RSS

Archivos diarios: 26 marzo, 2011

Centauros del desierto….. La soledad del heroe


centauros del desierto - western - John ford

centauros del desierto

Una de las obras maestras de la historia del cine. Algo que queda claro desde esa primera escena. en donde el paisaje se abre para que se vislumbre a lo lejos. La figura  de John Wayne acercandose envuelto en el sol de la mañana.

Hasta ese final antológico, en donde cierra la puerta a sus sueños…… Para perderse en un atardecer casi de postal. Donde uno no puede dejar de preguntarse. Si por una vez hace lo correcto y todo quedara por fine en su sitio. Donde siempre debió de estar…..

Planteamiento sutil, donde a través de una historia y un retrato de personajes, el maestro Ford nos desgrana una historia enterrada mucho mas compleja que lo que a primera vista se ve.

Película absolutamente mágica, que traspasa el genero del western, para entrar directamente en la leyenda. No en vano es por muchos considerada una de las mas grandes de todos los tiempos. Tanto por dirección y belleza de planos.  Como por la enormidad del personaje  central que hace suya absolutamente la película

Protagonista que, ahondando en el racismo y la violencia. Perfectamente encarnadas en una figura de fuerza arrolladora. Ethan, interpretado por John Wayne representa el paradigma del héroe solitario, racista violento y misogeno que a lo largo de una búsqueda de alguien a quien desprecia. Sufre una transformación leve, pero perceptible para el espectador que hace tambalear todo en lo que cree.

Heroe o anti- heroe que se mueve por venganza, hacia los indios y hacia el mundo por no haberle dado lo que debería. Pero capaz de enfrentarse a toda la comunidad para defender a quien no es como ellos, en el fondo a quien desprecia. Lleno de matices y de sombras. Profundamente egoísta  pero capaz de renunciar a todo lo que tiene. Calladamente y sabiendo que solo el……Puede hacerlo

centauros del desierto - John Ford -  John Wayne

centauros del desierto – John Ford – John Wayne

Matices entre las sombras. Ese es el gran logro de una película que es ya santo y seña, no solo del oeste. Del buen cine de siempre. Del que sabe contar una historia e insinuar cien mas. Quizás la de una persona, pero  de riqueza extrema, aunque apenas se den pistas de un pasado que se adivina….

En un protagonista atípico para su época y plagado de grises extraños. Capaz de lo mejor y lo peor. Quizás un anti héroe o un héroe entre comillas. Algo, que queda a la opinión de un espectador. Sabedor de que es  difícil juzgar una vez que las cartas corren de mano en mano

De alguna forma es mucho mas que indios y vaqueros. De infinitos personajes duros en apariencia, pero con cierto extraño codigo solo identificable por ellos. Aderezados por que  secundarios enternecedores, como el viejo moss y su mecedora. El símbolo de la casa que nunca tendrá.

En fin, cine en estado puro con una dirección de actores soberbia y toda la sutileza que el gran ford sabe imprimir a sus historias. Obra maestra sin paliativos y capaz de destilar ese aroma que solo las grandes se reservan

 
10 comentarios

Publicado por en 26 marzo, 2011 en Cine, cine clasico, western

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,