RSS

Muerte en Venecia…..belleza efimera

14 Mar

Luchino Visconti -  Muerte en veneciaA veces y solo a veces. Se mezcla la belleza con la hermana eterna de la memoria mortal. Una búsqueda, quizás infructuosa de lo sublime a lomos de una jauría que eternamente camina….  Hacia un ocaso anunciado.

Palabras que podrían definir la búsqueda de una perfección, que solo existe en la mente de uno. Que, ante un devorador paso del tiempo, se hace mas importante, mas grande y dolorosoa en un intento por retener…. Lo que su caminar nos niega

Dolor y sufrimiento en una película de una lentitud aplastante. Plagada de imágenes serenas de belleza cautivadora. Demostrando, que el cine también puede ser arte.y como un suave bamboleo. Mecernos aderezados en perfecta simbiosis, con la sublime música del Adagietto de la 5ª Sinfonía de G. Mahler.

Profundamente barroca y mostrando sin pudor, un profundo lirismo disfrazado de homosexualidad. Plasmado en la imagen de la pura esencia de la belleza física y objeto de deseo. Mucho mas allá del meramente sexual. Representado por el jovenTadzio, como valedor de ese don pasajero.

Objeto de ese deseo enfermizo que se escapa entre los dedos. Construyendo, a través de esa fascinación no correspondida. Una historia para paladares exquisitos de búsqueda y muerte. De lo sublime, entendido como una quimera inalcanzable.

Un film en el que Luchino Visconti nos regala su particular visión sobre la búsqueda de lo imposible. Sobre anhelos no correspondidos y un tiempo que inexorablemente nos deja, una huella tan dolorosa como incierta. Que, aunque no queramos ver esta ahí, devorando como ave de rapiña ilusiones y esperanzas escondidas.

Muerte en venecia  -Dirk Bogarde -  Luchino Visconti

Muerte en venecia -Dirk Bogarde – Luchino Visconti

Película de profunda belleza cautivadora, que juega con los sentimientos de un espectador que asiste atónito a una catarata de sensaciones, resumidas en fotogramas. No apta para todos los públicos  pero si dirigida a quienes pueden bucear mas allá de un idea que simplemente se plantea.

Que flota en el aire y en un cierre misterioso. Asistimos a una muerte despojada de lo material. Simplemente expuesta a un sol de justicia que hace caer la mascara de lo que no somos. Mientras un dedo enigmático, señala un infinito que en un futuro sera el suyo.

Película extraña en la que Dirk Bogarde, encarna la búsqueda de lo que ya nunca volverá. En contraposicion a  Tadzio. Que, simplemente es lo que quedo atrás, lo inalcanzable. Quizás tenga muchas interpretaciones, quizás su ritmo este alejado del frenético y veloz que se estila hoy en día. Quizás solo sea cine para disfrutar y pensar en lo efímero…. quizás tantas cosas…

Otra de esas joyas que a veces eso que llamamos cine…nos regala

Anuncios
 
13 comentarios

Publicado por en 14 marzo, 2011 en Cine, cine de culto, drama

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

13 Respuestas a “Muerte en Venecia…..belleza efimera

  1. ALTAICA

    5 marzo, 2011 at 1:29

    Yo sigo pensando, pese a los que en una nueva revisión la rehuyen, que es una obra cumbre y emérita en esto que llamamos séptimo arte. Y los es por infinitas razones, pero sobre todo por aquellas que tú tan sabiamente analizas, si bien no está esculpida para náufragos de la sensibilidad. Por ese tempo que la lleva cadencial y elegantemente inmortal, pero al mismo tiempo nos sumerge en una sociedad y un mundo que llegan a su fin.
    En realidad es una hermosa metáfora en la que la muerte de compositor-personaje representa la muerte de un mundo, de una aristocracia burguesa que bebe en cristal de bohemia un vino llamado decadencia, que se niega a comprender que sus días están contados, que su impostura vital rodeada de la más rancia y hermosísima belleza son bruma en un bosque herido de muerte. La muerte física hermana de la muerte de una época y de un refinamiento que ya no volverá. En realidad la homosexualidad es anecdótica, pues Tadzio no es más que el ejemplo de esa belleza, la representación de ese egregio adonis apolíneo que bien pudiera llamarse búsqueda del artista, anhelo de la ansiada belleza del compositor, pintor o escritor. A fin de cuentas las sesudas discusiones entre los compañeros del músico sobre la belleza en el arte son un preámbulo de lo que un lugar como Venecia, un mundo que se agota y hombre que busca su final, nos advierten. Gracias una vez mas por reflexionar sobre el cine como lo haces. Un abrazo.

     
  2. plared

    8 marzo, 2011 at 4:06

    En fin que decirte compañero, sutil y acertado como siempre. Y me alegra ver que coincidimos en nuestra apreciación por una película defenestrada por muchos. Espero que volvamos a coincidir y ya sabes que siempre sera agradable leer tus letras, que con algo de envidia te digo, siempre superan las mías…… cuidate

     
    • ALTAICA

      11 marzo, 2011 at 22:27

      Ya sabes Patricio que siempre te he considerado un grande en esto del cine, y que tus crónicas son sencillamente magníficas y no existen aquí los falsos halagos. No he conocido a mucha gente con tu formación cinematográfica que es extensa como pocas, pues tocas el clásico y el actual de forma única. Yo me quedé en el clásico y en el actual o incluso relativamente actual tengo verdaderas lagunas u océanos. Un fuerte abrazo, y chico estoy desolado con el terremoto y el tsunami. ¡Qué horror!

       
  3. plared

    13 marzo, 2011 at 2:09

    Pues nada, por lo menos se que alguien las lee y le gustan. Lo cual siempre es agradable y mas sabiendo, que en esto del cine entiende bastante mas de lo que el cree. Cuidate compañero y si, el mundo parece empeñado en hundirse cono o sin, nuestra estimable ayuda

     
  4. Silveira

    27 agosto, 2011 at 12:25

    No hay corazón que no vibre al escuchar el adagietto de la 5ª de Mahler, sobre todo si este corazón se acuerda de Tandzo, de Aschenbach, de Venecia. En mi opinión, la sinfonía es una de las estructuras bases de la clásica adaptación al cine de la obra de Thomas Mann, por Visconti. En el libro, el personaje de Mann es un escritor y es a través del metalenguaje del texto el autor construye el aura de sentimento y melancolía tan característicos de la obra. Visconti, a su vez, quizás conciente de que no tendría el poder de la palabra, hizo de su personaje un músico ( inspirado en la figura de Mahler) y a través de la majestuosa sinfonía, la música, expresó la misma carga emotiva que el texto original. Prueba de ello es que ahora, escuchándola con la atención que se merece, se asoma a la mente el fantasma apasionado de Aschenbach deshaciéndose bajo el sol, la figura virginal de Tandzo sonriendo con el mar de trasfondo, el lido de Venecia ahogándose en su propia amargura. Un saludo!

     
    • plared

      28 agosto, 2011 at 1:12

      Como bien dices, la musica de Mahler, se funde con la pelicula hasta formar un todo. Y digno final el que tan acertadamente describes, ahogandose en su propia amargura. Saludos y bienvenido a este pequeño sitio

       
  5. Universo de A

    30 noviembre, 2011 at 12:41

    Visconti me gusta, y estoy convencido de que sus películas se basan en crear una emoción, un ambiente, aunque el de la decadencia parece su favorito.

     
    • plared

      30 noviembre, 2011 at 19:41

      Decadencia y barroquismo italiano se dan la mano. Y este director es ambas cosas. SAludos

       
  6. Universo de A

    13 enero, 2012 at 13:51

    Me apetece hablar de Visconti, así que vuelvo por aquí.
    ¿Sabes?, hay algo que siempre me ha llamado la atención de este director italiano, y es el hecho de que, si te fijas, en sus películas en muchos casos suele tratar temas realmente desagradables que en otro director no admitiríamos y considerariamos vulgares, sin embargo, de algún modo, él consigue elevarlos a un punto tan estético, que lo atroz de su temática carece de importancia. “Muerte en Venecia” creo que es un buen ejemplo de ello (y el desfase total a ese nivel es “La caída de los dioses”), porque no nos engañemos, detrás de todo ese platonismo y de la hermosura de la ciudad de los canales, a veces yo conseguía atisbar a un viejo verde potencialmente pederasta obsesionado con un preadolescente, y eso la verdad, era bastante desagradable. Pero no sé porque, a Visconti le consentimos que nos muestre estas cosas, algo tendrá.

     
    • plared

      14 enero, 2012 at 1:55

      La elegancia de las clases altas, en realidad es eso lo que tiene. Cualquier tema es tratado con finura y ese halo de barroquismo que acompaña a su obra. En cualquiera resultaría pedante, en el profundamente elegante. De cualquier forma creo que voy hacer una critica del gatopardo, ahora que me lo recuerdas. Probablemente la película que mas me gusta de el…. Un abrazo y cuidate

       
  7. Licantropunk

    15 enero, 2012 at 21:06

    A mi, sin embargo, me gustó más “El gatopardo”. El ambiente capturado por Visconti en “Muerte en Venecia” es magistral, la interpretación de Dirk Bogard es impresionante, pero la construcción de su “obsesión” no me acabo de convencer. Quizá el que no me gustaba es el elegido para el papel de Tadzio. Quizá le deba dar otra oportunidad a esta película.
    Saludos.

     
    • plared

      16 enero, 2012 at 2:40

      Cierto Dick Bogarde esta impresionante, verdaderamente genial como actor. Ya que pocos pueden igualar papeles en los que se requiera el grado de tortura interior que el aporta. En cuanto a su obsesión, yo mas que por la mera belleza física que representa esa atracción homosexual. Lo veo como una búsqueda de la belleza que esta representada en Tadzio. Y mas, cuando la propia se escapa entre los dedos. Por eso, el aspecto de querubín que haría las delicias de Passolini, le queda perfecto. Ya que es esa belleza pura lo que el busca, disfrazandola de homosexualidad. Vamos que realmente no lo desea sexualmente, mas bien como esa belleza perdida, que es lo que busca tanto en la muerte bajo ese sol en la playa, como en sus composiciones musicales. Aunque un tinte resbalando por la frente, rompa ese idilio con ella y nos recuerde que la vida no es un cuadro.

      Desde luego una película que aunque conserve su apariencia tradicional, se envuelve de un refinamiento demasiado cargado. Entrando de lleno en el mas puro amaneramiento, Algo que imagino que produce rechazo en muchos. Pero creo que es algo necesario para contar lo que el pretende. Por ello, a pesar de ese aspecto de sueño erótico de un pedofilo que tiene tadzio. No veo que chirrié en el papel, ya que lo que debe de representar es la belleza pura, sin artificios y creo que lo consigue.

      Quizas su película mas simbólica, en la que a través de la música de mahler y de su siempre barroca construcccion preciosista. Nos narra un adiós a la vida de manera exquisita y su infinita obsesión sobre la búsqueda de una perfección que quizas solo exista en la mente de uno. Del paso del tiempo y de sus heridas y como no….De la infinita soledad de quien se considera distinto. Abrazos

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: