ese filo de la navaja que a veces puede caer del lado de los sutiles y sensibles. Un fuerte abrazo y gracias por descubrirme películas distintas.

     
  8. plared

    21 agosto, 2012 at 15:07

    Una película reflexiva que honda mas que en el amor. En lo profundo del espíritu humano. Que, juega con los sentimientos, retorciéndolo para mostrarnos lo fácil que es quebrarse.

    Historias entrelazadas si, que en un principio apenas tienen sentido, pero que van tomando forma con un nexo de unión. Y ese es el drama que hace que mentes en apariencia normales, por un hecho puntual o mas bien por errores del pasado, vaya retorciéndose hasta abandonar el mundo que nos rodea encerrándose en uno propio. Ajeno a ese dolor provocado ya sea ficticio o real.

    Un director absolutamente mágico que a través de como dices poesía visual y usando colores que en la mitología japonesa tienen mucho sentido. Nos va entregando en pequeñas gotas de dolor, un historias que podría sucedernos si se dieran las circunstancia precisas. El amor aquí es mero vehículo para mostrarnos heridas del alma, ya que en realidad lo que ahonda esta película es precisamente en eso. En el cataclismo que puede producirse para llevarnos hacia la destrucción del mundo real y la creación de propios, ajenos totalmente al mundo exterior.

    Una película fascinante en la que en realidad cualquiera de las tres historias, podrían perfectamente ser una película independiente. Una obra de arte de un director que al igual que en su otra obra maestra Hana-bi. Ahonda en esas heridas del espiritu y en cierto abandono de lo que nos rodea, para centrarse en mundos interiores mucho mas complejos y creados cuando el exterior produce un corto circuito demoledor para nuestra alma. Ya que en realidad lo que esta herido es esa parte etérea que ningún agnóstico podrá nunca demostrar su no existencia

    Cruel como en ese final, en que una vez que aparentemente puede producirse la recuperación de esos amantes unidos todavía por una cuerda como símbolo de un cordón umbilical. Destruye a sus personajes de forma absurda. Final provocado precisamente por ese mundo exterior que acaba con los mas débiles, los que ya son ajenos a el, que en vez de provocar compasión, son motivo de burla y si puede ser, de escarnio y crueldad como es una violación de quien ya es ajeno a todo lo exterior.

    No hay mayor crueldad que la de los humanos con los humanos nos viene a decir. Y a la vez, con lirismo propio de un genio nos regala una historia profundamente intimista y clásica como es la del mafioso en el banco del parque, Y todo ello, alejado de la violencia característica de este director y sin hacer uso del sentido del humor negro que caracteriza su obra, ya que aquí la tristeza es reina señora del argumento y de las imágenes

    Heredera de las películas que nombras, en especial de Los Sueños. A la que pienso que le rinde homenaje por su clasicismo. Aunque mucho mas bella plasticamente, de una poesía interior absolutamente arrebatadora. De un lirismo que supera a la tristeza que emana, ya que hasta la música es infinitamente melancólica. Una obra maestra, que en ningún momento considero fallida, ya que lo que pretende mostrar, lo hace de manera inteligente y de forma hipnótica, delicada y sumamente asfixiante

    Digamos que un tratado lírico sobre la locura visualmente demoledor sin abandonar un clasicismo oriental en cuanto a intenciones. Junto a Old boy lo mejor del cine oriental moderno. Película la coreana, que si no has visto te recomiendo, aunque violenta hasta el extremo, un complicado puzzle de pistas aparentemente sin sentido con quizás el mejor final que he visto en la historia del cine. …. Saludos y me sigue gustando verte por el fondo del armario……..

    Por vcerto Old Boy tiene una critica en este sitio, búscala por ahí….Abrazo muy fuertes y me alegro de que aunque no parece entusiasmarte te acerques a este tipo de cine. Muy alejado de lo que habitualmente ves. Cuídate y tu respuesta, pues genial. Me ha dado casi reparo contestarte, la verdad es que has estado brillante y dudo que mi respuesta este a la altura

     
  9. altaicaaltaica

    21 agosto, 2012 at 16:35

    Comprendo todo lo que argumentas y lo que sientes al ver esta obra, pues en ella se dan muchos de los elementos que, tal vez, solo el cine japonés es capaz de visitar. Ya desde sus orígenes ha sido, probablemente por su cultura, una filmografía mágica y distinta, ausente de esa ampulosidad que muchas veces a caracterizado al cine del norte y del centro de Europa. Sin ningún género de dudas estoy mucho más cerca del cine nipón que del sueco o danés, de antaño o presente, el cual fue para algunos extraordinario y ahora también, en cineastas como Bergam o Trier, por poner dos claros ejemplos de ayer y de hoy. Muchas veces cuando se habla de Europa yo siempre digo que en realidad nunca ha existido Europa ni cultural ni afectivamente, y a la historia me remito. Y, claro está, el cine y sus costuras no se escapan de culturas distintas, paisajes distintos, afectos distintos, músicas distintas o historias distintas. A veces se confunde que durante un periodo de la civilización ésta estuviera ubicada en un área geográfica con que la misma y sus habitantes fueran parecidos, cuando no lo han sido nunca. Pero ese es un tema complicado.

    Sin entrar en el juego macabro de si la belleza y plástica de Los Sueños de… es más o menos hermosa que la película que nos ocupa, de lo que habría mucho que hablar, sí diría yo que esta obra pone de manifiesto como el amor mágico, el amor del alma, el amor de Flaubert, Dumas, Neruda, Bronte, Shakespeare, Austen, Toltoi, Rostand, Duras y tantos ya no es posible en el mundo que habitamos y está herido de muerte. Los que son capaces de sentir de esa manera, de hacer de su alma amor y de su amor alma y principios están irremediablemente arrinconados a morar en un país llamado autismo.

    Y ya que hablas del mejor final de la historia del cine, yo creo que siempre me quedaré con el final de Ran, probablemente el mejor epílogo que mis ojos, neuronas, alma y epidermis han visto jamás. Y curiosamente ambos son orientales. Un fortísimo abrazo y tómate algunas cervezas pues son magníficas para los cálculos renales y los cálculos mentales.

     
    • plared

      21 agosto, 2012 at 21:07

      No solo el japones, el coreano últimamente es magnifico y películas como Old boy, esplendida y muy superior a las otras dos que componen la trilogía de la venganza, lo demuestran. Aunque no se queda solamente aquí, toca prácticamente todos los géneros y brilla bastante mas que el nuestro o el americano. Demasiado encasillado últimamente en sus propias contradicciones que navegan entre el cine mas comercial y el de autor. Sin llegar nunca a conseguir unir ambos. En esto los orientales nos ganan, ya que consiguen esa unión sin el mas mínimo esfuerzo.

      Es curioso pero dramas románticos como More than blue, de sencillos y líricos te tocan bastante mas que películas que se suponen realizadas por nuestra cultura y para nosotros. My generation, otra imprescindible y si buceas un poco por Internet veras multitud de películas que mezclan el thriller con el cine negro y son entretenidas y ademas suelen gustar a la critica y publico. En fin, si hay una filmografia en alza últimamente es la coreana, como lo han conseguido, ni idea pera la nuestra en vez de llorar tanto, debería de tomar nota ya que no creo que corea sea un pais superior al nuestro ni tan siquiera hace años tenia tradición cienmatografica.

      Y completamente de acuerdo, la frialdad del norte de Europa es atrayente, pero la oriental viene acompañada de lirismo y de poesía visual que se hecha de menos en el sesudo cine nórdico. Por ello quizás su éxito reciente, ya que en ningún momento se avergüenza de querer gustar o de expresar la belleza con imágenes líricas e incluso cargantes, En explotar los colores y todo ello sin olvidar que esto es un negocio y que hay que gustar. No hacer una película para cuatro de las gafas bien gordas y que el personal mas corriente huya como de la peste al ver sus intenciones, algo a lo que tenemos tendencia en Europa…..que parecemos avergonzarnos si algo tiene éxito, como si eso fuera sinónimo de poca calidad.

      Y si, desgraciadamente este mundo de prisas camina hacia el autismo total. La perdida de valores, de identidades en aras de un bien común y una globalizacion que esta resultando desastrosa. son en mi opinión las culpables. Ya que nuestra intelectualidad y mentes pensante habitualmente cegatas a todo lo que no sea una izquierda perdida en tiempos ya pasados. Nos esta arrastrando hasta esta perversión del capitalismo actual, donde el todo vale impera al no existir ya ni códigos éticos ni mas poder que el del dinero.

      Que curiosamente esta situación la han generado los que precisamente están contra el capitalismo. Ya que al perderse valores como la familia, la tradición, religion y todo lo que ha fundamentado nuestra identidad cultural. No hay oposición posible al avance del materialismo.Complicado de explicar y una teoría que hace que en las reuniones de sesudos tipos vestidos de armany que hablan de revolución cultural. Me miren como un bicho raro y lo único que les corte sea mi amplitud, no de mente, pero si de hombros……..

      No dejes de ver Old boy, te sorprenderá, en especial a partir de la mitad de la película. Realmente buena y si quieres ver algo sencillo, una historia de amor contada de forma exquisita y profundamente bella. More than blue, tampoco es mala elección. Abrazos y encantado de responderte siempre

       
  10. kaldina

    27 mayo, 2013 at 20:33

    … No sé porque nunca puedo ver las pelis que recomiendas, las que no consigo no las puedo ver… que pesar 😦

     
    • plared

      28 mayo, 2013 at 2:15

      Pues esta, aunque lenta es todo un ejercicio de estilo preciosista. Realmente si se logra entrar en su parsimonia….Historias entrelazadas sin unión aparente que terminan siendo una…De las mas bellas filmadas en los últimos años…Imprescindible. Cuídate

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: